323- Pablo and Anna Comic Strip, Season 01

[cs_content][cs_section parallax=”false” style=”margin: 0px;padding: 45px 0px 5px;”][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/1″ style=”padding: 0px;”][cs_text]A comic strip about travelling around the world with a van???

Sometimes breakdowns occur for a reason. In August 2014 we were in the northern tip of Newfoundland, with a broken torsion bar in the land of very far away, when a guy arrived with his overloaded motorcycle. Cemil Alyanak was travelling from Washington D.C., and got surprised with our story of 14 years non-stop living in the road. We had dinner and he left the following day with a bug in his brain.

One month later he wrote to us with a brilliant idea: ‘everybody has done books and documentaries about travelling, but no one has ever done a comic strip. Would you be interested? I’ve read your books, and I’m sure you’ll have a lot of funny stories to share.’ We loved the idea.

He had a friend, Mike Cucurullo, a very good illustrator from Boston, and we started to have fun in very long Skype conversations.

All started with a crazy idea. Again.[/cs_text][/cs_column][/cs_row][/cs_section][cs_section parallax=”false” style=”margin: 0px;padding: 5px 0px;”][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]THE HOUSE OF YOUR DREAMS[/cs_text][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/06/Cartoon_collection_01nueva-tipo-2.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/06/pablo-and-anna-comic-strip-no1/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][/cs_row][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/07/Cartoon_collection_01nueva-tipo-3.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/07/pablo-and-anna-comic-strip-no5-the-luggage-for-an-overland-trip/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]THE LUGGAGE FOR AN OVERLAND TRIP[/cs_text][/cs_column][/cs_row][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]SLEEPING ON THE COUCH [/cs_text][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/07/Cartoon_collection_01nueva-tipo-6.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/07/pablo-and-anna-comic-strip-no4-sleeping-in-the-couch/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][/cs_row][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/06/Cartoon_collection_01nueva-tipo-7.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/06/pablo-and-anna-comic-strip-2-washing-clothes/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]BATH TIME[/cs_text][/cs_column][/cs_row][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]BORDER CROSSINGS[/cs_text][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/07/Cartoon_collection_01nueva-tipo-5.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/07/pablo-and-anna-comic-strip-no6-border-crossings/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][/cs_row][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/07/Cartoon_collection_01nueva-tipo-4.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/07/pablo-and-anna-comic-strip-no3-15-years-on-the-road/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]15 YEARS LIVING ON THE ROAD [/cs_text][/cs_column][/cs_row][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]DAMN MONKEEZ![/cs_text][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/07/Cartoon_collection_01nueva-tipo-8.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/07/pablo-and-anna-comic-strip-no7-damn-monkeez/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][/cs_row][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/08/Cartoon_collection_01nueva-tipo-10.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/08/pablo-and-anna-comic-strip-no8-that-cheap-language-courses/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]THAT CHEAP LANGUAGE COURSE[/cs_text][/cs_column][/cs_row][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”2/3″ style=”padding: 0px;”][x_gap size=”50px”][cs_text class=”cs-ta-center”]SMELLS LIKE…[/cs_text][/cs_column][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/3″ style=”padding: 0px;”][x_image type=”none” src=”http://viajeros4x4x4.com/wp-content/uploads/2015/08/Cartoon_collection_01nueva-tipo-9.jpg” alt=”” link=”true” href=”http://viajeros4x4x4.com/2015/08/pabloandannacomicstrip9/” title=”” target=”” info=”none” info_place=”top” info_trigger=”hover” info_content=””][/cs_column][/cs_row][/cs_section][cs_section parallax=”false” style=”margin: 0px;padding: 5px 0px;”][cs_row inner_container=”true” marginless_columns=”false” style=”margin: 0px auto;padding: 0px;”][cs_column fade=”false” fade_animation=”in” fade_animation_offset=”45px” fade_duration=”750″ type=”1/1″ style=”padding: 0px;”][cs_text]Get the books about Pablo and Anna’s real stories on the road @ Amazon.com and Kindle, or download the first pages HERE!

