168- Documentos para viajar por Estados Unidos

La Vuelta al Mundo en 10 Años - @viajeros4x4x4
Encuentra aquí mismo toda la información básica necesaria para visados, importación temporal de vehículos, seguros baratos, mapas de papel e internet gratis, entradas a parques nacionales, dónde conseguir papeles falsos para trabajar, cómo se cruza ilegalmente la frontera de Estados Unidos…

ATENCIÓN: Lamentablemente los requisitos para viajar a cada país dependen del pasaporte con el que vayas a cruzar. Y entrar en Estados Unidos suele ser más complicado de lo habitual. Muchos países tienen acuerdos bilaterales que facilitan el cruce de la frontera, otros no. Y eso suele ser tremendamente injusto. Nosotros sólo te podemos ofrecer los datos básicos y algunos trucos para moverte. Todo lo que sabemos está aquí.

PARA INFORMACIÓN MAS DETALLADA RECOMENDAMOS CONSULTAR AL CONSULADO DE ESTADOS UNIDOS EN TU PAIS O LA PÁGINA DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES DE ESTADOS UNIDOS: www.uscis.gov

 

VISADO 1 (si tu país no tiene un acuerdo de libre entrada con Estados Unidos).

Sacar el visado turístico es un camino lleno de momentos que pueden hacer aflorar sentimientos de injusticia. Pero si uno desea conseguirlo, hay que agachar la cabeza y ser la persona más confiable del mundo. Aparte de pagar un mínimo de 100 dólares no reembolsables, te pedirán todo tipo de garantías que demuestren que tienes una vida estable y plena en tu país de residencia. O sea, contrato de trabajo fijo o una empresa en funcionamiento, documentos bancarios que demuestren que tienes bastantes miles de dólares en tu cuenta,  títulos de propiedad, estudios en curso, hijos que queden como rehenes de tu retorno… todo sirve para demostrarles que no quieres quedarte a vivir en Estados Unidos…

 

VISADO 2 (si tu país tiene un acuerdo de libre entrada con Estados Unidos).

Con pasaporte europeo no fue necesario hacer ningún trámite previo. Ni siquiera el tan mencionado ESTA. Entramos por el paso fronterizo de Otay, en Tijuana, después de una cola de dos horas a mediodía de un viernes. Nos hicieron una inspección secundaria muy rápida, fueron muy amables y luego de pagar 6 dólares por un trámite sencillo nos sellaron el pasaporte. El problema: para renovar el visado hay que salir del país y volver a entrar. Por eso, si quieres viajar durante más de 3 meses seguidos dentro de Estados Unidos y perteneces a algún país de la Unión Europea, recomendamos pasar por el consulado de Estados Unidos en tu país y sacar el visado…

Puedes consultarlo también (no es oficial) en la página Do you need visa (en inglés)

 

PARA EXTENDER TU VISADO.

O para ver qué necesitas para viajar o migrar a Estados Unidos visita la página www.uscis.gov

 

CRUCE ILEGAL DE LA FRONTERA POR TIJUANA.

Los sueños por una vida mejor nos llevan a hacer cosas que en un mundo normal jamás haríamos. En este momento los coyotes están cobrando cinco mil dólares a quienes no pueden conseguir un visado de entrada a Estados Unidos.

La Vuelta al Mundo en 10 Años - @viajeros4x4x4

 

PERMISO DE IMPORTACIÓN TEMPORAL DE VEHÍCULOS.

Los vehículos extranjeros que entran en Estados Unidos no necesitan ningún papel especial para circular. Solo debes tener el permiso de circulación vigente de tu país, que es válido mientras tu visado sea válido. Sencillo, nada más.

 

SEGURO PARA TU VEHÍCULO.

Sin duda, se recomienda contratar un seguro para circular con tu vehículo por Estados Unidos. Nosotros lo contratamos por teléfono con Progressive Insurance (www.progressive.com) a través de una operadora con un bonito acento cubano y durante el primer año nos costó la increíble suma de 125 dólares al año (cobertura contra terceros, sin grúa). A partir del segundo lo aumentaron, pero como nuestra furgo 4×4 está registrada allí como un vehículo recreativo cercano a un RV o casa rodante, conseguimos un descuento que nos cubre La Cucaracha en Estados Unidos y Canadá por 160 dólares al año, teniendo en cuenta que solo la utilizo 6 meses al año. Todo lo que ellos necesitan es una dirección en Estados Unidos (en nuestro caso, la dirección de un nuevo amigo) y en una semana recibirás la póliza por correo. Puedes contratar la póliza por teléfono. En el 1-800-7348767 te atienden en español.

