346- Ocho días a pie por Navarra y Euskadi | FINAL GR11 PIRINEOS

El GR11 Pirineos es un camino por la historia. La senda está llena de momentos de hace cien y mil años, relatos de invasiones armadas, de batallas cruentas, saqueos y horrores que quedaron olvidados porque nadie escribió con detalle sobre ellos. El papel donde disparar la imaginación son los castillos, las masías en ruinas, las torres de vigilancia de caminos aislados, las cabañas de pastores convertidas en refugios y los restos de aviones estrellados en la montaña, que también estaban en Navarra y Euskadi.

Yo no lo viví, pero todavía se escucha el recuerdo de los refugiados españoles huyendo de la guerra civil, atravesando estas mismas montañas con lo poco que podían llevar consigo, como hoy hacen los sirios y los afganos, y mañana ocurrirá en otro rincón desgraciado de nuestro planeta. Es un espejo en el que cuesta identificarse.

Por estas montañas cruzaron héroes, traidores y fugitivos. Pilotos ingleses y americanos derribados en la Francia colaboracionista de Vichy. Nazis que huían del derrumbe de una Alemania derrotada y buscaban cobijo en la España de Franco, en la Argentina de Perón, en Brasil, en Chile, en Paraguay y hasta en el mismo Estados Unidos. Espías que trabajaban por dinero, espías que trabajaban por apoyar una ideología en la que creían, espías que trabajaban como espías por la emoción.

Todos utilizaron los mismos pasos de montaña en una época en la que la ropa que abrigaba nunca era suficiente. Elegían lugares donde los gobiernos no podían enviar soldados porque estaban muy alto o muy lejos, o porque habían sido olvidados. Muchos pastores eligieron un bando, y guiaron a los fugitivos por pasos que hace 70 años solo conocían ellos y sus ovejas.

Los Pirineos están llenos de héroes anónimos, de historias de aventuras. Hoy, elige un papel, un carácter, un personaje. Ponte bajo su piel, camina.

••••

Cómo preparar una mochila de menos de 10 kilos para viajar dos meses a pie por la montaña.

Mujer con mochila caminando por el bosque
Apenas salimos de Aragón entramos en los bosques de Navarra, y el GR11 cambió completamente.

GR11 PIRINEOS DÍA 48 | Travesía a pie desde el camping de Zuriza a Isaba.

  • Distancia aproximada: 11 kilómetros.
  • Desnivel aproximado (ascenso): 800 metros.
  • Desnivel aproximado (descenso): 1200 metros.
  • Tiempo aproximado: unas 3 horas.
  • Mes: segunda quincena de agosto

Aquí volvemos a tener dos opciones hacia el pueblo de Isaba. Una más larga que avanza por la Peña Ezcauri o una más corta que avanza por el Valle de Belabarze. Después de cuarenta y muchos días caminando decidimos tomar la más corta. Caminar el GR11 completo, de un tirón, es un viaje espectacular. Pero siempre hay un momento en que decides acelerar para llegar un día antes a casa.

El sendero parte del camping de Zuriza, cruza el puente que está unos metros más abajo, y comienza a avanzar en paralelo a la carretera mientras sube los cien metros que nos separan del Collado de Arguibiela. Es extremadamente fácil. Cuando crucemos la carretera estaremos en Navarra.

Luego seguimos un camino de tierra cerrado al tránsito que rápidamente se convierte en un sendero que desciende por un bosque precioso durante una media hora, hasta llegar al Valle de Belabarze. Cuando lo alcanzamos seguimos avanzando por la orilla del bosque con la carretera a la vista, a unos cien metros al otro lado del arroyo. El sendero es casi completamente plano y en una hora llegaremos a la Borda de Valentín, una extraordinaria explanada de césped donde acampar junto al arroyo, que aquí sí lleva agua. Si miras bien encontrarás hasta varios baños químicos.

Nota: nosotros llegamos aquí el día anterior desde el Achar de Aguas Tuertas, pero por una cuestión de organización, decidí presentar esta etapa en la que entramos en Navarra de forma individual. 

Cruzamos el arroyo por un pequeño puente y lo seguimos por un antiguo camino cubierto de césped. Entramos al bosque y avanzamos siguiendo las marcas del GR11 Pirineos hasta dar con un camino de tierra que aparece unos dos kilómetros antes de llegar a Isaba. Es otro lugar perfecto para acampar.

