58- Cómo pasar los peajes sin pagar (en Colombia funciona) | CAMINOS ALTERNATIVOS

Aquí encontrarás datos que no están en ninguna guía, sobre todo, porque rozan o entran en el terreno resbaladizo de lo que podría ser ilegal. Son trucos, trampas que vamos descubriendo en el camino, grietas en las normas establecidas que juegan a nuestro favor, el de todos los viajeros. Que aproveche.

Unas cuantas de las peores rutas de Sudamérica están en Colombia. La mayoría están primorosamente asfaltadas, pero hay tantos, tantos, tantos camiones, que a veces no puedes avanzar a más de 30 kilómetros por hora.

Por ejemplo, la ruta Bogotá-Cúcuta, en la frontera con Venezuela. Tardamos 4 días en hacer 800 kilómetros. Conducíamos 5 horas por día, en una ruta donde cada 70 kilómetros pagas peaje. La ruta sólo tiene un carril de ida y uno de vuelta y sólo encontramos dos razones para explicar tantas curvas: cuando la planearon aún no habían descubierto la línea recta, o fue hecha por un ingeniero de caminos borracho.

Gira para la derecha, gira para la izquierda, sube y baja, todo el tiempo. Todo.

En estas condiciones, ¿qué sentido tiene pagar peaje?

Entonces, para evitar los peajes de las rutas colombianas hay que DETENERSE ANTES DE LLEGAR A LAS GARITAS Y PREGUNTAR A LOS VECINOS POR DONDE SE PUEDE EVITAR EL PEAJE.

Casi siempre funciona.

•••••

ENCUENTRA EN ESTE ENLACE MÁS HISTORIAS SOBRE COLOMBIA.

••••

Consigue los libros de Pablo Rey con las historias de más de 15 años viviendo en la ruta, en la librería Altaïr, en Amazon.com y en Kindle.

Vuela con nosotros en Instagram, Facebook y YouTube @viajeros4x4x4

 

Pablo Rey (Buenos Aires) y Anna Callau (Barcelona) viajan por el mundo desde el año 2000 en una furgoneta Mitsubishi Delica L300 4×4 llamada La Cucaracha. En estos años veinte años de movimiento constante consiguieron un máster en el arte de sobrevivir y resolver problemas (policías corruptos y roturas de motor en el Sáhara, por ejemplo) en lugares lejanos.

Durante tres años recorrieron Oriente Próximo y África, de El Cairo a Ciudad del Cabo; estuvieron 7 años por toda Sudamérica y otros 7 años explorando casi cada rincón de América Central y Norteamérica. En el camino cruzaron el Océano Atlántico Sur en un barco de pesca, descendieron un río del Amazonas en una balsa de troncos y caminaron entre leones y elefantes armados con un cuchillo suizo.

En los últimos años comenzaron a viajar a pie (Pirineos entre el Mediterráneo y el Océano Atlántico, 2 meses) y en motocicleta (Asia) con el menor equipaje posible. Participan en ferias del libro y de viaje de todo el mundo, y dan charlas y conferencias en escuelas, universidades, museos y centros culturales. Pablo ha escrito tres libros en castellano (uno ya se consigue en inglés) y muchas historias para revistas de viaje y todo terreno como Overland Journal (Estados Unidos) y Lonely Planet (España).

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina, el viaje es la vida.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!