 

PARA SABER DÓNDE CONSEGUIR EL COMBUSTIBLE MÁS BARATO.

Descárgate el app GasBuddy en tu teléfono o tableta. Funciona muy bien y ayuda a ahorrar dinero comprando en las gasolineras con mejores precios.

 

PARA SABER EL PRECIO DEL COMBUSTIBLE EN LAS DISTINTAS REGIONES DE ESTADOS UNIDOS.

Visita Fuel Gauge Report. La eficiencia de esta página de la AAA (Automobil Association of America) en tiempos de cambios vertiginosos en los precios del combustible es relativa. Eso sí, te dicen donde está la gasolinera más cercana a tu 4×4.

 

MAPAS GRATUITOS.

Si eres miembro de algún Automóvil Club asociado a la FIA (practicamente todos lo están), el AAA (Automobil Association of America) te da todos los mapas que necesites para viajar por Estados Unidos y Canadá, sin cargo. Y no solo mapas estado por estado y ciudad por ciudad, también tienen guías de viaje, guías con sitios de camping y hasta mapas detallados de parques nacionales. Impresionante.

 

SEGURO DE SALUD.

Hace años que viajamos sin seguro médico por el mundo. Sin duda, Estados Unidos es un mal sitio donde enfermarte si no tienes cobertura. De cualquier manera si tienes una emergencia cualquier hospital público tiene la obligación de atenderte aunque no tengas un seguro de salud. Al entrar no te piden una tarjeta de crédito como en los hospitales privados, solo un documento de identidad (le sacan fotocopia) y una dirección en Estados Unidos (que no comprueban) donde te enviarán la factura. Dentro mismo de cada consultorio de urgencias de estos hospitales públicos hay un cartel que dice más o menos “en este hospital la atención en urgencias es obligatoria más allá de que puedas o no puedas pagar por el servicio médico”.

 

PARQUES NACIONALES.

Puedes comprar una entrada anual para visitar todos los parques nacionales y reservas forestales nacionales de Estados Unidos por tan solo ochenta dólares. La entrada es válida para un vehículo o dos personas distintas durante un año. Las tarifas por acampar se pagan aparte (entre diez y treinta dólares) y es por sitio, que se puede compartir entre 2 vehículos y tres tiendas de campaña.

 

ACAMPAR.

Hay campings de todos los precios, y muchos no tienen duchas por más que te cobren 25 dólares la noche. Normalmente no te permiten dormir en las estaciones de servicio y es prácticamente imposible encontrar un sitio de acampada gratuito (si viajas con vehículo) junto a la playa en California, Oregon y Washington. La mejor página donde buscar es Free Campsites, que te marca en un mapa lugares donde se puede acampar gratis.

 

INTERNET GRATIS.

Todos los McDonalds y sitios de comida rápida que no se encuentren dentro de un hotel, supermercado o complejo turístico tienen wi-fi gratis. Si estás viajando en tu propio vehículo y no tienes ganas de tomar o comer algo, simplemente te estacionas frente al restaurante, te conectas y apruebas la conexión. No hay clave de acceso.

 

LA LEY.

Estados Unidos no es un país latino. Las normas no se negocian, se cumplen. Si en México te acostumbraste a conducir con una cerveza Corona helada en la mano aquí olvídalo definitivamente, ya que ni siquiera puedes tener un envase vacío de cerveza a mano dentro de tu vehículo. Por cierto, tampoco se puede fumar, beber alcohol o entrar con una botella de vidrio en las playas de California.

 

LAVAR LA ROPA.

Hay muchísimas lavanderías de autoservicio donde el servicio cuesta desde un dólar. También puedes secar tu ropa a partir de 25 centavos de dólar.

DÓNDE CONSEGUIR PAPELES PARA TRABAJAR EN ESTADOS UNIDOS.

