249- La historia del primer libro de La Vuelta al Mundo en 10 Años.

A fines de 2012 asumí que, sin abandonar la edición de libros de papel, debería comenzar a experimentar con los libros electrónicos. Pero no solo me faltaban los conocimientos para diseñarlos. También me faltaba tiempo.

Esta paradoja, Al viajero que tiene todo el tiempo del mundo todavía le falta tiempo, tiene una explicación muy sencilla. Los viajeros preferimos estar en la ruta, el bosque, el mar o la montaña antes que sentarnos frente a una máquina dentro de una habitación cerrada mientras escuchamos como pasan los automóviles por la calle.

Pero también sabía que, después de 13 años viajando, los libros digitales nos ayudarían a seguir viviendo en la ruta, lejos de esas habitaciones cerradas. Entonces, qué mejor que empezar con Historias en Asia y África, el primero de los libros de La Vuelta al Mundo en 10 Años.

La historia detrás de Historias en Asia y África

2006 fue un año distinto, no recuerdo exactamente qué hicimos ni por dónde viajamos. Solo sé que en enero por fin terminó la odisea de reparar el motor que nos dejó tirados en el desierto de Atacama durante 70 días, tras el encuentro fatal con El Peor Mecánico del Mundo, un título ganado a pulso. Entre febrero y abril estuvimos vagando sin rumbo fijo por el norte de Chile y el centro de Argentina antes de viajar a Barcelona para recobrar la moral y el bolsillo. Sé que allí me dediqué a escribir, a escribir mucho. No recuerdo más.

En aquel momento estaba persiguiendo la luna con un libro de 500 páginas. Era un bloque sólido de papel con historias más o menos entrelazadas que cubría el viaje de Barcelona a Sudáfrica que debía pesar varios kilos. Sin amigos dentro de la industria, sin un editor oficial que me guiara por el nuevo mundo de escribir libros, sin una dirección fija en un sitio estable (sigo sin tener una dirección fija en un sitio estable), encontrar una editorial que lo publicara era casi una misión imposible. Necesitaba un Plan B.

En octubre o noviembre de ese año, más o menos, quedamos para comer y tomar unos mates con los Zapp, una familia viajera que a base de presentaciones, calle y mucha energía (así quedó de flaco el pobre Herman) se había ganado el título de Símbolo del Viaje en Argentina. Mi madre los había visto contando historias con su Trastomóvil en una esquina de Mar del Plata y Herman le había dado su teléfono para que nos encontrásemos.

“Ah, Pablo, por cierto, me encontré con una pareja que está haciendo lo mismo que vos, pero en un auto viejo. Viejísimo.”

Siempre es bueno quedar con viajeros que llevan años en la carretera, sobre todo porque no tenemos que explicar todos los detalles. Ya saben cómo es vivir en la ruta. Por eso, cuando nos vimos en la casita-granero que habían alquilado en la llanura pampeana, fue fácil darle el ladrillo de papel a Herman para que le echara un vistazo mientras compartíamos unos mates bajo los árboles.

Su reacción fue inmediata. Me contó cómo habían publicado su primer librito a base de fotocopias. Que lo más difícil, escribir, ya estaba hecho. Y que lo que estaba leyendo estaba buenísimo.

Y por buena parte del resto de la tarde, no me dio más bola. Se quedó sentado bajo los árboles compartiendo con Cande el bloque de 500 páginas. Yo, abandonado, creo que me eché una siesta.

Una semana más tarde ya tenía un plan. Comencé seleccionando las mejores historias. No tenían que ser más de una o dos por país y debían respirar el aire del viaje, de la cultura del lugar y de su gente. Elegí un formato sencillo, 10 x 15, tamaño postal, fácil de imprimir y guardar (en la furgo o en un bolsillo) y encontré un diseñador que no me cobró mucho por el trabajo. Para la portada tenía una amiga, María José Baglivo, que me dijo las palabras mágicas: yo te ayudo. ¡Los viajeros tenemos tantas deudas!