Seguimos el camino de tierra, que está bordeado de montones de plantas de moras. Poco después encontramos un desvío muy bien marcado que nos lleva por un sendero hasta la Ermita de Belén. Unos metros más y entramos en Isaba.

Dónde dormir: hay varias buenas zonas de acampada en el camino. En Isaba hay hoteles.

Dónde comer: en Isaba hay supermercados, bares y restaurantes.

••••

Cómo equipar una furgoneta para viajar alrededor del mundo sin arruinarte.

GR11 PIRINEOS DÍA 49 | Travesía a pie desde Isaba al camping de Ochagavía.

  • Distancia aproximada: 22 kilómetros.
  • Desnivel aproximado (ascenso): 750 metros.
  • Desnivel aproximado (descenso): 750 metros.
  • Tiempo aproximado: entre 6 y 7 horas.
  • Mes: segunda quincena de agosto

Nota: esta etapa la completamos durmiendo antes de Isaba, en los llanos de la Borda de Valentín, un total de 27 kilómetros. Es una etapa fácil donde el único problema es la falta de agua. Por eso recomendamos llevar por lo menos un litro y medio por persona.

Volvemos a la parte baja de Isaba después de unos choricitos en sidra y cruzamos un puente. A la derecha sale el GR11 Pirineos, muy bien marcado, que comienza a ascender lentamente los primeros metros de la Sierra de Uztárroz. Apenas empezamos, descendiendo unos escalones antiguos hacia el río, está la primera fuente. A unos 500 metros está la Ermita de Nuestra Señora de Idoia, abrimos la puerta, y por allí encontramos la última fuente. A partir de aquí y durante casi 21 kilómetros no encontraremos más agua potable o mínimamente decente. Sólo charcos de lodo.

Seguimos adelante, cruzamos un antiguo camino abandonado y encontramos una bifurcación donde debemos girar a la izquierda. El sendero se empina y empieza a ascender con más intensidad durante unos trescientos metros de desnivel siguiendo una alambrada. Cuando la abandona asciende poco a poco y cruzando torrentes en donde sólo encontramos barro, a pesar de las lluvias. El sendero no tiene pérdida y avanza siempre bajo el manto del bosque.

Llegamos a un cruce de caminos abandonado y hace un giro brusco a la derecha, casi como queriendo volver atrás. Está todo bien señalizado, por lo que el riesgo de perderse es casi nulo. Avanzamos por un camino ancho abandonado hace tiempo que después de un par de curvas nos lleva hasta los prados que se abren en la cima de Saitsederra.

Tomamos a la izquierda siguiendo el sendero que aparece cavado en la tierra. Ya dejamos atrás la cubierta del bosque y los ascensos son muy suaves, con una vista ya completamente abierta de los bosques y los montes que nos rodean. Poco más de un kilómetro después llegamos al Collado de Saitsederra, donde empezamos a seguir durante 16 kilómetros un camino de tierra para vehículos que nos llevará directamente hasta Ochagavía.

Estos kilómetros son un paseo por zonas forestales, y se parecen muchísimo a los caminos boscosos del oeste de Estados Unidos. Las subidas son muy suaves y hasta es posible avanzar sin tener que prestar atención adónde vas pisando. A mitad de camino está el Merendero de Zopotrea, cruce con el GR13, donde encontramos la única charca (embarrada y para animales) del camino.

Poco más de un kilómetro después hay un viejo refugio de pastor con chimenea, mesa, banquetas y tarimas para dormir. No hay agua y aún nos quedan diez kilómetros de camino hasta Ochagavía, en los que nos cruzamos con una sola camioneta. Y es sábado.

Dónde dormir: en Ochagavía hay hoteles, hostales y apartamentos; nosotros buscamos el camping que está un kilómetro al sur del pueblo.

Dónde comer: en el pueblo hay bares, restaurantes y supermercados. Recomendamos una panadería que está sobre la ruta NA-140, con estacionamiento delante, donde además de pan tienen un poco de todo.

••••

Por el Mal Camino: cuando viajar ya no es un placer. Los peores seis meses de los últimos 20 años de vida en la ruta.

Refugio libre en el Paso de las Alforjas, cerca de Ochagavía, Navarra.