En la plaza McArthur de Los Angeles puedes conseguir los documentos básicos que te pide cualquier empresa para trabajar: green card, licencia de conducir y número de seguro social. Cada documento cuesta aproximadamente unos cien dólares. Atención: estos documentos son falsificados, son ilegales y si se presentan ante un oficial de la policía puedes terminar rápidamente fuera del país y con una prohibición para volver durante muchos años. Si se trata de trabajar, los empleadores nunca constatan la veracidad de los documentos. Como se dice en México, ese es tu pedo, tu problema. Nosotros siempre recomendamos tomar el camino correcto.

 

MAS INFORMACIÓN

•••••••••

Consigue los libros de Pablo Rey con las historias de casi 20 años viviendo en la ruta, en las mejores librerías de viaje de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.

Viaja con nosotros cada día en InstagramFacebookTwitter YouTube @viajeros4x4x4

•••••

El 20 de junio del año 2000 partimos de Barcelona para dar la vuelta al mundo en 4 años en una furgoneta 4×4 que con el tiempo terminamos bautizando como La Cucaracha. ¿Por qué? Porque se mete por todos lados y porque es capaz de sobrevivir a una bomba atómica. Desde aquel momento recorrimos el sur de Europa, Oriente Próximo, África de norte a sur y América desde Ushuaia hasta el Océano Ártico, en el norte de Alaska y Canadá. En el año 2008 compramos una balsa de madera para descender un río del Amazonas del Perú y en 2015 compramos una moto en Vietnam para recorrer el Sudeste Asiático.

Desde el año 2007 compartimos datos e historias en el blog (o la web) de La Vuelta al Mundo en 10 Años, en www.viajeros4x4x4.com. Pablo ya tiene escritos 3 libros en castellano (El Libro de la IndependenciaPor el Mal Camino e Historias en Asia y África) y uno en inglés (The Book of Independence) y escribe regularmente artículos para revistas como Overland Journal y OutdoorX4. Anna edita los libros y hace collares y pulseras de macramé que venden en las ferias de 4×4 a las que asisten para dar charlar y conferencias.

Han participado de la Feria del Libro de Guadalajara (México), de la Feria del Libro de Guayaquil (Ecuador), de Sant Jordi en Barcelona, de la Overland Expo de Arizona y han dado charlas y conferencias en muchísimos lugares, entre los que se encuentran el Club de Creativos de España, la Universidad Carlos III de Madrid y el Museo de Arte de Puerto Rico.

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina. El viaje es la vida.

 




141- Cómo conseguir que la entrada a Tikal te cueste la mitad (o menos)

La Vuelta al Mundo en 10 Años - Viajeros4x4x4

Aquí encontrarás datos que no están en ninguna guía, sobre todo, porque rozan o entran en el terreno resbaladizo de lo que podría ser ilegal. Son trucos, trampas que vamos descubriendo en el camino, grietas en las normas establecidas que juegan a nuestro favor, el de todos los viajeros. Que aproveche.

Tikal es uno de esos sitios que todos deberíamos conocer antes de morir. Sencillamente, caminar por la selva descubriendo animales, templos, pirámides y edificios restaurados o todavía cubiertos de árboles y tierra es especial. Tiene algo curiosamente único.

La entrada no es demasiado cara para lo que verás dentro, son 150 quetzales, aproximadamente 15 euros o 20 dólares. Pero a veces para seguir viajando hay que ahorrar hasta el último centavo.

Por esto no irás a la cárcel, como por cruzar ilegalmente las fronteras entre Guyana y Surinam, o por conseguir un sello falso para salir de Ecuador o por cambiar dinero en el mercado negro de Venezuela. A lo sumo te ganarás un tirón de orejas, o la comprensión de los guardaparques de Tikal, donde descubrimos que puedes comprar tu entrada con fecha del día siguiente a partir de las 3.30 de la tarde del día anterior. En las dos horas y media que quedan hasta que oscurece es posible ver los edificios más importantes: la Plaza Central y el Templo 4, desde donde el paisaje del dosel, el techo de la selva, es impresionante.

Y como las entradas son válidas para todo el día siguiente puedes entrar y salir las veces que quieras. O sea, a la mañana siguiente otra persona podría acceder a Tikal con tu misma entrada.

Y por la tarde vuelves a entrar, o puedes compartir la entrada con una tercera persona dividiendo por dos o por tres el coste final del acceso a Tikal. No se ahorra demasiado pero lo dicho, todo sirve con tal de seguir viajando.