Durante tres años el libro funcionó muy bien, hicimos cuatro ediciones mientras avanzábamos por parques, ferias y escuelas de Latinoamérica camino al Océano Ártico. Historias en Asia y África nos servía de experimento, de banco de pruebas en el trato con imprentas buenas y no tan buenas mientras seguía aprendiendo a jugar con las palabras en textos largos. Escribir un libro no era como escribir las cuatro líneas de un anuncio de publicidad, que era lo que sabía hacer, lo que había hecho toda mi vida antes de empezar el viaje.

Con el paso del tiempo Historias en Asia y África fue quedando relegado, superado por el tamaño, la intención y el desarrollo de los relatos en El Libro de la Independencia y Por el Mal Camino, los libros ‘grandes’. Esa fue la sensación dominante hasta estos días, cuando lo releí y me sentí orgulloso de mi ‘librito’. El primero, el que a veces llamo el 0,5.

Entonces decidí recuperar esa selección de perlas, pequeñas historias y reflexiones acerca del sentido del viaje. Que fuera más accesible, que se pudiera conseguir en cualquier lugar del mundo por un par de dólares o euros. Sin duda, hice algunas correcciones de estilo y algún cambio en las fotografías, pero intenté mantener el espíritu y la inocencia de la primera edición.

Y así, mientras saltaba de las páginas de este prólogo al motor descompuesto de la furgo (sí, otra vez), volví a destruir mi paradoja, la Paradoja del Viajero. Le robé tiempo al tiempo, y convertí Historias en Asia y África en mi primer libro electrónico convencido de que siempre, entre los libros ya escritos y los que vendrán, siempre será mi número 1.

Pablo Rey.

Vancouver, British Columbia, Canadá.

1 de agosto de 2013.

•••••

Sigue leyendo! Consigue los libros de Pablo Rey sobre La Vuelta al Mundo en 10 Años en cualquier librería de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.




215- Biodiesel: Cómo reciclar aceite de cocina usado y utilizarlo como combustible

La Vuelta al Mundo en 10 Años - www.viajeros4x4x4.com

Con el precio que alcanzó el combustible, es extremadamente tentador salir a la calle con el tanque lleno de aceite de cocina reciclado y dejar un olorcito a tempura o patatas fritas detrás de tu coche, furgo o todo terreno diesel…

A David Francoeur lo conocimos a fines de 2011 durante esos meses de frío y lluvia interminable que pasamos en Vancouver, British Columbia, Canadá. Forma parte de un grupo de amigos (Christine y Jay Willoughby, Jesse Farsang, Richard Dagenais) que se conocieron en el foro Delica.ca y que comparten algo muy importante: la curiosidad y las modificaciones en furgonetas y vehículos todo terreno.

El invierno es largo, hace frío, la economía de Canadá va bien y siempre sobra un poco de dinero que se puede usar para investigar y aprender algo nuevo. Gracias a ellos tenemos ducha de agua caliente, reconstruimos los armarios y llevamos el neumático de repuesto en la defensa (sí, la Cucaracha ahora tiene nariz). Son solo algunas modificaciones entre muchos detalles que mejoraron la habitabilidad de la furgo.

Por su parte, David instaló en su casa un sistema para filtrar aceite de cocina usado y utilizarlo como biocombustible en el motor diesel de su 4×4. De momento produce 100 litros a la semana, que a veces regala o usa como moneda de cambio por otros trabajos o vende a la mitad del precio que piden las gasolineras por el diesel.

Al principio dudé, pero con el paso de los días comencé a pensar en la posibilidad de partir de vuelta a la ruta dejando ese olorcito a tempura o patatas fritas detrás de la furgo. Mola.