GR11 PIRINEOS DÍA 50 | Travesía a pie desde el camping de Ochagavía a Hiriberri.

  • Distancia aproximada: 22 kilómetros.
  • Desnivel aproximado (ascenso): 1000 metros.
  • Desnivel aproximado (descenso): 800 metros.
  • Tiempo aproximado: entre 7 y 8 horas.
  • Mes: segunda quincena de agosto

A principios de septiembre ya suele hacer frío en Navarra. Los días permanecen nublados salvo algunos ratos de luz y calor y los arroyos por los que vamos pasando están secos. Son etapas de veinte kilómetros y hay que salir preparados.

El GR11 Pirineos deja Ochagavía por detrás de la iglesia, como si se tratase de un peregrinaje. Sube una calle de piedras muy empinada y desemboca a un sendero antiguo, marcado con las paradas del vía crucis, que nos lleva en media hora al Santuario amurallado de Muskilda. Vale la pena detenerse para echarle un vistazo.

Salimos por la parte de atrás, donde encontraremos la última fuente en casi 20 kilómetros. Caminamos unos 500 metros sobre una carretera asfaltada y tomamos un sendero que parte de la margen derecha. Sube un poco, no mucho, y luego continúa avanzando casi completamente plano a través del bosque y por un camino de tierra rodeado de plantas de mora que nos lleva a la Borda Botín. Un poco antes de llegar pasamos por unos graneros que pueden servir de refugio de emergencia.

Aquí comienza el ascenso del día, por un sendero que se abre paso por la vegetación del monte. Son casi 400 metros de desnivel en tres kilómetros. Pasamos por bosques umbríos y rieras secas. Sólo encontraremos algo de agua justo antes de comenzar la última subida por campo abierto, pero es un arroyo algo fangoso muy utilizado por el ganado.

Ascendemos pasando un par de tranqueras. El sendero está muy bien señalizado, como todos durante nuestro camino por Navarra. Cuando estamos llegando a la parte alta aparece un refugio libre, sin nombre y sin agua, pero construido frente a un acantilado con unas vistas inmejorables. A unos 50 metros hay un menhir caído y un poco más allá un dolmen desarmado.

Nota: en este punto puedes elegir salirte del GR11 para descender hacia Casas de Irati (no lo hicimos, pero siempre fue una opción) y retomar el GR11 en Burguete tras visitar Roncesvalles.

A partir de aquí avanzamos carenando el monte sobre el suelo mullido, con un césped que parece mejor que el de un estadio de fútbol. Es un lujo para los pies. Luego de un par de kilómetros parece que las marcas se pierden un poco, hay que rodear por la izquierda el monte Idorrokia para descender hasta un estacionamiento que hacer rato que vemos desde arriba. Allí hay bebederos para ganado, pero conseguimos agua de una caravana.

Tomamos el camino de tierra que asciende un poco hasta el Paso de Tapla, y seguimos recto cuando el camino desaparece. Damos con una balsa de agua junto a un camino que seguimos un par de cientos de metros hasta abandonarlo campo a través. Siempre seguimos las marcas del GR11. Pasamos junto a un búnker y comenzamos la parte más complicada del día: dos kilómetros de sendero embarrado bajo el bosque.

Finalmente cruzamos al otro lado de la montaña y comenzamos el descenso un poco más empinado, bajo un bosque que termina convirtiéndose en arbustos. Ya a la vista de Hiriberri pasamos junto a un bebedero de animales lleno de agua fresca donde aprovechamos para bañarnos antes de bajar al pueblo y buscar un sitio donde acampar.

Dónde dormir: en Hiriberri hay un par de casas rurales, una de ellas debe estar regentada por la señora Anabel, que por las historias que escuchamos días atrás parece una madre del GR11: te lava la ropa embarrada y te la deja doblada y limpia para cuando vayas a partir. Nosotros dormimos en el frontón del pueblo, es gratis, y dando la vuelta por fuera, en la parte de atrás, hay baños abiertos las 24 horas.

Dónde comer: el bar del pueblo se llama Berrendi. Tienen platos combinados, bocatas, cervezas, buenos precios y conversación. Te orientan en lo que necesites.

••••

Aventura: 3 Gringos, 10 días y una balsa de 6 troncos por un río del Amazonas.

El Silo de Carlomagno, en Roncesvalles, es un osario antiguo que guarda los restos de cráneos y huesos de antiguos peregrinos y viajeros.

