65- Los locos de Puerto Ordaz | VENEZUELA

Este es un pequeño homenaje a los amigos de Puerto Ordaz. Los mismos que nos bautizaron como locos, por… bueno, ya.

Vivir en una furgoneta no es muy normal que digamos. Pero ya está demostrado que es posible.

Habrá más cosas, sí, una locura es algo extravagante, algo radicalmente distinto a lo que hace la mayoría de la gente. Entonces, hay mucha gente que está loca.

Una amiga que fue a enseñar inglés durante un año en Mongolia… sin hablar inglés.

Amigos que renuncian a un buen sueldo para trabajar como cooperantes en pueblitos perdidos del quinto mundo.

Otros que salen de su casa para hacer un recorrido en bicicleta y ya no pueden volver.

O que deciden viajar en un coche antiguo.

O en patinete.

O con un carrito de supermercado.

O en tractor.

O que se tiran de puentes para hacer una colección de fotos.

O que deciden tener una familia numerosa.

Sin duda, estos últimos son los que están peor.

Yo, sinceramente, tengo otra definición para la palabra loco. Creo que loco es aquel que nunca persigue lo que nos mantiene con los ojos abiertos cuando la cabeza ya está apoyada en la almohada.

Ese es el momento clave.

Allí nadie te ve. A lo sumo, enseñas la espalda.

Es el momento perfecto para proyectar una imagen en la oscuridad y comenzar a soñar. A jugar con nuestra vida. Y a veces, para comenzar a salvarnos.

Y si…

No hay una definición objetiva de locura. Quizás, LOCURA ES TODO AQUELLO QUE UNO NO HARÍA PERO SE MUERE POR HACER.

Hay que estar loco para agarrar tu 4×4 y meterte un domingo al mediodía en un barrizal (con la certeza de que es muy probable que te quedes varado rodeado por cientos de mosquitos).

Hay que estar loco para ir a la selva y abrir una trilla con el parachoques sin saber si los árboles te dejarán pasar.

Hay que estar loco para meterte en un río hasta que el parabrisas se cubra de agua.

Hay que estar loco para pedir cita con el mecánico para el lunes, previendo un fin de semana salvaje.

Las palizas que estos torturadores, retorcedores de fierros les dan a sus pobres Machitos.

Gracias a ellos, los destroza carros, inunda motores, arruga carrocerías, luchadores del barro, submarinistas, trapecistas de las cuatro ruedas, locos de Puerto Ordaz.

Aquí están las fotos. Haz click sobre las que te gusten para verlas con más detalle.

Los locos de Puerto Ordaz son muchos, pero sin duda debemos empezar por Rodolfo Max Zambrano, que a través de sus amigos y contactos comenzó a mover la cadena de favores para poner en condiciones a la furgo. Hay especialistas en frenos, en carrocería, en alineación, pinturerías, herreros y hasta algún tapicero.

Todos, y algunos mas, están en Gracias Venezuela

Las fotos, algunas las sacamos nosotros, otras son de la colección de Rodolfo.

ENCUENTRA MÁS HISTORIAS DE COMPETENCIAS 4×4 EN

Banner libro La Vuelta al Mundo en 10 Años: Africa

ESTE MES APOYAN LA VUELTA AL MUNDO

Logo Baflex Catering Cufi Logo AM Autos y Motores

 

Pablo Rey (Buenos Aires) y Anna Callau (Barcelona) viajan por el mundo desde el año 2000 en una furgoneta Mitsubishi Delica L300 4×4 llamada La Cucaracha. En estos años veinte años de movimiento constante consiguieron un máster en el arte de sobrevivir y resolver problemas (policías corruptos y roturas de motor en el Sáhara, por ejemplo) en lugares lejanos.

Durante tres años recorrieron Oriente Próximo y África, de El Cairo a Ciudad del Cabo; estuvieron 7 años por toda Sudamérica y otros 7 años explorando casi cada rincón de América Central y Norteamérica. En el camino cruzaron el Océano Atlántico Sur en un barco de pesca, descendieron un río del Amazonas en una balsa de troncos y caminaron entre leones y elefantes armados con un cuchillo suizo.

En los últimos años comenzaron a viajar a pie (Pirineos entre el Mediterráneo y el Océano Atlántico, 2 meses) y en motocicleta (Asia) con el menor equipaje posible. Participan en ferias del libro y de viaje de todo el mundo, y dan charlas y conferencias en escuelas, universidades, museos y centros culturales. Pablo ha escrito tres libros en castellano (uno ya se consigue en inglés) y muchas historias para revistas de viaje y todo terreno como Overland Journal (Estados Unidos) y Lonely Planet (España).

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina, el viaje es la vida.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!