Esto es solo una introducción al reciclaje de aceites usados para ser usados como combustible. Seguro que hay pequeños detalles que se me escapan, aunque intenté hacerlo lo más detallado posible para que los más lanzados hagan algo útil con ese pedazo de jardín infrautilizado que tienen en el fondo de la casa…

016-Canada-BC-Vancouver-Del

Primero e indispensable, no todos los aceites de cocina pueden llegar a ser utilizados como biocombustible. En Canadá utilizan el aceite de canola, que según lo que encontré por internet, es bastante similar al aceite de colza español.

Debido a que cada aceite se calienta a mayor o menor temperatura, hay algunos que no funcionarían como combustible. Por ejemplo, el aceite de oliva será muy rico pero no, no funcionaría en tu motor porque se calienta a menor temperatura que otros aceites.

Lo dejo hablar a David. Más abajo está la traducción de sus palabras, con algún añadido para clarificar un poco el proceso de purificar aceite usado de cocina y meterlo en el tanque de combustible de tu vehículo diesel.

La próxima entrada será sobre la instalación que David hizo en su 4×4 para viajar solo con aceite usado. Con el precio de los combustibles en Europa me extraña que el filtrado de aceites comestibles usados para usar en el motor no sea más común…

David: “Esta es una filtración modificada en frío. Recojo el aceite usado del restaurante, después que lo hayan desechado. Lo traigo aquí (a este depósito) y lo dejo reposar por 2 semanas para que los restos de comida lleguen al fondo. Después lo bombeo fuera del depósito por un filtro de 400 micrones, por otro filtro de 70 micrones de la bomba y llega a este otro tanque grande, de 700 litros. Este tanque, cuando está lleno, lo dejo reposar por un mes aproximadamente.

Normalmente el aceite sucio cae hacia el fondo porque es más pesado, y el aceite limpio se queda en la parte de arriba, así que siempre tomo el aceite de arriba. Antes de usarlo lo paso por el filtro de 70 micrones de la bomba de nuevo, y luego lo paso a este contenedor. Lo lleno hasta aquí arriba y con la gravedad va cayendo por este tubo  de 3/4 de pulgada que desemboca en la parte de abajo de este otro depósito. Va despacio, se tarda 24 horas en filtrar entre 20 y 40 litros por este nuevo filtro aún más pequeño, de 30 micrones. Y como la entrada está por encima del fondo, el aceite sucio que es más pesado siempre se queda abajo con el agua mientras el aceite limpio sube hacia la superficie. Esto es extra.

Una vez aquí lo bombeo de nuevo, pasa por la bomba y por un filtro de 10 micrones, que es el último filtrado. Y desde aquí va dentro de esto, que es mi aceite listo para usar. Y cuando está listo, lo bombeo y lleno el tanque de mi coche directamente con una manguera de gasolinera. Y eso es todo.”

Más fotos de su sistema de filtración de aceite usado:

 

Continúa en Biodiesel: Instalación para usar aceite de cocina reciclado como combustible de tu 4×4 diésel. 

Encuentra más sitios de venta de aceite usado y filtrado para usar como biocombustible en Norteamérica en www.fillupforfree.com




211- Fotografías del libro Por el Mal Camino | KENIA

Unimog stranded in the mud at Sibiloi National Park, Kenya

Estas son todas las fotografías del capítulo sobre Kenia del libro Por el Mal Camino (ISBN 978-84-615-7176-5) de la serie La Vuelta al Mundo en 10 Años.

En Kenia nos encontró el apocalipsis. Mientras cruzábamos la frontera desde Etiopía por un paso ilegal comenzó a llover. Y llovió tanto, que el suelo desapareció bajo nuestros pies…

No solo se nos inundó el motor de la furgo junto al lago Turkana, en el Parque Nacional Sibiloi, el más aislado de Kenia. Allí tampoco había rutas ni transporte público ni pueblos donde tomar impulso para llegar hasta Nairobi, el único sitio donde podríamos encontrar un mecánico decente. Nairobi, además, estaba a 800 kilómetros de malos caminos.

– ¿Querías viajar? Viaja. Encuentra tu maldita Arca de Noé. 

