AROUND THE WORLD IN 10 YEARS: THE BOOK OF INDEPENDENCE

La Vuelta al Mundo en 10 Años - @viajeros4x4x4

First we thought we could go around the world in four years. Then we were convinced that we could do it in seven. When we got to the sixth year of travel, we felt that 10 was a good round number. In June 2010 we celebrated 10 years living on the road. And there’s still half the planet left to explore….

…I’ll never forget that Monday when I put the barrel of a gun to my head and fired until I was out of bullets, without stopping to think of what I was doing so I wouldn’t have a chance to change my mind. It was my resignation to a future which I already knew, a farewell to a secure job, an adieu to a brilliant career in advertising, the microcosm where I had lived for the last twelve long years. It was ten minutes after ten in the morning and my last words were, more or less ‘keep the corpse, I’m leaving.’ My body collapsed and I walked out the door…

The Book of Independence, is a journey through some of the world’s worst backcountry roads with a 4×4 truck transformed into a house on wheels. There is no bathroom, no shower, no sponsors, no hotels, no phone and no Auto Club. “The road will provide” is a statement of optimistic intent. Well, optimistic optimism. And is the story of a dream, of how one day two normal people decided to give up that double life that makes us do on the weekends what we would like to do Monday through Friday.

“The Book of Independence works its magic like a bellows on the embers of wanderlust, inspiring us to break away from the norm, to slow down and smell the proverbial roses… or cow or elephant dung. It’s not about what you’ll do after you retire, it’s about what you do before you die.”
Chris Collard, Chief Editor, Overland Journal Magazine

“They’re intent on completing their round the world trip in 10 years and, possibly, to invent whatever excuse afterwards to remain in motion”
Lonely Planet Magazine

“They’ve lived through everything… from elephant attacks provoked by getting too close to a herd with calves to getting shot at in Ethiopia.”
TVE, Spanish Television daily news

“We are very much enjoying your book! It is very fun to read of your time in Egypt, in places we also visited last year. Your stories are wonderful, and really capture what overlanding is all about. Thank you!”
Roseann Hanson, Overland Expo founder

“Pablo and Anna are genuine. Their vision is a simple one, without pretense, that offers the rest of us the option to attain our own dreams, no matter how deep. Pablo y Anna, bravo y buena ruta.”
Cemil Alyanak, Excess Noise, Washington DC

“We’re just back from a 3,200-mile overland trek through Labrador and Newfoundland, Canada. Though there were a lot of black flies and mosquitos, we also came across a one-of-a-kind bug on the road, La Cucaracha. We were so surprised to meet Pablo and Anna that day, as they could have been everywhere on the planet. I read Pablo’s book on the way home. With the sunset on the Atlantic Ocean, and dreaming about our next adventure, I thought to myself that this moment gave a magical touch to a trip that was already perfect.”
Jean-Francois Babin, Quebec, Canada.

“The book is hard to put down. Pablo’s writing somehow manages to intimately connect the reader to these far away unfamiliar places with their diverse landscapes and cultures. If you love adventure, travel and delving into the human spirit found in far away cultures ‘The Book of Independence’ is a must read.”
Bryon Dorr, Exploring Elements

“An inspiration. I love the way Pablo describes how he feels about places, people and events. Great read. I wish there was more. I will definitely buy his other books soon as they’re translated in English.”
Marc Joinville, somewhere of the United States

“I loved your book. I love the image of Anna Amazon Woman chasing off the pursethief with her power. Safe and joyful travels to you.”
Elise and Wolf, California

“I miss you guys. Dr. Jim in Connecticut received the book you signed for him. He is my writer friend. He considered my gift to him with your note as ‘EPIC’.
I honor my promise to you. I want to help in your journey and translation of volume 2. Please tell Anna she is sweet! And you are a true champion in freedom.”
Mike Bellamy

“I have been reading your book “Around The World In 10 Years” and you description of your reason to go on your adventure matches my feeling about my life. I think it matches many people of the Earth’s feelings too. I hope you visit us when you come east. So glad our paths crossed during our adventure.”
Bruce Hutcheson, Kentucky

“This overland autobiography will leave you laughing aloud, inspiring you to get out and experience another part of the world -one that is well outside your comfort level.”
Jeremy Edgar, he left Arizona and got lost in the wonders of Latin America