Follow the latest adventures of the real Pablo and Anna on Instagram, Facebook and Youtube @viajeros4x4x4

•••••

On year 2000, Pablo Rey (Buenos Aires) and Anna Callau (Barcelona) quit their jobs and rented out their apartment in Spain to travel around the world during four years. Four somehow turned into fifteen. The couple, living out of their small 4WD van, a.k.a. La Cucaracha, has travelled more than 220,000 miles, passing through 60 countries, with no end in sight.

After leaving Southern Europe, these committed nomads have driven through the Middle East, Africa —from North to South, the entire American continent —from Tierra del Fuego (at the Southern tip of Patagonia) to the Arctic Ocean in Alaska, before settling in for a couple of years of discovery in North America. Getting here was no small feat. They crossed the Atlantic Ocean from South Africa to Argentina in a fishing vessel, survived elephant and Kalashnikov attacks in Africa and paddled down an Amazon river in a 6-log wooden raft. Their engine broke down in the middle of the Sudanese Sahara and froze at 15,000 feet during a very cold winter in the Bolivian Altiplano, and that’s just scratching the surface.

In 15 years they have met, shared food and stayed with some truly amazing and hospitable people. Whether in a house, hut, tent or under the stars, the take away is the same, in whatever culture, remove the dogma and indoctrination and you realize that we are all the same, one big human family living in a beautiful, albeit fragile, Earthly home.

Pablo has written three books in Spanish. The Book of Independence, translated into English in Canada, is available at Amazon.com and Kindle, or download the first pages HERE!

Follow the latest adventures of the real Pablo and Anna on Instagram Instagram, Facebook and Youtube @viajeros4x4x4[/cs_text][/cs_column][/cs_row][/cs_section][/cs_content]




126- El hombre que susurraba a los caballos de su motor

Trabajando debajo de La Cucaracha, la furgo 4x4 (Mitsubishi L300) de La Vuelta al Mundo en 10 Años

Dale… arrancá… no seas cruel… Si arrancás ahora te llevo a que te laven. Y que te enceren. Nunca te enceraron, quizás tu dueño anterior, pero nosotros no… Vas a ver, es como ir a un spa. Y te cambio el aceite. Te voy a poner el mejor del mundo. Eso no va a ser aceite, va a ser champagne, aceite para naves espaciales… Dale Cucarachita linda, arrancá… si yo te quiero…

Y entonces, el Apocalipsis según Chávez oscureció el mundo. Un terremoto en China, otro en Perú, otro en Chile, otro en Haití. Un huracán en Myanmar, las bolsas caen hasta el subsuelo, España llega al 20% de desempleo y la crisis hipotecaria afecta hasta a Malawi. Después fue culpa de los griegos, claro, ellos fueron los que inventaron la civilización.

Si estábamos mejor cuando éramos monos, ¿te acuerdas? Había un jefe que decía ‘sacáos los piojos los unos a los otros como yo los he sacado’. Eso estaba bueno. Encima, en Australia nacen menos canguros y a la presidenta de Argentina le aparece un grano en la mejilla. Estamos jodidos.

Las señales son las correctas. Yo os iré entregando uno a uno al filo de mi espada, y todos pereceréis en esta mortandad. Isaias, 65:12. El imperio caerá y nada se salvará, los farsantes serán los primeros en ser devorados por las llamas del fuego eterno.

En el aire hay un olor a sulfuro que apesta. No sé si es culpa de BP, Chávez, la política del imperio, Bin Laden, Mugabe, los chinos, los fascistas de derecha o los fascistas de izquierda, pero alguien sufre una terrible gastroenteritis infecciosa que nos termina afectando a todos.

Esa es la imagen global, lo que aparece en los periódicos. Pero la vida real, nuestra vida pequeña y diminuta, se desarrolla según la dictadura de la furgoneta.

Hoy se me rompe el parabrisas, mañana la cremallera y pasado mañana nuevamente el parabrisas. Se corta el resorte del acelerador y, mientras lo desarmo, uno de los tornillos se rompe dentro de la rosca. Después de una nueva alineación, los neumáticos siguen gastando más por el lado de adentro. El limpiaparabrisas de la puerta trasera, que se queda trabada desde una salida de ruta en Zimbabwe, ha dejado de funcionar. Cariño, el tornillo del cárter está girado y no podemos cambiar el aceite. El alternador ya no carga, el silenciador está roto, la cuarta rasca, hay que bajar la caja. Subí la música por favor.