Y hay asaltos con Kalashnikov, desmayos en el agua tibia del Océano Índico, tribus pacíficas y violentas, animales salvajes, fauna urbana, trucos usados para robar en Nairobbery y hasta la historia del ébola, ese virus mortal que fuimos a visitar a uno de sus hogares: la cueva Kitum, dentro del Parque Nacional del Monte Elgon.

Más que un libro de viajes, el libro Por el Mal Camino parece una película de aventuras.

Encuentra las historias que acompañan éstas fotografías en el libro Por el Mal Camino (ISBN 978-84-615-7176-5), de la serie de libros de viaje La Vuelta al Mundo en 10 Años.

Consíguelo en todas las Librerías de España, en Amazon.com y en formato eBook en Kindle. 

Para conseguirlo en Argentina escríbenos a [email protected].




168- Documentos para viajar por Estados Unidos

La Vuelta al Mundo en 10 Años - @viajeros4x4x4
Encuentra aquí mismo toda la información básica necesaria para visados, importación temporal de vehículos, seguros baratos, mapas de papel e internet gratis, entradas a parques nacionales, dónde conseguir papeles falsos para trabajar, cómo se cruza ilegalmente la frontera de Estados Unidos…

ATENCIÓN: Lamentablemente los requisitos para viajar a cada país dependen del pasaporte con el que vayas a cruzar. Y entrar en Estados Unidos suele ser más complicado de lo habitual. Muchos países tienen acuerdos bilaterales que facilitan el cruce de la frontera, otros no. Y eso suele ser tremendamente injusto. Nosotros sólo te podemos ofrecer los datos básicos y algunos trucos para moverte. Todo lo que sabemos está aquí.

PARA INFORMACIÓN MAS DETALLADA RECOMENDAMOS CONSULTAR AL CONSULADO DE ESTADOS UNIDOS EN TU PAIS O LA PÁGINA DEL MINISTERIO DE RELACIONES EXTERIORES DE ESTADOS UNIDOS: www.uscis.gov

 

VISADO 1 (si tu país no tiene un acuerdo de libre entrada con Estados Unidos).

Sacar el visado turístico es un camino lleno de momentos que pueden hacer aflorar sentimientos de injusticia. Pero si uno desea conseguirlo, hay que agachar la cabeza y ser la persona más confiable del mundo. Aparte de pagar un mínimo de 100 dólares no reembolsables, te pedirán todo tipo de garantías que demuestren que tienes una vida estable y plena en tu país de residencia. O sea, contrato de trabajo fijo o una empresa en funcionamiento, documentos bancarios que demuestren que tienes bastantes miles de dólares en tu cuenta,  títulos de propiedad, estudios en curso, hijos que queden como rehenes de tu retorno… todo sirve para demostrarles que no quieres quedarte a vivir en Estados Unidos…

 

VISADO 2 (si tu país tiene un acuerdo de libre entrada con Estados Unidos).

Con pasaporte europeo no fue necesario hacer ningún trámite previo. Ni siquiera el tan mencionado ESTA. Entramos por el paso fronterizo de Otay, en Tijuana, después de una cola de dos horas a mediodía de un viernes. Nos hicieron una inspección secundaria muy rápida, fueron muy amables y luego de pagar 6 dólares por un trámite sencillo nos sellaron el pasaporte. El problema: para renovar el visado hay que salir del país y volver a entrar. Por eso, si quieres viajar durante más de 3 meses seguidos dentro de Estados Unidos y perteneces a algún país de la Unión Europea, recomendamos pasar por el consulado de Estados Unidos en tu país y sacar el visado…

Puedes consultarlo también (no es oficial) en la página Do you need visa (en inglés)

 

PARA EXTENDER TU VISADO.

O para ver qué necesitas para viajar o migrar a Estados Unidos visita la página www.uscis.gov

 

CRUCE ILEGAL DE LA FRONTERA POR TIJUANA.