“When I pick up a book, I hope that the pages that are about to reach my eyes are ones of treasure, ones of inspiration. I want to be transported into the world of the writer as they share their story through their mesmerizing words, those of wisdom, strife, and adventure. Reading a title such as this already takes you to the front step, and Pablo Rey’s enchanting tale does the rest. You hear of so many stories about the race to travel and it leaves you wondering… What happens when you stop running and just be? To take a whole adventure, and make it your whole life? The definition of ‘exploring’ doesn’t even begin to cover it. Pablo takes you through a whole new transformation into a world that the English language barely has words to define. I can only imagine what it would be like to be a fly in Pablo’s brain as, even translated into English from Spanish, his words are so artistically magical, that it is impossible not to whisk you away into this alternate universe.”
Sarah Blessington, wanderer

“I loved this book. Pablo has such a unique writing style, and my, what an adventure! Highly recommended for all the dreamers out there.”
Jake, Kindle edition

••••••

••••••

Pablo Rey was born in Buenos Aires, Argentina. He arrived in Madrid in 1992, when Spain was in the midst of another bad recession. In 1996 he moved to Barcelona and in 2000 he rented his mortgaged apartment and moved into a 4wd van with Anna Callau, his partner in adventures. The goal: to drive around the world through Southern Europe, the Middle East, Africa from north to south, America from south to north, and back to Barcelona via Vladivostok to Finisterre.

He has written articles for Overland Journal and Lonely Planet Magazine and has published three books in Spanish about his overland trips. Pablo has won more than 20 awards as a creative advertising writer, is a former illegal immigrant, an antique bottle hunter in ghost towns and one of many Argentinians from Barcelona, or Spaniards from Buenos Aires, with a leg in both continents.

Pablo and Anna still live on the road

••••••

Around the World in 10 Years: The Book of Independence (ISBN 13 978-1482769951) measures 6” x 9”, contains 1 map, many black and white photographs and 222 pages of true stories. This is not a novel.




212- ‘¡El trabajo te hará libre!’, decían los nazis. Y repite tu jefe…

La vuelta al mundo había comenzado en Barcelona como parte de un ritual obligado, una purificación indispensable después de años de trabajo encerrado en una oficina. Viajar había sido un sueño postergado por la necesidad urgente de producir. De hacer algo de dinero para tener un apartamento bonito donde morir cada noche, de completar un buen trabajo cada día como uno de los pocos caminos a la satisfacción. Arbeit macht frei, el trabajo te hará libre gritaba el sistema.

Y todos creímos que era cierto.

Cada día alimentaba mi mascota personal, ese pequeño animalito interior llamado ego, con un nuevo pedazo de carne cruda. A veces exigía solo un dedo o una punta de uña; pero otras veces demandaba un doloroso carpaccio de mejilla, un steak tartar de nalga o un ceviche preparado con mi propio corazón. Día tras día me transformaba en un caníbal de mis propios sueños e ideales, y lo que quedaba después de la digestión era una cosa distinta.

A veces tenía la sensación de que no me estaba transformando en una mariposa, sino que terminaría convertido en una oruga. Sin duda, sería una oruga muy civilizada.

Con los años había ido olvidando aquel otro motivo que me había llevado a España y me había integrado en la vida cotidiana como si la normalidad fuera ese sueño de vivir solamente los fines de semana. Por eso también era necesario volver a lo básico, a lo importante. Descartar los accesorios, las muletas de la urbanidad respetable, y volver a vivir en el mundo real, con los pies en la tierra. Hacer algo nuevo.

En realidad, todo lo que quería era volver a empezar. Volver a sentir la intensidad de la vida insegura, volver a comenzar algo importante que no sabes cómo ni dónde termina. En síntesis, volver a arriesgar.

Al principio el mundo era un sitio vacío, lleno de curiosidad. Así debería comenzar el Génesis.

Podría haber sido Asia, Latinoamérica u Oceanía, pero África siempre había sido un sueño. Un suspiro que llegaba y se desvanecía en el aire con cada documental que terminaba en la televisión, con cada visita regular para consolar a los prisioneros inocentes del zoológico. África estaba en las historias de Tarzán que habían habitado mi imaginación en Buenos Aires. África estaba en las calles de Barcelona que comenzaban a poblarse de inmigrantes de piel oscura atraídos por la promesa de un futuro mejor.