GR11 PIRINEOS DÍA 51 | Travesía a pie desde Hiriberri a Burguete.

  • Distancia aproximada: 18 kilómetros.
  • Desnivel aproximado (ascenso): 650 metros.
  • Desnivel aproximado (descenso): 650 metros.
  • Tiempo aproximado: unas 5 horas.
  • Mes: segunda quincena de agosto

Partimos del frontón de Hiriberri en dirección a Obara a las 10 de la mañana, cuando empezó a amainar la lluvia. Salimos del pueblo y avanzamos sobre una carretera de tierra durante algo más de un kilómetro. A la izquierda de la ruta verás un desvío marcado con las señales del GR11 Pirineos, que lleva directamente a Obara por un sendero de tierra. En caso de dudas, puedes seguir por la misma carretera de tierra que vuelve a cruzar el sendero justo antes del puente sobre el río Irati.

En Obara hay un bar pero estaba cerrado, así que tiramos de nuestras reservas de comida antes de continuar por la calle que sale a la izquierda de la iglesia. (Si vas por la calle de la derecha de la iglesia encontrarás una fuente). La calle acaba y se transforma en un sendero que asciende rápidamente bajo un bosque.  Tras un par de kilómetros se convierte en una huella solo para vehículos 4×4. Tras una tranquera la huella mejora y llegamos a un cruce con un camino de tierra donde hay un bebedero para animales.

Durante todo el día seguimos las marcas del GR11 Pirineos, no hay posibilidad de perderse. Luego de un trecho el camino se embarra (llovió mucho en los últimos días), vuelve a sumergirse en un bosque y se junta a un camino asentado que va hacia Roncesvalles. Ocho kilómetros después de partir de Obara pasamos junto al primer arroyo con agua.

Dato: aprende algo sobre setas antes de partir a caminar el GR11. Vas a encontrar de todos los colores y tamaños y puede ser una buena alternativa al bocata. 

Poco después llegamos al desvío a Roncesvalles, nuestro desvío del día. Toca hacer algo de turismo. Justo antes de llegar nos encontramos con la zona de Campamento, que estaba cerrada. Abrimos la tranquera y pasamos a ver, hay buenos lugares donde acampar fuera de la vista, y con un arroyo cerca donde darse un baño.

La visita a Roncesvalles estuvo bien, aunque lo mejor fue el recorrido guiado por Julio, historiador y taquillero, que nos abrió las puertas al museo (custodiado por la Guardia Civil). Sus explicaciones fueron lo mejor de la visita.

De allí caminamos dos kilómetros y medio hasta el supermercado más cercano, en la entrada de Burguete, frente al destacamento de la Guardia Civil, y tomamos un atajo para reencontrarnos con el GR11 Pirineos. Comenzamos a caminar hacia el albergue de Sorogain siguiendo un arroyo, y tras cruzar una tranquera encontramos unos prados espectaculares para acampar junto al río Suringoa.

Dónde dormir: En Roncesvalles y Burguete hay hoteles, hostales y alojamientos para peregrinos. No hay un camping organizado, pero hay montones de prados donde puedes acampar libremente si escondes un poco tu tienda. No olvides llevarte tu basura, no hacer fuego y no dejar una sola marca de tu paso.

Dónde comer: En Roncesvalles y Burguete hay bares y restaurantes. En Burguete hay supermercados.

••••

Cómo comprar una moto en Vietnam para viajar por el Sudeste Asiático

Los bosques de Navarra son capaces de transladarte a una historia de elfos, hadas y brujas. Son pura magia

GR11 PIRINEOS DÍA 52 | Travesía a pie desde Burguete hasta el Puerto de Urkiaga.

  • Distancia aproximada: 17 kilómetros.
  • Desnivel aproximado (ascenso): 800 metros.
  • Desnivel aproximado (descenso): 800 metros.
  • Tiempo aproximado: entre 6 y 7 horas.
  • Mes: últimos días de agosto.

Con mucha pena partimos temprano de uno de los campamentos más bonitos del GR11. Esos prados daban para quedarse, para tomar un día de descanso. Pero toca seguir, ya sólo nos quedan cuatro etapas, cuatro o cinco días, para llegar al Cabo Higuer.

