199- Cocina para épocas de crisis.

Ahora no hay que comprar acciones -me decía un amigo durante el almuerzo. -Hay que comprar bife de chorizo, churrascos, vacío y tira de asado. Es el momento perfecto. ¿Acciones? ¿Dólares? ¿Coches? ¿Propiedades? Nooo, en momentos de crisis como este, uno tiene que pensar con la barriga. Hay que comprar chorizos. Cantidades industriales de chorizos.

Yo escuchaba a mi amigo argentino atentamente. Recordaba un tiempo en que el mundo giraba a velocidades supersónicas, ayer. Pero, poco a poco, el planeta había comenzado a detenerse. La Tierra se había mareado y se tambaleaba mientras los indicadores económicos saltaban como un cojo que había perdido su pata de palo. Los titulares de los periódicos eran catastróficos. CRASH! K-BOOM! Explosiones dibujadas en comics, en crisis de 1930 pero vividas con nuestra carne y nuestra sangre.

La gran diferencia con la historia es que ahora hay internet. Que hay una pareja de mutantes llamada Merkozy (que tiene una extraña resonancia a la palabra mercado) que experimentan teorías económicas otra vez con nosotros. Y que todavía no se suicidó nadie por haber vendido pisos sobrevalorados o por haber llevado alguna megaempresa a la quiebra. Ya nadie se suicida por honor.

Honor, apunté en la servilleta de papel, otra palabra que ya no se usa.

– ¿Y qué pasa con los que no pueden comprar una tira de chorizos para este fin de año? -le pregunté. -¿Tienen que hacerse vegetarianos?

– Bobby.

– Bobby ¿qué?

– El perro. El gato. El hámster no da para mucho, pero un puré de patatas con pedacitos de carne es mejor que un puré con brocoli.

Yo había comenzado a sonreír. La bondad humana se mide en el trato que uno le da a los animales. Yo quiero a las vacas, las quiero mucho. Y si son terneritas, las quiero más. Pero el gato…

– Mirá, todo lo que camina se puede comer. Uno sólo tiene que vencer uno que otro prejuicio, nada más. ¿Cómo puedes estar seguro que aquel guiso con carne que te comiste junto a esa ruta en el medio de África hizo mu alguna vez? ¿No habrá hecho miau? ¿O guau? ¿Cómo podés estar seguro?

– Sabía raro, pero estaba rico…

ay ay ay…

– En Colombia comen hormigas. En México saltamontes, o grillos, no sé. En la selva de Perú comen gusanos. Los japoneses y los chinos comen cualquier cosa. ¿Vos no comiste termitas en África?

– Sí… -respondo mientras vuelvo a dudar.

– Entonces, hacé como los chinos que por algo van a conquistar el mundo. Mil millones de chinos no pueden estar equivocados. Si estás en crisis, comete a Bobby. Además, te ahorrás el veterinario.

ALGUNAS PROPUESTAS PARA CELEBRAR EL FINAL DE OTRO AÑO DE CRISIS

•••••

ENCUENTRA EN ESTE ENLACE MÁS HISTORIAS SOBRE COMIDAS Y BEBIDAS DEL MUNDO

••••

Consigue los libros de Pablo Rey con las historias de más de 15 años viviendo en la ruta, en la librería Altaïr, en Amazon.com y en Kindle.

Vuela con nosotros en Instagram, Facebook y YouTube @viajeros4x4x4

 

Pablo Rey (Buenos Aires) y Anna Callau (Barcelona) viajan por el mundo desde el año 2000 en una furgoneta Mitsubishi Delica L300 4×4 llamada La Cucaracha. En estos años veinte años de movimiento constante consiguieron un máster en el arte de sobrevivir y resolver problemas (policías corruptos y roturas de motor en el Sáhara, por ejemplo) en lugares lejanos.

Durante tres años recorrieron Oriente Próximo y África, de El Cairo a Ciudad del Cabo; estuvieron 7 años por toda Sudamérica y otros 7 años explorando casi cada rincón de América Central y Norteamérica. En el camino cruzaron el Océano Atlántico Sur en un barco de pesca, descendieron un río del Amazonas en una balsa de troncos y caminaron entre leones y elefantes armados con un cuchillo suizo.

En los últimos años comenzaron a viajar a pie (Pirineos entre el Mediterráneo y el Océano Atlántico, 2 meses) y en motocicleta (Asia) con el menor equipaje posible. Participan en ferias del libro y de viaje de todo el mundo, y dan charlas y conferencias en escuelas, universidades, museos y centros culturales. Pablo ha escrito tres libros en castellano (uno ya se consigue en inglés) y muchas historias para revistas de viaje y todo terreno como Overland Journal (Estados Unidos) y Lonely Planet (España).

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina, el viaje es la vida.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!