 

Encuentra más datos y fotos de Tikal en Lugares para conocer antes de morir: Tikal, Guatemala.

HAZ ALGO ILEGAL. Descubre como aprovechar otras grietas en las normas y ahorrar mientras viajas:




133- Lugares para conocer antes de morir: Tikal, Guatemala

Vista de La Gran Plaza desde el Templo 5, Tikal, Guatemala

La primera vez que pisé Guatemala fue en el año 1998. Había ido por un mes a México y de casualidad terminé en el sitio arqueológico maya de Tikal. Fue pim-pam, un accidente, un camino alternativo decidido sobre la marcha que incluiría el cruce de vuelta a México por el Petén en un bote a motor, con dos ilegales centroamericanos que arriesgaban su pellejo por alcanzar la tierra prometida, Estados Unidos. El pasaje se lo pagué yo, pero esa es otra historia.

De aquel viaje a Tikal recuerdo la prisa por llegar a la Plaza Central antes del amanecer, corriendo por los laberintos de la selva, buscando, intuyendo el camino para subir a tiempo los escalones del templo número dos y contemplar el revuelo que armaban los pájaros y los monos ante la salida revolucionaria del sol. Recuerdo una chica oriental, tremenda, infartante, por allí debían estar rodando una película de James Bond, con medio escorpión a la vista tatuado debajo del ombligo. Y recuerdo el vértigo de la escalera vertical del Templo 2, que conducía al altar. Eso es todo.

Por eso volver a Tikal, la ciudad del rey Luna Doble Peine, también llamado Ah Cacau (Señor Chocolate) fue como estar de nuevo por primera vez. En doce años la zona arqueológica se expandió a otras pirámides y ahora muchos templos aparecen calvos, limpios, restaurados, sin su peluca verde de naturaleza. Como el Templo 4, desde donde la vista del dosel de la selva es infinitamente mejor que desde el viejo Templo 2. O los edificios del Mundo Perdido y el Templo 5, restaurado por Cooperación Española, con sus nuevas escaleras verticales de madera de casi cincuenta metros de alto.

Porque ya no se puede subir por los viejos escalones de piedra, está prohibido. Son demasiado resbaladizos durante el ‘invierno’, la época de las lluvias que va de mayo a octubre, esos meses de calor húmedo e infernal cuando todo permanece mojado. Los turistas muertos por perder el equilibrio, por un resbalón involuntario como el que me hizo aplastar nuestra cámara de fotos, comenzaron a ser demasiados.

Sea como sea, Tikal vale la pena. No vas a encontrar muros grabados con inscripciones como en Copán (Honduras), Chichen Itzá o Palenque (México). Lo impresionante es su ubicación, rodeada de selva y poblada de monos, coatíes, pavos, zorros, roedores gigantes, ciervos y aves convertidas en la ensalada de la naturaleza. Y no es que sabes que están ahí. Los ves, te los cruzas en los senderos de Tikal.

Es lo más parecido al paraíso americano que encontraron los conquistadores y exploradores del siglo quince y dieciséis. Naturaleza exuberante, gente amable, bandas de coatíes hurgando el suelo en busca de insectos, monos araña comunicándose a los gritos sobre tu cabeza, pavos azules que se mantienen a una distancia permanente y mínima de cinco metros…

Vale la pena pasar un par de días en Tikal, la ciudad que el antiguo rey Luna Doble Peine, también llamado Ah Cacau (Señor Chocolate) convirtió en la capital de un reino hace más de mil años.

 

DATOS PRÁCTICOS DE TIKAL.

Abierto de 6 AM  a 6 PM.

Entrada para extranjeros, por persona y día: 150 quetzales (1 euro: 9,5-10 quetzales. 1 dólar: 7,75-7,90 quetzales)

Entrada para guatemaltecos: 25 quetzales.

Camping: 30 quetzales por persona. Hay dos o tres hoteles, no son tan caros como en Machu Picchu.

Los tours organizados por guías acreditados para ver el amanecer comienzan a las 4 AM y cuestan 200 quetzales. A veces y sobre todo si estás acampando, por 100 quetzales los mismos guardaparques te hacen entrar antes de la hora de apertura para que veas el amanecer por tu cuenta.