Los sueños por una vida mejor nos llevan a hacer cosas que en un mundo normal jamás haríamos. En este momento los coyotes están cobrando cinco mil dólares a quienes no pueden conseguir un visado de entrada a Estados Unidos.

La Vuelta al Mundo en 10 Años - @viajeros4x4x4

 

PERMISO DE IMPORTACIÓN TEMPORAL DE VEHÍCULOS.

Los vehículos extranjeros que entran en Estados Unidos no necesitan ningún papel especial para circular. Solo debes tener el permiso de circulación vigente de tu país, que es válido mientras tu visado sea válido. Sencillo, nada más.

 

SEGURO PARA TU VEHÍCULO.

Sin duda, se recomienda contratar un seguro para circular con tu vehículo por Estados Unidos. Nosotros lo contratamos por teléfono con Progressive Insurance (www.progressive.com) a través de una operadora con un bonito acento cubano y durante el primer año nos costó la increíble suma de 125 dólares al año (cobertura contra terceros, sin grúa). A partir del segundo lo aumentaron, pero como nuestra furgo 4×4 está registrada allí como un vehículo recreativo cercano a un RV o casa rodante, conseguimos un descuento que nos cubre La Cucaracha en Estados Unidos y Canadá por 160 dólares al año, teniendo en cuenta que solo la utilizo 6 meses al año. Todo lo que ellos necesitan es una dirección en Estados Unidos (en nuestro caso, la dirección de un nuevo amigo) y en una semana recibirás la póliza por correo. Puedes contratar la póliza por teléfono. En el 1-800-7348767 te atienden en español.

 

PARA SABER DÓNDE CONSEGUIR EL COMBUSTIBLE MÁS BARATO.

Descárgate el app GasBuddy en tu teléfono o tableta. Funciona muy bien y ayuda a ahorrar dinero comprando en las gasolineras con mejores precios.

 

PARA SABER EL PRECIO DEL COMBUSTIBLE EN LAS DISTINTAS REGIONES DE ESTADOS UNIDOS.

Visita Fuel Gauge Report. La eficiencia de esta página de la AAA (Automobil Association of America) en tiempos de cambios vertiginosos en los precios del combustible es relativa. Eso sí, te dicen donde está la gasolinera más cercana a tu 4×4.

 

MAPAS GRATUITOS.

Si eres miembro de algún Automóvil Club asociado a la FIA (practicamente todos lo están), el AAA (Automobil Association of America) te da todos los mapas que necesites para viajar por Estados Unidos y Canadá, sin cargo. Y no solo mapas estado por estado y ciudad por ciudad, también tienen guías de viaje, guías con sitios de camping y hasta mapas detallados de parques nacionales. Impresionante.

 

SEGURO DE SALUD.

Hace años que viajamos sin seguro médico por el mundo. Sin duda, Estados Unidos es un mal sitio donde enfermarte si no tienes cobertura. De cualquier manera si tienes una emergencia cualquier hospital público tiene la obligación de atenderte aunque no tengas un seguro de salud. Al entrar no te piden una tarjeta de crédito como en los hospitales privados, solo un documento de identidad (le sacan fotocopia) y una dirección en Estados Unidos (que no comprueban) donde te enviarán la factura. Dentro mismo de cada consultorio de urgencias de estos hospitales públicos hay un cartel que dice más o menos “en este hospital la atención en urgencias es obligatoria más allá de que puedas o no puedas pagar por el servicio médico”.

 

PARQUES NACIONALES.

Puedes comprar una entrada anual para visitar todos los parques nacionales y reservas forestales nacionales de Estados Unidos por tan solo ochenta dólares. La entrada es válida para un vehículo o dos personas distintas durante un año. Las tarifas por acampar se pagan aparte (entre diez y treinta dólares) y es por sitio, que se puede compartir entre 2 vehículos y tres tiendas de campaña.

 

ACAMPAR.

Hay campings de todos los precios, y muchos no tienen duchas por más que te cobren 25 dólares la noche. Normalmente no te permiten dormir en las estaciones de servicio y es prácticamente imposible encontrar un sitio de acampada gratuito (si viajas con vehículo) junto a la playa en California, Oregon y Washington. La mejor página donde buscar es Free Campsites, que te marca en un mapa lugares donde se puede acampar gratis.

 

INTERNET GRATIS.

Todos los McDonalds y sitios de comida rápida que no se encuentren dentro de un hotel, supermercado o complejo turístico tienen wi-fi gratis. Si estás viajando en tu propio vehículo y no tienes ganas de tomar o comer algo, simplemente te estacionas frente al restaurante, te conectas y apruebas la conexión. No hay clave de acceso.

 

LA LEY.

Estados Unidos no es un país latino. Las normas no se negocian, se cumplen. Si en México te acostumbraste a conducir con una cerveza Corona helada en la mano aquí olvídalo definitivamente, ya que ni siquiera puedes tener un envase vacío de cerveza a mano dentro de tu vehículo. Por cierto, tampoco se puede fumar, beber alcohol o entrar con una botella de vidrio en las playas de California.

 

LAVAR LA ROPA.

Hay muchísimas lavanderías de autoservicio donde el servicio cuesta desde un dólar. También puedes secar tu ropa a partir de 25 centavos de dólar.

DÓNDE CONSEGUIR PAPELES PARA TRABAJAR EN ESTADOS UNIDOS.

En la plaza McArthur de Los Angeles puedes conseguir los documentos básicos que te pide cualquier empresa para trabajar: green card, licencia de conducir y número de seguro social. Cada documento cuesta aproximadamente unos cien dólares. Atención: estos documentos son falsificados, son ilegales y si se presentan ante un oficial de la policía puedes terminar rápidamente fuera del país y con una prohibición para volver durante muchos años. Si se trata de trabajar, los empleadores nunca constatan la veracidad de los documentos. Como se dice en México, ese es tu pedo, tu problema. Nosotros siempre recomendamos tomar el camino correcto.

 

MAS INFORMACIÓN

•••••••••

Consigue los libros de Pablo Rey con las historias de casi 20 años viviendo en la ruta, en las mejores librerías de viaje de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.

Viaja con nosotros cada día en InstagramFacebookTwitter YouTube @viajeros4x4x4

•••••

El 20 de junio del año 2000 partimos de Barcelona para dar la vuelta al mundo en 4 años en una furgoneta 4×4 que con el tiempo terminamos bautizando como La Cucaracha. ¿Por qué? Porque se mete por todos lados y porque es capaz de sobrevivir a una bomba atómica. Desde aquel momento recorrimos el sur de Europa, Oriente Próximo, África de norte a sur y América desde Ushuaia hasta el Océano Ártico, en el norte de Alaska y Canadá. En el año 2008 compramos una balsa de madera para descender un río del Amazonas del Perú y en 2015 compramos una moto en Vietnam para recorrer el Sudeste Asiático.

Desde el año 2007 compartimos datos e historias en el blog (o la web) de La Vuelta al Mundo en 10 Años, en www.viajeros4x4x4.com. Pablo ya tiene escritos 3 libros en castellano (El Libro de la IndependenciaPor el Mal Camino e Historias en Asia y África) y uno en inglés (The Book of Independence) y escribe regularmente artículos para revistas como Overland Journal y OutdoorX4. Anna edita los libros y hace collares y pulseras de macramé que venden en las ferias de 4×4 a las que asisten para dar charlar y conferencias.

Han participado de la Feria del Libro de Guadalajara (México), de la Feria del Libro de Guayaquil (Ecuador), de Sant Jordi en Barcelona, de la Overland Expo de Arizona y han dado charlas y conferencias en muchísimos lugares, entre los que se encuentran el Club de Creativos de España, la Universidad Carlos III de Madrid y el Museo de Arte de Puerto Rico.

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina. El viaje es la vida.

 




159- Documentos para viajar por México (ACTUALIZADO 12/15)

checkpoint, méxico, campeche

ATENCIÓN: Lamentablemente los requisitos para viajar a cada país dependen del pasaporte con el que vayas a cruzar. Muchos países tienen acuerdos bilaterales que facilitan el cruce de la frontera, otros no. Nosotros sólo te podemos ofrecer la información básica sobre los papeles mínimos que te pedirán en las fronteras de México. Todo lo que sabemos está aquí. Por eso, para información más detallada, recomendamos consultar a la página del Ministerio de Relaciones Exteriores del país que quieras visitar, o su consulado.

  • VISADO: Cuesta entre 20 y 25 dólares, que sólo te cobran cuando llegas al país por tierra y se paga en la frontera (en los pasajes de avión está incluido dentro del precio). Si lo solicitas, el visado es válido hasta por seis meses. Si quieres saber si necesitas un visado entra en la página Do you need visa (en inglés).
  • IMPUESTO DE ENTRADA DE VEHÍCULOS: Entre 50 y 60 dólares. Dura lo mismo que tu visado. Se paga en el puesto de Aduana de la frontera. También hay que pagar una fianza de entre 200 y 400 dólares (depende de la antigüedad del vehículo) que se puede pagar con tarjeta y te devuelven al salir del país, si sales antes del vencimiento de tu permiso. Si sales después no te confiscan el vehículo, pero pierdes la fianza. Baja California (norte y sur) es zona franca, por lo que no es necesario hacer ningún permiso de importación temporal.
  • FUMIGACIÓN del vehículo: El equivalente a unos 5 dólares (solo en las fronteras del sur)
  • El SEGURO es obligatorio para todos los vehículos que circulan por México. Eso sí, la policía nunca lo pide. La primera vez estuvimos viajando por México durante 8 meses sin seguro. Ahora que volvemos a entrar, encontramos una página donde conseguir seguros baratos para México pero solo funciona con vehículos registrados en México, Canadá o Estados Unidos. Entra en www.bestmex.com. Si entras por el paso de San Ysidro, Tijuana, la agencia Denny’s (Av. Padilla 327 – 664 6832718 – [email protected]) ofrece seguros básicos (daños a terceros) por 120 dólares por un mes o 175 dólares por dos meses.
  • MUY IMPORTANTE: El permiso de importación temporal de tu vehículo en México es válido mientras tu visado sea válido. Lo preguntamos varias veces y lo comprobamos con el servicio jurídico del SAT (Servicio Aduanero de México). O sea, no importa que expire el tiempo que aparece en el permiso de importación temporal de tu vehículo, lo importante es que no expire tu visado.

APUNTES PARA VIAJAR POR MÉXICO

  • LA POLICÍA: Antes de llegar a México habíamos oído muchísimas historias acerca de la corrupción de la policía mexicana. A nosotros no nos pasó nada. Siempre fueron correctos al pedirnos los papeles y nunca intentaron buscar una excusa para coimearnos. Los propios mexicanos aseguran que a ellos la policía nacional y la municipal les exige coimas…
  • LAS RUTAS: En general se encuentran en buen estado. Hay muchas autopistas de peaje (suelen ser caras) y casi siempre tienes la opción de tomar una ruta libre, sin ‘cuotas’, aunque en ciertos casos hay muchos semáforos, camiones y lomas de burro que te harán avanzar demasiado lento (la entrada al DF, por ejemplo). En ninguno de los dos casos tuvimos problemas de robos, asaltos o amenazas, y eso que pasamos un año viajando por todo México.
  • MUY IMPORTANTE: La ciudad de México (el Distrito Federal) tiene un sistema para bajar la contaminación por el cual algunos vehículos no pueden circular determinados días, según el último número de la placa o patente. No están exentos los vehículos extranjeros y, a partir de septiembre de 2010, estará completamente prohibido circular las mañanas de lunes a sábados a vehículos que no tengan placa del Distrito Federal. Más información en Hoy no circula.
  • PASE TURÍSTICO: Para que los vehículos extranjeros o matriculado en otros estados de México (no limítrofes con el DF) puedan circular con su vehículo, se implementó el PASE TURÍSTICO. Toda la información está aquí, en este enlace.
  • VIAJAR DE NOCHE: No es recomendable viajar de noche, aunque conocemos gente que lo ha hecho. Es el momento en que salen los malos a atracar en las rutas solitarias.
  • ATENCIÓN: Hay dos pasos fronterizos entre México y Guatemala junto al Pacífico. El correspondiente a Talismán-El Carmen es utilizado para la importación de vehículos usados en Guatemala y está lleno de coyotes que intentan detenerte para hacerte trámites innecesarios durante el paso de la frontera. Sugerencia: no hagas caso cuando alguien sin uniforme intente detener tu vehículo en la frontera. Solo detente si ves alguien armado… sencillo, ¿no?
  • PELIGRO: Se han dado casos de asaltos y robos justo antes del paso por aduanas en la salida de México por Tapachula. El sistema es sencillo: un hombre ve un vehículo notoriamente extranjero (como el nuestro) y sale corriendo hacia la ruta blandiendo un documento plastificado (cualquier cosa sirve) mientras avisa que la ruta está cortada y hay que tomar un desvío. Ese desvío es una calle sin salida, una encerrona para asaltarte.
  • DADA LA SITUACIÓN DE GUERRA ENCUBIERTA entre bandas de narcotraficantes y entre los narcotraficantes y el propio estado, las rutas de México se encuentran muy vigiladas por el ejército. Normalmente no debería haber problemas, pero si estás viajando en tu propio vehículo pueden retenerte durante horas para una inspección rigurosa.
  • PARA ENVIAR TU VEHÍCULO DE MÉXICO A ARGENTINA: aparentemente es muy barato enviar vehículos desde el puerto de Veracruz a Buenos Aires debido al intercambio constante entre las fábricas de automóviles (Volkswagen, por ejemplo) de los dos países. Muy barato significa entre 400 y 800 dólares. Conocemos viajeros que tomaron esa ruta y esta información está basada en sus datos.
  • PARA ENVIAR TU VEHÍCULO DE MÉXICO A COLOMBIA: algunos viajeros están comenzando a enviar sus vehículos desde Veracruz a Colombia. El precio en roll on roll off es casi el mismo que el de Panamá a Colombia, unos 700 dólares para un vehículo pequeño, si uno hace todos los trámites.
  • SALIDA DE MÉXICO A ESTADOS UNIDOS POR TIJUANA: hay que estar preparado para colas larguísimas tanto por el paso de San Ysidro como por el de Otay. Nosotros tardamos 3 horas. El gran problema es que no hay garitas de salida de México, por lo que la primera vez que pasamos no pudimos devolver los papeles de importación temporal, ya que no hay carteles orientativos. Por otro lado, mientras no des de baja la entrada temporal de tu vehículo, nunca podrás volver a entrar con otro vehículo a México.
  • PELÍCULAS INDISPENSABLES PARA ENTENDER ALGO DE LA SITUACIÓN EN MÉXICO: Un mundo maravilloso, El infierno, La ley de Herodes. Las tres películas son de Luis Estrada y cuentan muy bien el círculo vicioso de la política y la sociedad mexicana en referencia al mundo narco. Otra película muy interesante es Un día sin mexicanos, de Sergio Arau. Trata sobre la participación de la inmigración mexicana y latina en la economía de Estados Unidos. Probablemente no las consigas en tu país, habrá que bajarlas de internet (www.mejorenvo.com). Otra película imperdible sobre la ruta de los migrantes a través de México: La Jaula de Oro.
  • Más datos sobre México en Historias para viajar por México

MÁS INFORMACIÓN