–          ¿Para qué quieres ir a África si todos los que vivimos allí queremos venir aquí? –me preguntó una vez un vecino de Mauritania con quien compartía escalera.

África estaba en todos lados. En el verde de los árboles, en los paisajes abiertos, en las revistas de viajes y en mis sueños de libertad. África es verde. Pero al principio, nuestro principio, África siempre fue amarillo. Amarillo hepatitis, amarillo cadáver con algunos días a cuestas.

–          Si quieren pueden seguirnos…

Si quieren… Era lógico seguir las huellas de ese hombre gordo y amable montado en una camioneta roja que cortaba las dunas a cincuenta metros de distancia. Ellos conocían el camino que se alejaba de las palmeras del Nilo. Lo que no sabíamos era que nos estábamos deslizando despacio entre los brazos traicioneros del desierto.

Porque el Sahara puede ser un compañero, pero nunca será un amigo. No es un valle húmedo y generoso ni una orilla cansada de peces y mariscos. En los desiertos americanos puedes encontrar algunos cactus comestibles que incluso almacenan agua. Pero en este territorio enorme donde a veces crecen arbustos raquíticos que apenas consiguen aguantar con vida, la única forma de sobrevivir es seguir el curso del Nilo o avanzar de oasis en oasis con la fe desquiciada de un recién converso. Fe en el guía que supones sabrá encontrar el sendero correcto entre las arenas despiadadas. Fe en algún Dios, se llame como se llame, capaz de orientarte en este infierno de calor, en este mundo sediento y tacaño, codicioso del agua escasa que almacena tu cuerpo.

Aquí, ahora, la huella inventada sobre la arena nos arroja una y otra vez a un claro de cantos rodados donde los neumáticos se aferran a cada piedra para acelerar lo suficiente y atravesar el siguiente monte de arena. Subimos y bajamos pequeños médanos haciendo slalom, es divertido cuando sabes que todo está bien, que todo funciona. Los neumáticos se hunden y cuando el mundo parece detenerse el caucho roza algo duro y vuelve a saltar hacia delante. Es la muerte y la gloria de la resurrección, el motor se revoluciona, el viaje continúa.

De repente, en la cima de otro médano el motor comienza a perder potencia. No es una tumba de arena que nos estaba esperando, no nos hundimos. El motor se agota, se cansa, se apaga. Nos detenemos.

Es peor, el motor no quiere arrancar.

 Extracto del libro ‘Por el Mal Camino’, de la serie de libros de viaje La Vuelta al Mundo en 10 Años.




POR EL MAL CAMINO | La Vuelta al Mundo en 10 Años

Acompáñanos en @viajeros4x4x4
Por el Mal Camino. ISBN de España 978-84-615-7176-5
Esta es la historia de los seis meses más difíciles de los primeros 20 años de viaje alrededor del mundo

“¿Quieres ir a África? Vas a África. ¿Quieres romper con tu vida rutinaria? Vas a romper con tu vida rutinaria ¿Quieres vivir la aventura de tu vida? Vas a vivir algo inolvidable. Te lo aseguro. Después no digas que no lo pediste.”

“Tomamos este camino para evitar el convoy militar obligatorio entre Moyale y Marsabit, una ruta atacada esporádicamente por los shiftas somalíes. Los mismos que desde hace décadas se dedican a secuestrar extranjeros y asaltar autobuses en nombre de algún Señor de la Guerra. Bandidos, sí, pero gente normal a pesar de los tiros. Personas con amigos, sentimientos, alegrías y tristezas que practican con devoción una tradición ancestral que llega hasta nosotros desde los primeros días del hombre: matarse los unos a los otros. Dentro de pocas horas, nos vamos a arrepentir.”

Hay robos, asaltos con kalashnikov, roturas de motor, desmayos, tribus, animales salvajes, inundaciones, comisarías perdidas, cruces ilegales de frontera, militares y, sobre todo, mucha aventura y vida en aldeas perdidas en el corazón de África. Lejos, donde nunca deberías tener problemas de motor.

'Por el Mal Camino' es el segundo libro de la serie La Vuelta al Mundo en 10 Años. ISBN de España 978-84-615-7176-5.

