263- Blue Ridge Parkway: El paraíso de los viajeros sobre ruedas | ESTADOS UNIDOS

La ruta se empecina en sorprendernos. Esta vez, nos descubrió uno de los Parques Nacionales más extraños que hayamos visto en 14 años de ruta. El Blue Ridge Parkway.

El Parque Nacional de la Blue Ridge Parkway es una ruta. Sí, un camino asfaltado que avanza durante 773 kilómetros por la cima de la mitad sur de los montes Apalaches, en la superpoblada costa este de Estados Unidos.

Una ruta sin semáforos, sin señales de stop, sin gasolineras ni carteles de publicidad. Sin camiones ruidosos con derecho al abuso ni vehículos comerciales con prisa. En lugar de transeúntes hay ciervos (y a veces osos) que dudan en cruzar la carretera. A los lados no hay casas ni basura, nada de bolsas de plástico o cajas de cartón: hay bosques, arroyos, senderos, miradores y caídas vertiginosas hacia los valles habitados. Y donde no hay árboles, hay una cerca que mantiene a las vacas del lado de afuera.

Un Parque Nacional de 773 kilómetros que a veces tiene poco más de 200 metros de ancho es estirar el concepto de Parque Nacional. Es recorrer una de las zonas más habitadas de Estados Unidos sin entrar en contacto con el ruido de la civilización. No hay acceso a internet y para conseguir un poco de pan tienes que tomar una de las salidas que conectan con otra carretera (que siempre cruza por un túnel o un puente) y recorrer unos kilómetros hasta el pueblo más cercano.

La Blue Ridge Parkway empezó a construirse en 1935 con la intención de unir los Parques Nacionales de Great Smoky y Shenandoah. Era la época de la Gran Depresión y el gobierno de Roosevelt empezó a hacer una enorme cantidad de obra pública para dar trabajo a las decenas de millones de desocupados que había en el país.

Una de las herramientas fue crear el C.C.C., Civil Conservation Corps, brigadas de hombres que a lo largo y ancho de todo Estados Unidos se dedicaron a mejorar las infraestructuras de los Parques Nacionales y sitios históricos del país: hacer senderos, levantar cabañas, construir puentes y caminos. El salario no lo cobraban íntegramente ellos, sino que la mayor parte era enviada directamente a su familia, a su esposa o su madre, para que su familia pudiera salir adelante en época de crisis.

Sin duda, el Blue Ridge Parkway es uno de los Parques Nacionales más extraños que hayamos recorrido. Es un Parque Nacional de asfalto, genial, sumergido en la naturaleza. Un paraíso para los motociclistas y para todos los viajeros sobre ruedas que quieran escapar al ruido de la civilización.

•••••

ENCUENTRA EN ESTE ENLACE MÁS HISTORIAS SOBRE LAS RUTAS DE ESTADOS UNIDOS

••••

El Libro de la Independencia con franja verde

El Libro de la Independencia. ISBN 978-84-616-9037-4

Consigue ahora El Libro de la Independencia en Lulú, Amazon, Mercado Libre, Kindle o en la Librería Altaïr de Barcelona. Si vivís en Argentina, escribinos a [email protected]

Viaja con nosotros cada día en Instagram, Facebook y YouTube @viajeros4x4x4

 

Pablo Rey (Buenos Aires) y Anna Callau (Barcelona) viajan por el mundo desde el año 2000 en una furgoneta Mitsubishi Delica L300 4×4 llamada La Cucaracha. En estos años veinte años de movimiento constante consiguieron un máster en el arte de sobrevivir y resolver problemas (policías corruptos y roturas de motor en el Sáhara, por ejemplo) en lugares lejanos.

Durante tres años recorrieron Oriente Próximo y África, de El Cairo a Ciudad del Cabo; estuvieron 7 años por toda Sudamérica y otros 7 años explorando casi cada rincón de América Central y Norteamérica. En el camino cruzaron el Océano Atlántico Sur en un barco de pesca, descendieron un río del Amazonas en una balsa de troncos y caminaron entre leones y elefantes armados con un cuchillo suizo.

En los últimos años comenzaron a viajar a pie (Pirineos entre el Mediterráneo y el Océano Atlántico, 2 meses) y en motocicleta (Asia) con el menor equipaje posible. Participan en ferias del libro y de viaje de todo el mundo, y dan charlas y conferencias en escuelas, universidades, museos y centros culturales. Pablo ha escrito tres libros en castellano (uno ya se consigue en inglés) y muchas historias para revistas de viaje y todo terreno como Overland Journal (Estados Unidos) y Lonely Planet (España).

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina, el viaje es la vida.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!