Pero no son averías causadas por el desgaste de 18 años de vida, no. Es venganza por un pozo mal encarado, despecho por abandono durante un par de meses en la casa de un amigo, opinión de furgoneta. Estoy seguro, más que seguro, re-seguro, que la Cucaracha tiene carácter. Todos los que dicen que los objetos no tienen alma están equivocados.

Es lógico que nuestra Cucaracha se rompa durante una vuelta al mundo por rutas secundarias que ya dura más de 10 años. Pero no, ella no funciona así, ella no se rompe por cansancio. Ella se rompe por celos y venganza. Ella es japonesa pero tiene sentimientos latinos.

Y habla cuando se corta el cable del acelerador en medio de la Pampa, cuando se quema todo el circuito eléctrico a 300 kilómetros de reiniciar el viaje o se rebela con una avería fantasma en la que no coinciden cinco mecánicos distintos.

Hace unos días cumplimos 10 años viviendo en la ruta. Nosotros queríamos celebrarlo en una playa de agua tibia, la furgo quería celebrarlo en un mecánico de aceite espeso. Cada cual tiene sus gustos. Ganamos, por algo tengo las llaves, pero al día siguiente tuvimos que ir al mecánico. Nos salió caprichosa la niña.

Fue como cuando llegamos al sur del mundo. Nosotros estábamos emocionados de llegar al final de la Ruta 3, el último camino de Tierra del Fuego, el último camino de América. La furgo también. Y cuando volvíamos a Ushuaia se le rompió el disco de embrague. Fue por la emoción.

Mientras tanto yo le hablo, le susurro palabras bonitas cargadas de buenas intenciones, como si ella tuviera la capacidad de comprenderme, de responderme, de hacerme caso.

Nuestra furgo, como tantas otras furgos y cuatro por cuatros y bicicletas viajeras, tiene nombre. Entonces le digo cosas bonitas a mi Cucarachita linda, le doy palmaditas cariñosas en los faros traseros, le rasco los bajos, acaricio el volante, le limpio la caquita de paloma que se le pega al parabrisas, la visto de tatuajes…

Como Robert Redford, vamos, igualito. Soy El hombre que susurraba a los caballos de su motor.




Quiénes Fuimos, Quiénes Somos: Escritores en Ruta

vuelta al mundo, viajeros4x4x4

QUIÉNES FUIMOS

 

QUIÉNES SOMOS

 

LIBROS EDITADOS




111- Qué se siente cuando vives un terremoto | PERÚ

La Vuelta al Mundo en 10 Años - www.viajeros4x4x4.com

A las siete y quince de la mañana un murmullo largo sacude la cama arrancando un rugido de las paredes. Un rugido suave, pero bien bronco.

– Anna, quédate quieta.

El sonido es exactamente el mismo que retumba dentro de un túnel mientras pasa sobre tu cabeza un tren interminable, cada vez más pesado, cada vez más intenso. Brrrrrrrrrrrrrrrrmmmmmmmmmm.

Un terremoto es algo extraordinario. La confusión es auténtica, la película de tu vida se enganchó en la máquina y el viejito que vigila los proyectores se quedó dormido.

– ¡Todos al patio! ¡Todos al patio! –comienza a gritar la abuela Raquel. –¡Ay madrecita mía de mi vida! ¡Dios santo! ¡Que acabe rápido por favor mamita!

Su voz nerviosa recuerda las historias entrecortadas en alguna sobremesa. Paredes caídas, grietas en el asfalto, fuego, gente desnuda en la calle, sangre, el pudor ya no es importante.

Diez, o veinte, o treinta segundos más tarde, cuando la tierra se calma, una mano con Parkinson enciende el televisor. Ya interrumpieron todos los programas.

Un terremoto es algo escalofriante. El suelo tiembla en shocks planetarios, sacudidas que levantan cemento, asfalto, farolas y edificios. Los gorriones pierden los nidos y la gente sus casas. No es broma. El sacudón que provocó el tsunami asiático de fines de 2004 hizo que algunas islas se movieran de sitio.