‘Por el Mal Camino es un recorrido de buenos y malos momentos, en que playas espectaculares, desiertos de ensueño, encuentros con desconocidos, animales salvajes y tribus se entremezclan con robos, persecuciones armadas, averías en medio del desierto del Sáhara, comisarías, Kalashnikovs, escapadas de la policía, inundaciones, algún cruce ilegal de fronteras y varias cosas que no tendrían que haber sucedido. Por el mal camino es un desafío extremo en el que siempre tienes que estar preparado para que te ocurra lo inesperado.’ Revista Lonely Planet

‘El libro me ha emocionado, la aventura es brutal, y la manera de contarla, genial. Sigue así, has conseguido llevarme a África sin moverme del sillón.’ Invy, España

‘Espero que el tercero de la saga llegue pronto, que los dos anteriores ya los he leído dos veces.’ Bart Molina Félix

‘Una vez que lo empiezas no puedes parar. Me encanta la manera en que está escrito y los toques viaje-filosóficos de Pablo. Ya le dije: tío, cuando estás puteado escribes genial. Tengo los tres que tienen editados, y éste es el que más me ha gustado, el final es muy especial y emotivo. ¡Quiero más!’ Nava, España

‘Hoy, en ese metro de gente con caras aburridas he empezado el libro que adquirí ayer, y mierda, ya estoy pillado, me acabo de meter dentro de vuestro viaje again!’ Daniel Rial

‘Estoy terminando el capítulo “Estallando desde el océano” y creo que tengo arena entre los dientes, mientras no dejo de beber agua fresca a litros…’ Cosk Cos Coscu

•••••

SIGUE LEYENDO! CONSIGUE AHORA EL LIBRO POR EL MAL CAMINO EN LULUAMAZONMERCADO LIBREKINDLE (LIBRO ELECTRÓNICO), Y EN LAS MEJORES LIBRERÍAS DE VIAJE DE ESPAÑA (ALTAÏR, POR EJEMPLO!). SI VIVÍS EN ARGENTINA, ESCRIBINOS A [email protected]

•••••

‘Tengo a Marià leyendo vuestro libro y va diciendo todo el rato: ‘¡uauuu! ¡Vaya tela! uffff… ¡Madre mía!’ Y luego se ríe. Ahora está en el momento en que quieren subir a pulso a La Cucaracha en el camión. También quiero confesarles que a veces, antes de ir a dormir, le digo a Marià que me cuente un cuento, y me lee algunas páginas de vuestro último libro. ¡Me encanta ir a dormir con vuestras historias!’ Marta Tibau Llinás, Catalunya, España

Me ha gustado Por el mal camino. Ya no recordaba muchas de vuestras batallas. El hecho de leerlas con tanto detalle me ha puesto los pelos de punta. Qué horror, me ha quedado clarísimo que yo así no viajo en la vida, qué nervios, cuántas dudas, cuántas decisiones, cuantísimo miedo… No puedo ni imaginarme qué haría yo en estas ocasiones, avería total en el desierto, persecución a causa de una vaca, intento de robo, desmayo de mi pareja dentro del océano, más averías… Yo probablemente hubiese intentado desaparecer.’ Pilar Callau, Catalunya, España

‘No puede ser que en la última página, después de un montón de malos ratos, llegue a ‘La tarde en que volví a renunciar. Mi dedo recorriendo un mapa del mundo’ y empiece de repente a hiperventilar, temblar y llorar. ¿Qué me pasa doctor? Gracias por otro libro genial, y por otra vuelta más de tuerca.’ Nimué Nimú, Andalucía, España

•••••

•••••

Pablo Rey nació en Buenos Aires. Llegó a Madrid en 1992, cuando España entraba en una nueva crisis. En 1996 adoptó Barcelona y en el año 2000 alquiló su apartamento y se mudó a una furgoneta con Anna Callau, su compañera de aventuras. El objetivo: dar la vuelta al mundo en 4 años a través del sur de Europa, Oriente Próximo, África de norte a sur, América de sur a norte para volver a Barcelona uniendo Vladivostok con Finisterre. Todavía viven en la ruta.