Si entras a partir de las 3.30 PM puedes solicitar en taquilla que te pongan en el boleto la fecha del día siguiente. Es una de las mejores horas ya que casi no hay gente y la entrada te sirve para todo el día siguiente. Y como no son nominativas, hasta podrías compartirla…

Hay dos museos: el Museo Lítico (10 quetzales por persona) y el Museo Cerámico, también privado y donde te cobran otra entrada.

Nuestra recomendación es la misma que para la mayoría de los grandes sitios arqueológicos en Perú y México: visitar el sitio arqueológico apenas abran las puertas o a última hora de la tarde. Son los únicos momentos en que puedes estar casi a solas con la historia.

Encuentra más datos sobre Tikal en Haz algo ilegal: cómo conseguir que la entrada a Tikal te cueste la mitad, o menos.




123- Diego Rivera, ese rebelde gordo, chingón y con voz de pito | CULTURAS Y TRADICIONES

www.viajeros4x4x4.com

No podía ser. Dios había vuelto a perder una pieza del rompecabezas y había rellenado el ADN de ese tipo con lo que tenía a mano. Andá a saber qué caja habría revuelto, pero un hombre flaco y menudo quedaría mudo. Esa voz que explicaba la historia del mural ‘Carnaval de la Vida Mexicana’ en la audioguía del Palacio de Bellas Artes no podía salir de la boca de Diego Rivera.

Era imposible.

Diego Rivera era un elefante sobre dos patas que se había casado con la mujer más frágil del mundo, Frida Kahlo, y esa voz revolcona y aguda subía y bajaba como en las viejas películas de Pancho Villa. El tipo viajaba en el tiempo y aparecía en el año 2010 para meterse en mis oídos con un tono Chespirito que destruía la lógica. Contaba algo bien sencillo y humano: había pintado ese mural sobre varios bastidores porque sospechaba que no le iba a gustar al gran dueño del gran hotel que se lo había encargado.

Y tenía razón, había demasiada crítica social: un militar con cara de cerdo, una nueva bandera nazi-inglesa-norteamericana, un periodista con cara de burro, un obispo sonriente, un hombre de paja.

Yo pinto lo que quiero traduzco frente al cuadro mientras cambio la palabra pintar por la palabra escribir. Quizás por eso me guste tanto Diego Rivera, al final todo es una cuestión de actitud.

Lo único que Diego tenía claro era que no quería que volvieran a destruir su mural como había pasado en Nueva York, cuando mister Rockefeller había mandado demoler ‘El hombre en el cruce de caminos’ porque reproducía la imagen de Lenin. Demasiado comunismo en el corazón del capitalismo.

Diego Rivera, ese rebelde gordo, chingón y con voz de pito, se convirtió en el máximo exponente del movimiento pictórico más importante de México: el muralismo. Su objetivo era educar, llevar el arte a las masas, a la gente que camina por la calle. Que la pintura no fuera sólo una expresión artística de salón. Sus murales (y los de Orozco, Siqueiros y Rufino Tamayo) no están sólo en el ombligo de México, sino también en otras ciudades grandes y pequeñas del país.

No hay duda, Diego Rivera era un provocador. La pintura de Frida no está mal, ese dolor expresado en lienzos, su uniceja y esos bigotazos de mujer también eran una actitud política en una sociedad machista que no parece haber cambiado demasiado en los últimos 70 años.

Pero mientras Frida se ha revalorizado con la reafirmación de la mujer a fines del siglo veinte, Diego ha quedado donde estaba. Como sus murales, esparcidos por edificios públicos de todo México.

Y esa es una de las cosas que más me gustan: esos murales no se pueden vender, no pueden entrar en el circuito del comercio del arte. Están a la vista de todos, los marchantes deberían comprar el edificio entero. Y eso, eso ya no es negocio.

 

Algunos sitios donde ver murales de Diego Rivera en México DF:

  • Museo Mural Diego Rivera, en un extremo de la Alameda. Entrada 15 pesos, poco más de un dólar.
  • Palacio de Bellas Artes, al otro extremo de la Alameda. Entrada 35 pesos, poco menos de 3 dólares.
  • Palacio de Gobierno, plaza del Zócalo. Entrada gratuita.
  • SEP, Secretaría de Educación Pública, a 300 metros de la plaza del Zócalo. Hay más de 100 murales de Diego Rivera. Entrada gratuita.