Recuerdo la primera vez, año 2003. Cenábamos en nuestro apartamento alquilado en Santiago de Chile, un noveno piso, y la silla comenzó a caminar. Mi pequeña colección de botellas de los años cincuenta parecían clin clin clin clin clin campanas. Apoyé el tenedor en la mesa e intenté asimilar la vibración. Era algo sobrenatural.

– ¿Sientes esto? –preguntó Anna.

El edificio era Godzilla y nosotros estábamos en su estómago.

Recuerdo la emoción inconsciente, esto se mueve, esto es nuevo, esto es incontrolable esto es un fenómeno. La introducción al Apocalipsis, capítulo 1.

Durante un terremoto cada uno enseña sus cicatrices, las visibles y las invisibles. En la calle suena un coro de alarmas de automóviles. Los bomberos saltan a sus camiones y la gente sale a las calles. Algunos lloran. Otros se quedan en blanco. El miedo a las réplicas provoca otro temblor, esta vez en las piernas.

Queda la inestabilidad. Es la vida desnuda, desequilibrada, original, pendenciera, nada está asegurado. Todo puede derrumbarse en un momento de inquietud. El corazón continúa latiendo, pero las pulsaciones pasan las cien, el baterista se ha vuelto loco.

Años más tarde, en Lima, y con la presencia fresca del desastre de Pisco, el suelo vuelve a temblar. La primera vez fue a la una de la madrugada, durante un asado. La silla sólo se movió unos centímetros durante un par de segundos y ayudó a que la cena se acomodara en el estómago. Fue simple, rum rum, ya está. La segunda sacudida fue distinta.

Hay más historias sobre terremotos en:

Banner libro La Vuelta al Mundo en 10 Años: Africa




102- Apostando con los marineros de Babel | VIAJES EN BARCO

La Vuelta al Mundo en 10 Años - @viajeros4x4x4

(Viene de Las costas colombianas están vigiladas por Estados Unidos)

– Mira lo que tengo –repite Basilio enseñando los dientes mientras me desvela parte de sus cartas, dos comodines de sonrisa boba vestidos como bufones medievales.

Hoy tampoco es mi día. Hoy vuelve a ser su día.

Aparte de jugar a las cartas por la noche y arreglar pequeños desperfectos de la furgoneta bajo el sol asfixiante del Caribe panameño, no hay nada que hacer. Pero no hay nada que hacer, en todos los sentidos.

Estamos anclados a doscientos metros de tierra firme, a doscientos metros del puerto de Cristóbal, en Colón, Panamá, por fin Centroamérica, y no podemos pisar tierra. No podemos desembarcar del Intrepide, nuestro buque de carga colombo-boliviano. Y ese es el más duro, el más absurdo, el más inflexible, el más insoportable no hay nada que hacer.

Estamos atrapados en el barco.

– No tiene sentido con la tierra tan cerca –le explico al capitán, que ya lo sabe.

Los barcos que llegan vacíos de la Guajira colombiana esperan su turno para amarrar en un parking marcado con boyas amarillas fuera del muelle 16, frente a la entrada del canal de Panamá. Todos trabajan con alguna agencia naviera panameña más o menos eficiente que se encarga del papeleo legal, permisos-aduana-migración-tasas-carga-inspecciones. La nuestra, Rosado Maritime Corp., una casucha dentro de un almacén oscuro en la zona franca, transpira un miedo tremendo a los barcos colombianos. Para ellos todos son sospechosos de narcotráfico. Tienen terror a que los marineros bajen a puerto, a que quieran quedarse en tierra después que su barco haya partido. A que uno de los buques llegue a puerto con una furgoneta atada en la cubierta.

– ¿Por qué no nos avisaron? ¡Eso no se puede hacer! ¡Y cómo es que llegan con dos extranjeros ilegales en el barco! –chillaban sin escuchar el primer día a todo el que pusiera el oído al teléfono.

El segundo día comenzaron a repetir mañana, esperen hasta mañana que les enviamos al representante del puerto y la inspección sanitaria para que puedan desembarcar. Mañana, no se preocupen. Mañana.

Mañana dijeron que para saltar a tierra antes que el Intrepide amarrara en el puerto debíamos pagar 250 dólares por gastos de lancha y trámites. Después, sencillamente, dejaron de atender el teléfono.

