311- ¿Pocos días en Bangkok? Lo que no te puedes perder | TAILANDIA (actualizada 02/2018)

www.viajeros4x4x4.com

Después de unos cuantos días callejeando por esta megaurbe llegamos a una conclusión: Bangkok es la ciudad del futuro. Y no solo porque acabemos de entrar en el año budista 2561, sino por la mezcla de idiomas y orígenes, el caos, la contaminación, el abuso del plástico y los cables que cruzan el cielo como un pentagrama multiplicado por mil. Cuando salgas de la ciudad hacia tu próximo destino verás cómo siguen construyendo autopistas en todas direcciones.

Aquí están los mejores templos, mercados, centros comerciales, sitios donde ver combates de boxeo tailandés, paseos en lancha y caminatas de Bangkok. Buenos viajes!

 

TEMPLOS BUDISTAS

Sin duda uno de los mejores sitios del Sudeste Asiático donde ver templos espectaculares es el GRAND PALACE. Allí puedes ver un Buda de jade muy venerado y parte del viejo palacio real, con una sala de armas antiguas. La entrada cuesta 500 baht (15 dólares) y no hay agencias que te lo vendan más barato. Así que si se te acerca alguien con un descuento especial, es un timo. Con la entrada al Grand Palace también puedes ir a Visitar el Palacio Vimanmek: fuimos, pero no nos pareció gran cosa. Eso sí, no te pierdas la sala del trono. Tras los atentados de mediados de 2015 hay muchísimos controles de seguridad. Recuerda que Tailandia es un país gobernado por una junta militar desde el golpe de estado de mayo de 2014.

OJO! si no te gustan las aglomeraciones de gente, el Grand Palace no es tu lugar. Sabiendo esto, y habiendo sufrido a las masas siguiendo un guía que levanta un palito con un muñequito, me lo pensaría dos veces antes de ir. Y eso que llegamos cuando abre, a las 8.30 de la mañana, cuando supuestamente hay poca gente. Nosotros preferimos pasear tranquilos por otros templos casi tan bonitos como éste, pero con muchísima menos gente. Se disfruta más.

Sí te recomendamos, y mucho, que vayas al TEMPLO DE WAT PHO, donde encontrarás un Buda gigante recostados. La entrada cuesta 100 baht (3 dólares). Los pies del Buda, llenos de textos en tailandés, están en restauración. Tuvimos la suerte de ir temprano y saludar en tailandés (aprender unas palabras abre muchas puertas!) a uno de los restauradores, que nos mostró el proceso y hasta tuvimos un pedacito del talón del Buda en nuestras manos. Fue de piel de gallina. Alrededor del templo hay tantas pagodas y templos que no sabrás dónde mirar. A Anna se le iban los ojos hacia todos lados. Todo era demasiado bonito.

Otros templos interesantes son el GOLDEN MOUNTAIN, junto a la primera parada del barco que recorre el canal Saen Saep. La entrada cuesta 20 baht y recomendamos hacer la visita al atardecer ya que desde la cima tendrás una vista panorámica de todo Bangkok. La mejor es la del lado Sur-sureste, por el contraste de templos y edificios modernos recortados en el horizonte.

El GOLDEN BUDDHA (SUKHOTAI TRAIMMIT) es otro de los templos más visitados en Bangkok. Su Buda tiene una historia muy particular, ya que está formado por cinco toneladas y media de oro macizo. Sí, 5.5 toneladas de oro. Cuenta la historia que este Buda estuvo cientos de años olvidado y cubierto de yeso. Un día, durante un traslado rutinario, la figura se golpeó, el yeso se quebró, y el Buda dorado apareció. La entrada cuesta 40 baht (1 euro).

El WAT INTHARAWIHAN es un Buda gigante que está de pie. Está cerca de Samsen Road y vale la pena visitarlo por lo menos para ver de cerca el tamaño de sus pies. Si te gustan las momias tipo Lenin, o mejor dicho, los seres humanos embalsamados, un pequeño templo guarda el cuerpo embalsamado de un monje. Está dentro de una urna de cristal.

Si al atardecer estás cerca del río Chao Phraya, tómate un barco hasta la parada N.8 Tha Tien. En el embarcadero hay un bar restaurante muy modesto, con un balcón sobre el río y vistas al WAT ARUN, uno de los templos más representativos de Tailandia, que aparece en todas las monedas de 10 baht. Verás cómo a medida que va oscureciendo le salen los colores al templo, literalmente. Es mágico.

CÓMO VESTIR EN UN TEMPLO BUDISTA. Lo primero que tienes que saber es que tu calzado lo tienes que dejar en la puerta y entrar descalzo. En Tailandia puedes usar calcetines (medias), pero en Myanmar no. Nosotros siempre llevamos una bolsa para guardar las sandalias por si queremos salir por otra puerta, y un poco por seguridad. No conocemos ningún caso de alguien a quien le hayan robado el calzado, pero tampoco queremos ser los primeros. En los templos budistas también está prohibido enseñar demasiada piel. En el Grand Palace y los templos ligados a la monarquía tailandesa no puedes entrar ni siquiera con pantalones cortos. En el resto de los templos verás carteles que indican que están prohibidas las camisetas con tirantes, fumar, beber alcohol o darse besos en la boca. Es un aviso para occidentales besucones. Es lo que hay.

Enlace relacionado: TIPS PARA ENTENDER EL SISTEMA DE AUTOBUSES, TUK TUKS, LANCHAS PÚBLICAS Y TAXIS DE BANGKOK.

 

MERCADOS FLOTANTES

Si quieres comer bien y barato te recomendamos el Mercado Flotante de Talingchan, una de las mejores visitas que hicimos en Bangkok. Teníamos ganas de explorar los canales que hay más allá del centro de Bangkok, pero no hay lanchas públicas que vayan por allí. Estábamos a punto de pagar un tour privado (o chárter boat) de una hora con unos belgas (5 pasajeros, 1000 baht, 30 dólares), cuando nos enteramos en el Bangkok information Center que los sábados y domingos hay tours colectivos en lancha a precio local desde el Talingchan Floating Market. Cuestan 99 baht (3 dólares) por persona.

Nosotros tomamos el tour de los 3 mercados flotantes, Talingchan, Klonglatmayom y Watsaphan. Sale a las 9:45 horas, dura 3 horas y fue genial, ya que pudimos ver la cara de los barrios fluviales de Bangkok e ir picoteando cosas ricas cocinadas en botes por mamitas tailandesas. Quienes vivan en Buenos Aires o hayan estado allí, y se hayan dado una vuelta por El Tigre, bueno, nada que ver, pero como dicen aquí: Es SAME SAME BUT DIFFERENT.

Otros tours que puedes contratar en el Mercado de Talingchan son:

  • Templos e invernadero de orquídeas. Sale a las 10:30, dura 3 horas y cuesta 100 baht. Sábados y domingos.
  • Templos y Casa de Artistas y actuaciones de títeres. Sale a las 13:15, dura 2h30’ y cuesta 100 baht. Solo sábados.
  • Tour del canal. Sale a las 14h, dura 1 hora y cuesta 60 baht. Sábados y domingos

La forma más barata de llegar hasta el mercado de Talingchan es tomar el bus 79, que para en ambos extremos del puente Phra Pinklao (cruza el río Chao Phraya). Puedes llegar hasta allí en una lancha colectiva, hay parada. Como el bus no llegaba nunca tomamos un taxi que nos costó unos 80 bahts (2,5 dólares), que compartimos con una pareja de canadienses. Casi nada. Recuerda: los taxistas son muy vivos, ¡insiste en que te pongan el taxímetro!

Si te interesan las embarcaciones curiosas, date una vuelta por el Royal Barge Museum. Está a diez minutos caminando desde el puente Phra Pinklao y la entrada cuesta 100 baht (3 dólares).

 

MERCADOS Y SHOPPING CENTERS

El MBK Shopping Center es uno de los más conocidos y visitados de Bangkok. La parada W1 (National Stadium) del Sky Train está al lado. También puedes llegar en transporte público fluvial por el canal de Saen Saep, parada 23 (Ratchatewi). En el MBK encontrarás casi de todo, excepto equipo de camping y de montaña. Los miércoles de 18 a 20:30 hs. hay combates gratuitos de Muay Thai o Boxeo Tailandés en un ring instalado frente a la puerta principal (ver más abajo!). Si quieres descansar en el quinto piso tienen una sala VIP para extranjeros. Tienes que presentar tu pasaporte y podrás disfrutar de WiFi, sofás mullidos, enchufes, mesas, café, galletitas y hasta baño ducha!

Chaktuchak es el mercado de los fines de semana de Bangkok. Es bestialmente grande. Encontrarás desde animales enjaulados a fundas de almohadones, platos, paella, ropa y, sobre todo por la tarde, muchos chinos buscando las rebajas de última hora. Se llega con el SkyTrain, bajando en la parada Mo Chit. Si entras por la Gate 2, verás un lugar de comida con un chef gordote preparando paellas gigantes en la puerta del negocio. Es Fernando, un español de La Rioja que ha encontrado su nicho de mercado y lugar en el mundo trabajando solo los fines de semana. Vende porciones de paella como churros, a 150 baht (5 euros) la ración, y siempre hay cola para comprar y gente sacando fotos. Su récord son 17 paellas en un día. Si vienes de España, no es la paella que tú y yo conocemos, es una adaptación a la tailandesa. Pero a los asiáticos les encanta. En la zona de peces vas a ver ranas, anfibios y hasta gambas de color rojo, blanco y azul. En algún puesto de comida también podrás probar insectos, cucarachas y gusanos salteados. Un snack delicioso para paladares chinos y tailandeses.

El Pantip Plaza es el centro comercial especializado en todo lo que tenga que ver con informática. Allí tienes ordenadores, teléfonos, tabletas, accesorios y gente que arregla ordenadores. Eso fue lo más importante para nosotros, ya que nuestro ordenador dejó de funcionar en Ayutthaya y decidimos volver a Bangkok para buscar un sitio donde arreglarlo.

ANTIGÜEDADES. En los alrededores del mercado de Chatuchak hay varias tiendas de antigüedades e incluso puestos en la calle con artículos para coleccionistas. Hay un edificio con varias tiendas frente a la estación de Kamphaeng Phet. Y si viajas en el Sky Train y te bajas en Saphan Khwai, encontrarás montones de puestos en las aceras con botellas, monedas, tabacos, objetos antiguos y relicarios con imágenes de Buda, que es lo que colecciona la gente por aquí.

EL DATO: BANGKOK INFORMATION CENTER. Todos conocen a las oficinas de turismo de Tailandia por sus siglas T.A.T. La oficina de Bangkok junto al río Chao Phraya y bajo el puente Somdet Phra Pin Klao es de las mejores oficinas de información que nos encontramos durante el viaje. Saben de todo y tienen ganas de ayudar.

 

Enlace relacionado: QUÉ LLEVAR EN LA MOCHILA. GUÍA PARA VIAJAR CON POCO POR EL SUDESTE ASIÁTICO.

 

RECORRIDO POR LA ORILLA DEL RÍO CHAO PHRAYA

Nos gusta mucho caminar, por lo que mirando los mapas nos inventamos recorridos que nadie recomienda, pero que siempre traen descubrimientos. Para guiarnos usamos la aplicación MAPS.ME (alrededor de 3 o 4 dólares en Google Play). Descargamos en la tableta el mapa del país que vamos a visitar (tiene mapas de todo el mundo) y lo usamos offline, sin conexión a internet. Hoy casi todas las tabletas traen GPS, por lo que es muy fácil saber dónde estás. Más allá del calor, este recorrido nos gustó mucho.

Cruzas el río Chao Phraya para ver el templo de Wat Arun. No entramos porque estaba en restauración, pero la entrada cuesta unos 50 baht (1,3 dólares) y es uno de los más hermosos de Bangkok. De allí caminas por las callejuelas hacia la parte de atrás, cruzas el Khlong (canal) Bangkok Yai por el puente y vuelves a la orilla, donde encontrarás otros templos budistas chinos, con más Budas gigantes, poco visitados y gratuitos. Desde el Templo Kudi Chin hay una pasarela para caminar por la orilla del río hasta el puente Pathom Borommarachanuson (sí, es así de largo). En el camino pasarás por delante de un templo chino muy antiguo y casi olvidado, el Kuan An Keng Shrine y la Iglesia de Santa Cruz. Hay muy pocos turistas y el contraste es muy interesante.

Cruzas caminando el puente del nombre largo sobre el río Chao Phraya hasta el Yodpiman Market Riverwalk, o mercado de las flores. Antes de entrar encontramos un puestito con zumos riquísimos a 20 Baht (tomamos cuatro). Déjate perder por los pasillos laberínticos y podrás ver a la gente haciendo arreglos florales para las ofrendas, fábricas de hielo, puestos de frutas, verduras, comida y dulces. ¡Nos encantan los mercados!

El recorrido termina allí, pero si te va la marcha puedes seguir hasta el mercado de amuletos, el Tha Phra Chan. Está entre la Universidad Thammasat (¡ve a comer en el comedor de la universidad: es bueno, bonito y barato!) y el centro comercial Tha Maharaj (en SuperRich tienen el mejor cambio de Bangkok, por si quieres aprovechar para cambiar dinero). Es interesante darse una vuelta por el mercado de amuletos y preguntar a algún vendedor por los productos que ofrece. La mayoría son para protección. Quise averiguar si había alguno para los viajes, pero me decían ‘¡Todos sirven para los viajes! ¡Todos!’ Mmmmm…

Si todavía quieres caminar un poco más, allí cerquita está el Museo de Siam. La entrada cuesta 200 Baht, está abierto de 10 a 18h, y a partir de las 16h es gratis. Tiene aire acondicionado (importantísimo) y es interesante para comprender algo más sobre Tailandia, pero no es imprescindible. Por cierto, todos los museos de Bangkok están cerrados los lunes.

 

CHINATOWN

Bangkok es una ciudad muy segura de noche, por eso decidimos ir caminando desde el centro hasta Chinatown. Salvo la rata bilingüe que se cruzó en nuestro camino y nos saludó en chino y tailandés, no pasó nada digno de mención.

En realidad, Chinatown es otro mundo dentro de Bangkok. La calle es un loquero de bocinas, puestos de comida, humo y tiendas que vale la pena conocer. Habíamos leído acerca de un sitio llamado Lek and Rut donde la comida era buena y barata. Bueno, no fue exactamente así. La comida no estaba mal (aunque tampoco era nada del otro mundo), y era barata en relación con los precios de Europa. Si quieres comer barato, ve al Mercado Flotante de Talingchan.

A la vuelta tomamos nuestro único tuk tuk de Bangkok, a la Samsen Road por 80 baht. Eso sí, caminamos un poco para salir del bullicio. A más gente y más turistas, los tuk tuks son más caros y más duros de negociar.

www.viajeros4x4x4.com
Chinatown en Bangkok

Enlace relacionado: DÓNDE DORMIR BARATO, COMER BARATO Y OTRAS CLAVES PARA DISFRUTAR BANGKOK.

 

LA FIESTA

Si extrañas salir de fiesta en una calle que intenta parecerse a algo que viste alguna vez cerca de tu casa (sí, cuando estabas [email protected]), tu lugar es Khao San Road. Allí encontrarás más occidentales que asiáticos por metro cuadrado, mucha cerveza, insectos para probar cuando ya no recuerdes quien eres, y fiesta hasta bien entrada la noche.

 

MASAJE TAILANDÉS

En Bangkok probamos por primera vez el masaje Thai. Los verás por toda la ciudad, y suelen cobrar 200 baht (6 dólares) por hora. Nosotros fuimos al Baan Sabai Thai Massage, que queda en el número 46 de la Soi Samsen 6, muy cerca del hostal donde paramos. Si has estado caminando duro, te sentará muy bien.

 

MUAI THAI (BOXEO TAILANDÉS)

Una de las cosas que más nos gustó de Bangkok fue descubrir el Muai Thai o Boxeo Thailandés. No nos gusta la violencia, ni el boxeo, pero vimos varios combates en el centro comercial MBK y nos encantó el ritmo de los boxeadores (parece que bailan), sus rituales antes de iniciar las peleas, y la forma en que se abrazan y respetan al final de la lucha. Incluso se sonríen. No sé si pensarán ‘te voy a romper la crisma’, pero nos gustó.

Después de esta introducción quisimos ir a ver un combate en el Ratchadmnoen Boxing Stadium, donde nos habían recomendado huir de los asientos para extranjeros y buscar los más baratos, junto a los corredores de apuestas. Parece que ahí está el espectáculo alternativo. Pero el día que fuimos estaba cerrado. El estadio solo abre los días lunes, miércoles, jueves y domingos, y los combates comienzan a las 18.30 hs. Los precios varían entre 500 baht (15 dólares) y 2000 baht (60 dólares), al costado del ring.

 

VISADO DE MYANMAR EN BANGKOK

La embajada de Myanmar en Bangkok está en Surasak. Si estás alojado en la zona de Samsen Road puedes llegar en transporte fluvial. Bajate en Sathom, y de allí puedes caminar. Está a solo 10 minutos siguiendo el recorrido del Sky Train. Para el visado te pedirán fotocopia del pasaporte, 2 fotos, y rellenar un formulario. Te darán número para atenderte. Cuando te atiendan, tendrás que desembolsar 800 baht por visado y pasar a buscar tu pasaporte con el visado listo 2 días más tarde. También puedes optar por el servicio de un día o del mismo día, pero sale más caro.

Cerca de la embajada de Myanmar, al final de la calle donde está la puerta para los visados, hay un templo hindú. Es completamente distinto de todos los templos que habrás visto en Bangkok porque… es hindú.

El Museo de Bangkok no está muy lejos tampoco, y la entrada es gratuita. No hay mucho para ver, pero si estás por la zona, vale la pena entrar.

Visados de turismo para entrar en Myanmar
Visados de turismo para entrar en Myanmar

•••••

Consigue los libros de Pablo Rey con las historias de más de 15 años viviendo en la ruta, en cualquier librería de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.

Viaja con nosotros cada día en Instagram, Facebook, Twitter y YouTube @viajeros4x4x4

•••••

El 20 de junio del año 2000 partimos de Barcelona para dar la vuelta al mundo en 4 años en una furgoneta 4×4 que con el tiempo terminamos bautizando como La Cucaracha. ¿Por qué? Porque se mete por todos lados y porque ¡creemos que es capaz de sobrevivir a una bomba atómica! Desde entonces ya recorrimos el sur de Europa, Oriente Próximo, África de norte a sur y América desde Ushuaia hasta el Océano Ártico, en el norte de Alaska y Canadá. Desde el año 2007 compartimos datos e historias en el blog (o la web) de La Vuelta al Mundo en 10 Años, en www.viajeros4x4x4.com. Pablo ya tiene escritos 3 libros en castellano (Anna se los lee 20 veces antes de publicarlos), El Libro de la Independencia, Por el Mal Camino e Historias en Asia y África, y uno en inglés: The Book of Independence y escribe artículos para revistas como Overland Journal y OutdoorX4. Anna hace collares y pulseras de macramé que venden en las ferias de 4×4 a las que asisten para dar charlar y conferencias.

Han participado de la Feria del Libro de Guadalajara (México), de la Feria del Libro de Guayaquil (Ecuador), de Sant Jordi en Barcelona, de la Overland Expo de Arizona y han dado charlas y conferencias en muchísimos lugares, entre los que se encuentran el Club de Creativos de España y el Museo de Arte de Puerto Rico.

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina. El viaje es la vida.




Celebramos los primeros 15 años en ruta en Sant Jordi!

La Vuelta al Mundo en 10 Años, Pablo Rey y Anna Callau, en Sant Jordi

La Vuelta al Mundo en 10 Años, Pablo Rey y Anna Callau, en Sant Jordi

 

Fue emocionante celebrar anoche en la Librería Altaïr de Barcelona, los primeros 15 años en ruta de La Vuelta al Mundo en 10 Años. Incluso le cantamos el feliz cumpleaños a La Cucaracha!

Mañana jueves 23, Sant Jordi, día del libro y la rosa en Catalunya, te esperamos en nuestra parada frente a la salida del Metro Drassanes, frente al Centro de Arte Santa Mónica, en la Rambla 5. Compartiremos datos, historias y libros con el 20% de descuento!

[email protected] a La Vuelta al Mundo en 10 Años.




199- Cocina para épocas de crisis.

@viajeros4x4x4
– Ahora no hay que comprar acciones -me decía un amigo durante el almuerzo. -Hay que comprar bife de chorizo, churrascos, vacío y tira de asado. Es el momento perfecto. ¿Acciones? ¿Dólares? ¿Coches? ¿Propiedades? Nooo, en momentos de crisis como este, uno tiene que pensar con la barriga. Hay que comprar chorizos. Cantidades industriales de chorizos.

Yo escuchaba a mi amigo argentino atentamente. Recordaba un tiempo en que el mundo giraba a velocidades supersónicas, ayer. Pero, poco a poco, el planeta había comenzado a detenerse. La Tierra se había mareado y se tambaleaba mientras los indicadores económicos saltaban como un cojo que había perdido su pata de palo. Los titulares de los periódicos eran catastróficos. CRASH! K-BOOM! Explosiones dibujadas en comics, en crisis de 1930 pero vividas con nuestra carne y nuestra sangre.

La gran diferencia con la historia es que ahora hay internet. Que hay una pareja de mutantes llamada Merkozy (que tiene una extraña resonancia a la palabra mercado) que experimentan teorías económicas otra vez con nosotros. Y que todavía no se suicidó nadie por haber vendido pisos sobrevalorados o por haber llevado alguna megaempresa a la quiebra. Ya nadie se suicida por honor.

Honor, apunté en la servilleta de papel, otra palabra que ya no se usa.

– ¿Y qué pasa con los que no pueden comprar una tira de chorizos para este fin de año? -le pregunté. -¿Tienen que hacerse vegetarianos?

– Bobby.

– Bobby ¿qué?

– El perro. El gato. El hámster no da para mucho, pero un puré de patatas con pedacitos de carne es mejor que un puré con brocoli.

Yo había comenzado a sonreír. La bondad humana se mide en el trato que uno le da a los animales. Yo quiero a las vacas, las quiero mucho. Y si son terneritas, las quiero más. Pero el gato…

– Mirá, todo lo que camina se puede comer. Uno sólo tiene que vencer uno que otro prejuicio, nada más. ¿Cómo puedes estar seguro que aquel guiso con carne que te comiste junto a esa ruta en el medio de África hizo mu alguna vez? ¿No habrá hecho miau? ¿O guau? ¿Cómo podés estar seguro?

– Sabía raro, pero estaba rico…

@viajeros4x4x4

– En Colombia comen hormigas. En México saltamontes, o grillos, no sé. En la selva de Perú comen gusanos. Los japoneses y los chinos comen cualquier cosa. ¿Vos no comiste termitas en África?

– Sí… -respondo mientras vuelvo a dudar.

– Entonces, hacé como los chinos que por algo van a conquistar el mundo. Mil millones de chinos no pueden estar equivocados. Si estás en crisis, comete a Bobby. Además, te ahorrás el veterinario.

ALGUNAS PROPUESTAS PARA CELEBRAR EL FINAL DE OTRO AÑO DE CRISIS




158- Fotografías de unos días inesperados en Lagos de Moreno, Jalisco

Fiesta de El Grito de la Independencia. Jinetes. Lagos de Moreno, Jalisco, México

Las rutas esquivas, circulares y caprichosas de la vuelta al mundo suelen llevarnos a lugares que no sabíamos que existían. Pueblos, ciudades, casas donde la experiencia de vivir un rato es la que te invita a marchar o a quedarte más días. Nada está planeado, simplemente, sucede.