Pablo Rey ha escrito artículos para las revistas Altaïr, Lonely Planet y Overland Journal. Ha ganado más de veinte premios como creativo publicitario, es ex inmigrante ilegal, desenterrador de botellas antiguas en pueblos abandonados y uno de los tantos argentinos de Barcelona, españoles de Buenos Aires, que se quedaron a vivir en la mitad del océano.

También es autor de ‘El Libro de la Independencia’ e ‘Historias en Asia y África’.

‘Por el mal camino’ (ISBN 978-84-615-7176-5), de la serie de libros de viaje La Vuelta al Mundo en 10 Años, tiene 15 x 21 cm., mapa del recorrido, unas cuantas fotografías y 300 páginas de historias verdaderas. Esto no es una novela.

•••••

DÓNDE CONSEGUIR LOS LIBROS SOBRE LA VUELTA AL MUNDO EN 10 AÑOS

  • España: Todas las Librerías
  • Precio de venta al público en España: 18 euros. Si tu librería no lo tiene, escríbenos e intentaremos enviártelo sin gastos de correo. Aceptamos Paypal o transferencia bancaria.
  • Argentina: escribinos a [email protected]. Precio en Argentina: 250 pesos más gastos de envío (o podés pasar a buscarlo por Caballito, Buenos Aires). Aceptamos Paypal o transferencia bancaria.
  • Buscamos Librerías Amigas en Argentina
  • México, Estados Unidos, Canadá y resto del mundo: Amazon.com 
  • Consíguelo también en formato eBook a través de Kindle




122- Una casa en el desierto | EGIPTO.

La Vuelta al Mundo en 10 Años - Viajeros4x4x4

Todos los caminos del mundo comienzan en la puerta de tu casa. Da igual que tu casa se mueva y te deje a la entrada de desiertos inolvidables que se apropian de tus sueños y de tus pesadillas más hermosas, esas que se repiten mientras la parte más sensible de tu cerebro repite no quiero despertar, no quiero despertar. Es tu casa, aunque tenga cuatro metros cuadrados, aunque no tenga baño ni ducha, aunque la cocina se reduzca a una humilde bombona de dos kilos de gas.

Qasr, en el Sáhara Libio, al oeste del Nilo, había conseguido la magia de llevarme de vuelta a los pueblos olvidados, llenos de túneles y en proceso constante de deconstrucción, al escenario de El cielo protector de Bowles y Bertolucci. Era una historia que no era mía, pero que a partir de ese momento se instalaba para siempre en algún sitio del cuerpo, entre el corazón y la cabeza, entre Buenos Aires y Barcelona.

EXPO-FINAL14

Esa es la historia que hay detrás de la fotografía de nuestra casa en el desierto del Sahara. Haz click en ella para ampliarla. El texto es un extracto de ‘El Libro de la Independencia’, de la serie La Vuelta al Mundo en 10 Años, y dice:

-¿Por qué no? -le dije. -Juntamos nuestros ahorros, alquilamos el apartamento para pagar la hipoteca, compramos una furgo 4×4 usada pero en buen estado para vivir dentro y nos inventamos algún trabajo para ganar algo de dinero en el camino. Sí, es una locura, pero será una locura por lo inusual, no por lo imposible.

 




120- Camioneros del Sáhara | SUDÁN.

La Vuelta al Mundo en 10 Años - Viajeros4x4x4

Había pasado una semana desde que tomamos la decisión de ir hacia Jartum, la capital de Sudán, siguiendo la orilla del Nilo por territorio nubio. La ruta era una tortura, seiscientos kilómetros ondulados que no permitían hacer más de cien kilómetros al día, una sucesión de lomas de burro interrumpidas por pequeñas sabanas de arena que permitían acelerar hasta cuarenta kilómetros por hora. Eso era rápido. Cruzamos el Nilo en el viejo ferry de Dóngola y, un día más tarde, media hora antes de destruir el motor de la furgoneta con una salsa de aceite y arena, nos detuvimos a descansar en una parada de té y sombra. Allí, los camioneros del desierto esperaban con paciencia que sus motores se enfriasen…

La Vuelta al Mundo en 10 Años - Viajeros4x4x4

Esa es la historia que hay detrás del momento en que tomé la fotografía de los camioneros del desierto. Haz click en ella para ampliarla. El texto es un extracto de ‘El Libro de la Independencia’ de la serie La Vuelta al Mundo en 10 Años, y dice:

El desierto es una sucesión de llanuras pedregosas traicionadas por los ríos y ejecutadas por la desesperación asesina del sol. Ni siquiera un arbusto achicharrado, uno solo, es capaz de interrumpir la línea ligeramente curva del desierto. El espacio, cortado con mano firme y bisturí, esta dividido en dos mitades casi iguales: abajo, desierto uniforme y ocre; arriba, cielo compacto y azul.