Continuamos arroyo arriba. Esta primera parte del día es extremadamente sencilla; el camino está bien marcado, no hay cruces confusos. Hay que seguir el camino de tierra primero bajo el bosque y luego a cielo abierto, sobre los prados ondulados. No hay pérdida. Allí arriba el camino de tierra gira hacia la izquierda y las marcas del GR11 continúan pegadas a la alambrada que sube por la última colina. Síguelas; la tentación de rodear el monte por un camino de cabras es grande, pero al otro lado hay un pequeño collado y puedes terminar más abajo o más arriba.

Es mejor cruzar al otro lado de la alambrada por los escalones que hay en la cima, para evitar las buenas zonas de barro que hay en el collado. Luego sigues las marcas en los postes de la alambrada, bajará y bajará y llegarás directamente hasta el Albergue de Sorogain (Casa Pablo en los mapas de Prames).

Después de una caña (o lo que quieras) en el bar del refugio continuamos caminando un kilómetro por la carretera. Salen dos desvíos hacia la izquierda, hay que tomar el segundo. Allí comienza el verdadero ascenso del día. El sendero se empina y los troncos de los árboles se cubren de musgo. Purificamos agua del arroyo antes de que desaparezca y buscamos brujas, elfos y hadas bajo la niebla que nos rodea en uno de los bosques más hermosos del GR11 Pirineos. Bienvenidos a Navarra. La cima del Collado Araiun parece no llegar nunca y, cuando lo hace, nos deja desnudos frente a la humedad de la niebla.

A pesar de la poca visibilidad podemos seguir el sendero y sus marcas que descienden poco a poco por los campos pelados hasta que entramos en otro bosque. Volvemos a encontrar el rastro destructivo de una explotación forestal, pero ésta vez con los caminos enfangados. Perdemos las marcas del GR11, que deberían estar en árboles recientemente cortados, y debemos confirmarlo con el GPS. Un kilómetro adelante el camino aparece cementado y poco después tomamos un desvío que baja directamente a través del bosque.

Justo antes de llegar al Puerto de Urkiaga hay un búnker bastante grande. Casi sobre la ruta hay un contenedor/vivienda/oficina blanco, que debe ser de la explotación forestal. Cuando llegamos estaba abierto y vacío, por lo que decidimos quedarnos allí a pasar la noche. Ven preparado, no hay agua.

Dónde dormir: Puedes quedarte a mitad de camino en el Albergue de Sorogain. En los carteles de información del Puerto de Urkiaga había clavado con chinchetas un cartel de un hotel cercano que te vienen a buscar si necesitas alojamiento (70 euros la noche, taxi incluido).

Dónde comer: si sabes de setas no necesitas llevar comida, ya que el monte está lleno de ellas a principios de septiembre. Sino, sólo te queda el Albergue de Sorogain.

••••

Doce consejos para cruzar la frontera entre Estados Unidos y Canadá.

Niebla en el bosque encantado, camino del collado Aratun.
Niebla en el bosque encantado, camino del collado Aratun.

GR11 PIRINEOS DÍA 53 | Travesía a pie desde el Puerto de Urkiaga a Elizondo.

  • Distancia aproximada: 19 kilómetros.
  • Desnivel aproximado (ascenso): 450 metros.
  • Desnivel aproximado (descenso): 1150 metros.
  • Tiempo aproximado: entre 5 y 6 horas.
  • Mes: últimos días de agosto.

Quedarnos en ese contenedor en medio del bosque a pesar de haber podido seguir caminando otras dos horas hasta un sitio donde supuestamente había agua fue la mejor decisión que podíamos haber tomado. Dormimos secos, no tuvimos que cargar la tienda húmeda y ya estábamos en camino a las 8 de la mañana,

El camino fue extremadamente fácil, aunque la niebla cubría y mojaba todo. Cruzando la ruta hay dos caminos de tierra que salen paralelos: tomamos el de la derecha. Lo seguimos unos 500 metros y cruzamos la alambrada por una pequeña escalera. Los primeros metros son intensos, luego el GR11 PIRINEOS continúa ascendiendo con mucha más calma bajo el bosque, alcanzando distintas Bordas o casas rurales que permanecen cerradas. Alguna incluso tiene grifo, pero no sale agua.

Nota: A dos kilómetros del Puerto de Urkiaga está el Refugio de Zagua, que aparentemente tiene agua y quizás esté abierto: no lo pudimos comprobar.