A esa altura, ya sabíamos que todo era mentira. Después de tres días preparándonos cada mañana para desembarcar, dejamos de creerles. Era absurdo, pero teníamos que esperar a que el barco tocase puerto para poner un pie en tierra firme. Tierra firme, allí, a doscientos metros, entre las calles calientes de Colón.

Paciencia. Al otro lado del barco está la primera boca del canal de Panamá, por donde monstruos marinos cargados de petróleo y contenedores avanzan custodiados por pequeños remolcadores de gruesos labios negros. Cambiar de océano, del Atlántico al Pacífico o viceversa en sólo 24 horas, cuesta más o menos 80.000 dólares. Es el precio por ahorrarse las tres semanas de viaje a través del Cabo de Hornos.

(Por cierto, los veleros privados pagan sólo unos 500 dólares).   

Paciencia. La globalización del idioma pasa por el canal de Panamá. Todos los tipos, maneras, acentos, modismos y formas de hablar inglés salen a través de la radio del barco. Con el tiempo, cuando te acostumbras, comienzas a notar las diferencias entre inglés panameño, inglés francés, inglés norteamericano, inglés sudamericano, inglés indio, inglés chino, inglés desconocido, inglés ruso y hasta algún inglés inglés, que termina siendo el más excéntrico de todos. La radio marítima del puerto de Cristobal es una Babel gringa.

Paciencia, no podemos descender del Intrepide. Paciencia, ya vamos por el cuarto día y no hay novedades. Paciencia, ya lavamos la furgoneta con la manguera contraincendios del barco. Paciencia, se acabaron los pequeños desperfectos que había que arreglar. Paciencia, aunque tener paciencia enloquece, sobre todo cuando por fin te han contactado de una revista española para que escribas un artículo.

Paciencia, vamos a jugar a las cartas con los marineros, aunque ya sé que vamos a perder dinero.

Cada noche Basilio le habla a las cartas como un prestidigitador, como un enamorado que promete todo lo que hay entre el cielo y la tierra a su mujer en coma. Luego me habla a mí, me pide las cartas buenas, las que necesita para volver a ganar. El cabrón quiere que me equivoque. A la izquierda el capitán sonríe y tira un tres de picas que no sirve para nada. Yo acaricio mi diente de tiburón, le pego un coscorrón al mazo y levanto un siete de corazones.

Al otro lado de la mesa se sienta Escobar, que se queja de las diez lucas, las diez barras, los diez mil pesos colombianos que ya no encuentra en su bolsillo. Que desaparecieron antes de perderlos en la mesa. A veces se levanta para fumar un cigarrillo y Anna le reemplaza. Y nos gana a todos con el dinero de Escobar.

– A ver, qué onda. ¿Vos jugás para Escobar y ganás? ¿Por qué no jugás con tu dinero, con nuestro dinero? Vení, sentate de este lado.

Y paciencia, vuelve a hacerse de noche. Ya son seis días atrapados en el barco, sin poder bajar a tierra, y retornamos a las cartas. Basilio ordena la mesa de juego improvisada sobre un par de cajas de plástico cubiertas por una bandera de señales marinas. El rito comienza apenas oscurece, cuando las grúas del puerto se iluminan como arbolitos de Navidad. A ver si hoy toca ganamos.

A nuestro lado la radio sigue viva. Repite rompeolas, adelante, ship, over, cambie a diez uno cero, breakwater, buen viaje, at 5 miles, puerto cristóbal acercándose. La radio habla con todos, chinos, rusos, norteamericanos e indios, menos con nosotros. Paciencia, hay que esperar, hay que seguir esperando. Algún día se fijarán en nuestro pequeño buque de carga, sí, ese, el que lleva una furgoneta atada en cubierta.

Clistobal sinal esteishon, clistobal sinal esteishon –dice la radio.

– Go ahead –responde, se responde a sí misma.

Algún día dirá otra cosa, algo así como llamando al Intrepide, Intrepide responda, cambio. Entonces abandonaremos el limbo y podremos pisar Centroamérica.

 

Encuentra todas las fotografías de este viaje en un barco de carga por el Caribe en De Colombia a Panamá en un buque de carga de bandera boliviana

Banner libro La Vuelta al Mundo en 10 Años: Africa