Para ver más fotografías dispara aquí.




118- La Momia Vaca, desierto del Sáhara | SUDÁN.

La Vuelta al Mundo en 10 Años - Viajeros4x4x4

Hace unos años había una señal a un lado de la ruta estrecha que sigue el Nilo hacia el norte de Sudán. Una marca improvisada en lo que podría haber sido el arcén, en medio de la inmensidad del Sahara. Era un aviso. A falta de carteles alguien había levantado el cadáver de una vaca muerta de sed y lo había dejado en pie, como una marioneta sostenido por pequeñas ramas. El cartel, la vaca, señalaba el punto desde donde alguien podía llegar a algún lugar. En mi cabeza decía sin palabras ‘Mi choza está 5 kilómetros en línea recta, adentro del desierto’.

La Vuelta al Mundo en 10 Años - Viajeros4x4x4

Haz click en la fotografía de la vaca momificada en el desierto de Sudán para ampliarla. El texto es un extracto de ‘El Libro de la Independencia’  de la serie La Vuelta al Mundo en 10 Años, y dice:

Jamás olvidaré el lunes que apoyé el cañón de una pistola en mi cabeza y disparé hasta quedarme sin balas, sin detenerme a pensar en lo que hacía para no darle otra oportunidad al arrepentimiento. Era la despedida a un trabajo fijo, la jubilación de la seguridad. Pasaban diez minutos de las diez y mis últimas palabras decían, más o menos, ‘quédense ustedes con el muerto que yo me largo’. Mi cuerpo se desplomó y yo salí por la puerta.

Para ver más fotografías dispara aquí.




78- ¿Cuál es tu tribu? | SUDÁN

www.viajeros4x4x4.com

Cada mañana, Mohajir espera sentado junto al muro de la mezquita a que abramos la puerta de nuestra casa para llevarnos a la suya. Casa, la furgo, rota en medio del Sahara de Sudán, con el Nilo a un kilómetro y Jartum a trescientos o cuatrocientos.

Cada mañana, Mohajir despliega la hospitalidad tradicional musulmana, aquel recuerdo de mi casa es tu casa, pero dicho en árabe. Todos los días nos ofrece té, café, desayuno, comida, cena y calor, nada que ver con la inmisericordia todopoderosa del sol, con la crueldad de un amarre flojo que dejó ir la tapa del filtro de aire. Y el motor, que se llenó de arena.

Todas las mañanas nos espera Mama Taiba, su madre, la madre de todos, con el desayuno listo. Mama Taiba es una abuela entrañable de apenas metro cincuenta, metro cuarenta y menguando. Hoy, cuando trae el té, me animo a preguntarle por las marcas que lleva en la cara. Son tres líneas verticales en cada mejilla, escarificaciones de algún rito de su tribu, de cuando nació hace mil años. Mohajir traduce.

– Ella ocho años. Tomar piel. Cortar –dice con voz tranquila, sin temblores, mientras se levanta el pellejo de la pierna con la punta de dos dedos y ensaya un tajo rápido con una cuchilla invisible. Mohajir habla con el cuerpo, sus gestos son palabras. –Después cortar más piel a cada lado. Cortar en pecho y piernas. Mi madre, acostar boca arriba, diez días no mover. Y curar.

– ¿Y de qué tribu es mama Taiba? –pregunto.

– Shamaliyah. Abu Dom es Shamaliyah. Dóngola a Meroe Shamaliyah. Aquí todo Shamaliyah

– Tú ¿qué tribu? –interrumpe Mama Taiba mirándome a los ojos.

– ¿Yo? Yo soy de dos tribus. Espani y Argenti.

– Espani, Argenti –se queda pensando la abuela. Y eructa, como si eructar fuera el acento de un hallazgo. Se puede pertenecer a más de una tribu.

                       Extracto del libro Por el mal camino, sobre La Vuelta al Mundo en 10 Años