Luego abandonamos el bosque y caminamos debajo de la lluvia, por dentro de las nubes, siguiendo los postes del GR11 y la huella cavada por los pasos sobre el césped. En un cruce de caminos las señales nos hacen girar en ángulo muy cerrado hacia la derecha y continuamos avanzando, dejando a un lado a una serie de garitas de caza,  sin techo, que veremos a lo largo de todo el camino.

A los seis kilómetros el sendero desciende al Collado de Zaldegui donde encontramos una fuente, un tubo de PVC del que sale un pequeño chorro de agua. Este bosque parece encantado. A pesar de lo que digan otras guías, todas las casas, casetas, Bordas y refugios de caza por los que pasa el GR11 estaban cerrados. Con suerte puedes encontrar un sitio de emergencia en un cobertizo de leña.

Luego de otro par de casas cerradas, el sendero vuelve a ascender a una zona de pastos. Navarra es húmeda, la probabilidad de caminar por dentro de las nubes de agua y terminar empapados es alta. Nos salva el poncho, que cubre el pecho, la mochila y parte de las piernas. Cruzamos una alambrada por otra escalera de madera y alcanzamos otra alambrada que señala la frontera con Francia. La seguimos durante algo más de un kilómetro y volvemos a ascender. Tomamos un atajo para rodear la Peña de Alba y, con el sendero embarrado y la pendiente muy inclinada (y niebla, y lluvia) decidimos volver atrás y buscar nuevamente el GR11.

Lo volvemos a encontrar cuando deja atrás la frontera con Francia y comienza a descender por el bosque buscando ya un camino más asentado. En Urballo hay otra casa cerrada, pero con un cobertizo para leña abierto, adecuado para emergencias. Después de tanto barro los caminos asentados son una tentación, así que avanzamos otros dos kilómetros por la ruta de tierra paralela hasta retomar el GR11.

Por aquí volvemos a encontrar arroyos (probablemente producto de las últimas horas de lluvia) y bajamos hacia Elizondo combinando sendero y carretera de tierra y asfalto.

Dónde comer: En Elizondo vamos al restaurante Eguzkialde, sobre la avenida principal, donde por 10,50 euros nos comimos un menú de dos platos, vino, postre, café y pan. Un placer. Allí cerca hay un supermercado Día.

Dónde dormir: un kilómetro adelante está el Albergue Kortarixar (Tel. 626 532 452) donde conseguimos una habitación por 30 euros con las mejores duchas que podría haber imaginado. Después de tanto caminar, valía la pena.

••••

Comidas y bebidas: Frutas (raras) de la selva

El camino del GR11 está jalonado por búnkers construidos durante la dictadura del General Franco para evitar una invasión aliada después de la Segunda Guerra Mundial, o el retorno aramado de los los exiliados. Ninguna de las dos llegó a ocurrir.

GR11 PIRINEOS DÍA 54 | Travesía a pie desde Elizondo a (casi) Bera de Bidasoa.

  • Distancia aproximada: 27 kilómetros.
  • Desnivel aproximado (ascenso): 1100 metros.
  • Desnivel aproximado (descenso): 1300 metros.
  • Tiempo aproximado: unas 10 horas.
  • Mes: últimos días de agosto.

Abandonamos temprano el Albergue Kortarixar después de una nueva ducha (y van tres en 12 horas) y retornamos al centro de Elizondo para buscar ¡la penúltima etapa de la Travesía de los Pirineos! Hay varios senderos que ascienden y tomamos uno que en menos de un kilómetro se junta con el GR11. En la subida se cruza varias veces con la carretera, e incluso avanza sobre ella hasta llegar a Maistruzar, un área de picnic con mesa y agua potable que está a 3,5 kilómetros de Elizondo.

El sendero está muy bien marcado durante todo el recorrido, y casi dos kilómetros después nos cruzamos con la fuente, ya en el bosque. Se nota la diferencia con los días anteriores, hay más agua, más caminos, más casas, e incluso más abuelos que caminan con sus perros preparándose para el próximo invierno.

