Gracias Siria

www.viajeros4x4x4.com
  • A la familia de maestros que nos invitó a comer apenas cruzada la frontera, cuando aún no teníamos una sola moneda siria.
  • A Nouraddin “thininguis” Ahmed, de Ausharyya, su padre Mansur, su madre Ferithe y a sus hermanas, que sólo son libres para cocinar, por lavarnos la ropa y recibirnos en su casa con desmesurados y deliciosos desayunos, comidas y cenas. No, gracias, paso de abrirle el cráneo al cordero para comerme su cerebro aunque esté cocinado.
  • A Abu Saif, maestro falafero saudí que vive a veces en Der-ez-Zor, por las comidas y la habitación donde dormir. A quien le interese, busca mujer española para comprar.
  • A Ahmed, que sufre las impertinencias del gobierno en su vida privada, por enseñarnos Damasco y prestarnos un ordenador de su negocio de internet para comprimir fotografías.
  • Al director del Museo Nacional de Damasco y los guardianes de Dura Europos, Mari, Palmira, Rasafa, Ugarit, Deir Sama’an, Krak de los Caballeros e Ibn Warden, por dejarnos ver tantos lugares increíbles sin pagar.
  • Al policía de la aduana que nos perdonó 300 dólares que tendríamos que haber pagado si hubiera aplicado la ley que ordena ‘coche diesel extranjero, 100 dólares a la semana’. Su manejo del Typex fue magistral.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario