124- Unas buenas bienvenidas mexicanas

Unas buenas bienvenidas mexicanas en Guadalajara, Jalisco, México. Asado!

Lo que pasó estos fines de semana en México, en Morelia y Guadalajara, parece el prólogo de las fiestas y los encuentros que se acercan: el próximo domingo 20 de junio cumplimos 10 años viviendo en la ruta.

Todo comenzó hace un par de años, cuando todavía estábamos en Perú. Entonces recibimos un comentario en una de las historias del blog, Policías y Ladrones, donde explicábamos un intento de coima y cómo lo habíamos evitado. Firmaba un tal Chava Vital, otro desconocido amistoso, aunque en la foto éste tenía unos bigotazos gruesos y anteojos espejados.

Escribía desde México, los esperamos en Morelia. Le faltaba el sombrerote mexicano.

Llegamos casi dos años más tarde. La conexión fue inmediata, como había pasado con Pipo (encargado de elegir los peores caminos para el rally Dakar en Chile) o con Rodolfo (que compite con su Machito, un Toyota, en pruebas trial 4×4 en Venezuela). El aceite de motor es una sangre oscura que nos une.

El Chava jeepea. Prefiere pasar por encima de las piedras antes que rodearlas.

Como Erika Echauri, ‘la Katrina’ de Guadalajara, que compite en un deporte de hombres y consiguió juntar a dos clubes de jeeperos para ofrecernos unas carnitas, un asado. BIENVENIDOS VIAJEROS4X4X4, PABLO Y ANNA decía un cartelote que cubría casi toda la puerta del galpón donde nos reunimos el lunes. ¡Un lunes! Los mexicanos sí que saben cómo comenzar la semana.

Como dice una de mis frases preferidas de los últimos meses: Soy argentino, español y catalán. Soy peruano, chileno, turco, sudanés y sudafricano. Y ahora comienzo a ser mexicano.

Gracias al Chava Vital y los jeeperos de Morelia. Gracias a la Katrina, el Guarapo y los clubes Adrenalina 4×4 y Los 28 4×4 de Guadalajara. Nos vemos en unos meses y armamos otro asado. México está siendo un país tremendamente generoso.

PD1: Chava, te recuerdo que me debes un calco de Viva México cabrones. Sin él la migra no nos dejará entrar en Estados Unidos.

Deja un comentario