En esta etapa larga, de 30 kilómetros entre Elizondo y Bera de Bidasoa, todo se sucede más o menos cada dos o tres kilómetros. El GR11 continúa ascendiendo tan lentamente que casi no lo notamos y otros dos kilómetros adelante llegamos a la parte más alta del día, en el Collado de Atxuela. Allí, a 800 metros de altura, pasaremos por toda una línea de bunkers construidos durante la dictadura del General Franco. No están preparados para dormir dentro.

Ya en el descenso cruzamos la carretera de Navarra 4453 (desde donde puedes tomar el desvío a las Cuevas de Zugarramurdi) y avanzamos otros tres kilómetros hasta la zona arqueológica del Monte Zentinela, donde podrás ver dólmenes, menhires, túmulos y cromlechs de miles de años.

Tres kilómetros después llegamos a un desvío, con una nueva fuente y un plano perfecto para acampar. Aquí estamos a doce kilómetros de Bera de Bidasoa y a 17 kilómetros de Elizondo. En realidad se puede acampar casi en cualquier sitio, sólo hay que pedir permiso si pasas una alambrada, pero aquí además tienes agua.

Encaramos las últimas subidas del día para rozar y entrar levemente en Francia. Esta es una zona de caza de palomas, verás las plataformas elevadas varios metros, casi hasta la copa de los árboles, jalonando el camino. Cinco o diez minutos antes de llegar a la Venta de Lizarrieta (un almacén y bar de productos básicos con vistas a Francia), en un cruce e caminos, hay una serie de parapetos para cazadores; si volvemos unos cien metros atrás encontraremos un refugio/cocina de unos tres por tres metros, donde podríamos pasar la noche.

Luego el camino de tierra baja serpenteando hacia Bera de Bidasoa, rodeado de castaños. Aquí tomamos nuestra variante del día: en lugar de seguir el GR11 PIRINEOS hacia el Monte Santa Barbara, con un nuevo desnivel y subida de 150 metros incluido, tomamos un camino asfaltado que sale hacia la derecha y no vuelve a subir. Es más, a un kilómetro hay un nuevo manantial que surge a un lado del camino, cerca del cual buscamos un sitio para acampar.

Dónde dormir: puedes caminar hasta Bera de Bidasoa y buscar un hotel, o aprovechar la posibilidades de la acampada libre en los lugares abiertos, o pedir permiso cuando hay que cruzar una alambrada. La gente, cuando se pide permiso con honestidad, no suele decir que no. Recuerda que también hay un posible refugio cerca de la Venta de Lizarrieta.

Dónde comer: si está abierto, el único sitio es en la Venta de Lizarrieta. O en Bera de Bidasoa, si aceleras.

••••

Salud en Ruta: Cómo curar mordidas de perro

Túneles de la Vía Verde de Bidasoa, un camino construido sobre una antigua vía de tren entre Irún y Bera de Bidasoa.

GR11 PIRINEOS DÍA 55 | Travesía a pie desde la fuente antes de Bera de Bidasoa al Cabo Higuer POR VARIANTE DE VÍA VERDE.

  • Distancia aproximada: 27 kilómetros.
  • Desnivel aproximado (ascenso): 100 metros.
  • Desnivel aproximado (descenso): 100 metros.
  • Tiempo aproximado: unas 7 horas.
  • Mes: 1 o 2 de septiembre.

Último día de la Travesía de los Pirineos! Ya llevamos unos 800 kilómetros de camino, subiendo y bajando montañas. Cada día superamos un promedio de entre 800 y 1000 metros de desnivel, y ya van más de cincuenta días! Durante todo el camino hemos tomado distintas variantes que nos han sumado y restado kilómetros, el GR11 ha sido para nosotros el camino base, la columna vertebral que seguimos para explorar los Pirineos españoles.

Ya no tiene sentido volver a subir un monte para bajar al otro lado por eso decidimos tomarnos el último día para pasear. Descendemos a Bera de Bidasoa desde nuestro lugar de acampada, desayunamos en una cafetería, y buscamos la Vía Verde del Bidasoa, un sendero ciclista y peatonal que sigue el trazado de una antigua vía de tren casi hasta Irún. No tiene las señales del GR11, pero avanzar por allí es un placer, es dar un paseo junto al río Bidasoa.

Son unos doce kilómetros absolutamente planos, sin coches, pasando por antiguos túneles de tren que puedes iluminar presionando un botón en cada una de las entradas. El hotel Anikuenea señala el inicio exclusivamente para ciclistas y caminantes y la primera zona de acampada está a tan sólo dos kilómetros, luego de atravesar un par de túneles cortos. Un poco más adelante, en la siguiente curva del río, hay una caseta de madera utilizada en la época de guiado del salmón (no sabía que había salmón por aquí!) que sirve para dormir, y hasta un terreno de una casa cerrada que podríamos utilizar para plantar una tienda. Tenemos el río delante, solo hay que potabilizar el agua.

Unos kilómetros más adelante pasamos por la caseta metálica son cerradura que puede servir para pasar la noche. Y siguiendo el sendero y la orilla del río llegamos a los feos suburbios de Irún, llenos de edificios que fueron modernos en la década de 1970. A partir de aquí vamos buscando el camino por las calles, cervecita por aquí, tapita por allá, atravesando el centro de Irún y buscando el pueblo amurallado de Hondarribia o Fuenterrabia. Qué bonito, qué sorpresa!

Seguimos el paso que avanza por la orilla, ya frente al mar, pasamos por la playa, el puerto deportivo y buscamos el Cabo Higuer. Sólo quedan dos kilómetros, uno, quinientos metros, cuando tomamos el sendero que sigue la orilla pasando por la Cala de los Frailes. Y parece una broma, un recuerdo de los dos últimos meses, cuando comienza a subir y bajar, subir y bajar, subir y bajar, para recordarnos los 820 kilómetros que recorrimos desde el Mar Mediterráneo. De repente aparece una península seca y marrón, color tierra claro. Es el Cabo Higuer! Llegamos!

Dónde dormir: En Irún y Hondarribia hay hoteles y hostales; en Hondarribia y el Cabo Higuer hay campings. En Irún también tienes el Albergue del Peregrino, que ofrece cama litera para peregrinos, por si quieres continuar caminando el Camino de Santiago.

Dónde comer: bienvenido de vuelta a la ciudad. Aquí encontrarás multitud de bares, restaurantes y heladerías, además de supermercados.

Después de unos 820 kilómetros caminando a lo largo de los Pirineos, desde el Mar Mediterráno hasta el Mar Cantábrico, en el Océano Atlántico, llegamos a Cabo Higuer!

••••

ENCUENTRA EN ESTE ENLACE LA DESCRIPCIÓN DE TODAS LAS ETAPAS PARA CAMINAR EL SENDERO MÁS ESPECTACULAR DE LA PENÍNSULA IBÉRICA, EL GR11 PIRINEOS, DESDE EL MEDITERRÁNEO HASTA EL OCÉANO ATLANTICO.

••••

El Libro de la Independencia con franja verde

El Libro de la Independencia. ISBN 978-84-616-9037-4

Consigue El Libro de la Independencia en Lulú, Amazon, Mercado Libre, Kindle o en la Librería Altaïr de Barcelona. Si vivís en Argentina, escribinos a [email protected]

Viaja con nosotros cada día en Instagram, Facebook y YouTube @viajeros4x4x4

 

Pablo Rey (Buenos Aires) y Anna Callau (Barcelona) viajan por el mundo desde el año 2000 en una furgoneta Mitsubishi Delica L300 4×4 llamada La Cucaracha. En estos años veinte años de movimiento constante consiguieron un máster en el arte de sobrevivir y resolver problemas (policías corruptos y roturas de motor en el Sáhara, por ejemplo) en lugares lejanos.

Durante tres años recorrieron Oriente Próximo y África, de El Cairo a Ciudad del Cabo; estuvieron 7 años por toda Sudamérica y otros 7 años explorando casi cada rincón de América Central y Norteamérica. En el camino cruzaron el Océano Atlántico Sur en un barco de pesca, descendieron un río del Amazonas en una balsa de troncos y caminaron entre leones y elefantes armados con un cuchillo suizo.

En los últimos años comenzaron a viajar a pie (Pirineos entre el Mediterráneo y el Océano Atlántico, 2 meses) y en motocicleta (Asia) con el menor equipaje posible. Participan en ferias del libro y de viaje de todo el mundo, y dan charlas y conferencias en escuelas, universidades, museos y centros culturales. Pablo ha escrito tres libros en castellano (uno ya se consigue en inglés) y muchas historias para revistas de viaje y todo terreno como Overland Journal (Estados Unidos) y Lonely Planet (España).

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina, el viaje es la vida.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!