Y eso es lo bueno de esta vida en movimiento. Cualquier cosa puede ocurrir.

Así llegamos a Lagos de Moreno, Jalisco. Y nos quedamos.

Estas son algunas fotos de la ciudad que nos hizo recordar a esos pueblos grandes de la pampa argentina. No sólo por la tranquilidad que se percibe en el aire. Sino también por la vida a caballo.

Gracias a Juan Pablo Anaya Zermeño, director general de Productos Lácteos LDM, de Lagos de Moreno, Jalisco, por alimentar a la furgoneta con 100 litros de diesel y por el recorrido por la planta productora de quesos, suero, leche en polvo… Nunca pensé que se necesitaran tantos procesos y controles de calidad para hacer los quesos que compramos en el supermercado… Impresionado.

Gracias al Capitán Carlos Carranza Alor, director de Tránsito y Vialidad Municipal de Lagos de Moreno, Jalisco, por recibirnos con los brazos abiertos para que conozcamos su ciudad. Gracias Capi por alojarnos, por el encuentro al final de la cabalgata por los 100 años de la Revolución Mexicana y por esas carnitas espectaculares que ayudaron a subirnos el colesterol a niveles record.

Gracias al Hotel Colonial de Lagos de Moreno, donde dormimos esos días inesperados que quedarán en la historia de La Vuelta al Mundo en 10 Años.




88- A veces uno no sigue caminos, sigue corazonadas | COLOMBIA

La Vuelta al Mundo en 10 Años - www.viajeros4x4x4.com

– ¿Estás loco? ¿Cómo van a ir a Colombia? Allá te secuestran, está lleno de traficantes, hay guerrilleros y paramilitares, es muy peligroso… ¿No ves las noticias?

Palabra más, palabra menos, casi todos decían lo mismo. En el imaginario colectivo Colombia es un sitio complicado donde los narcos son los amos y la guerrilla los señores. Un país repartido, donde el Estado se evaporó en una serie de zonas de influencia armadas y las leyes cambian tanto como el pronóstico del tiempo. Hoy está despejado y tranquilo, mañana es posible que llueva y caiga plomo. Nene, no salgas sin paraguas y chaleco antibalas.

En cualquier momento podríamos encontrarnos con un bloqueo espontáneo en la ruta, la pesca milagrosa de las FARC. Diez, veinte tipos con uniformes similares a los de cualquier ejército, verde oliva y marrón oscuro, pidiendo documentos como otra fuerza legal y secuestrando a todo el que pudiera ser canjeable por presos o dinero. Cuando te detienes no sabes, y ese es el problema, no sabes quiénes son los buenos y quiénes son los malos.

– Si se encuentran con un bloqueo de las FARC, ustedes tranquilos. Que ellos son buena gente –nos había dicho una mujer en Ecuador, mientras nos servía un plato de arroz con pedazos minúsculos de carne en un puesto precario junto a la ruta.

Sí, te ofrecen alojamiento, comida y paseos por la selva gratuitos durante diez años pensé. Y no puedes negarte. No puedes decir lo voy a pensar, o vuelvo mañana.

La historia tradicional de América Latina habla de los ejércitos regulares como el inicio de muchos de los grandes desastres del continente. Todos participaron en golpes militares que derrocaron presidentes más o menos populares, todos usaron sus armas contra su propia gente, todos violaron los derechos básicos de aquellos a quienes decían proteger. Entonces, ¿en quién confias?

No se puede confiar en el ejército, ni en la guerrilla, ni en los narcos. Si confiamos en la televisión estamos en el camino equivocado. Dame el primer pasaje a Miami, rápido. Todo lo que llega de Colombia a tu casa habla de narcotraficantes y gente secuestrada, obligada a vivir en un infierno de selva. De camisetas de Pablo Escobar, el Patrón, que aún se venden en las calles, quince años después de su muerte en los tejados de Medellín. Y de García Márquez, claro, pero Gabo escribe historias bonitas sobre lugares que no existen en la vida real.

Entonces, ¿qué hacemos? ¿Dónde vamos?

La Vuelta al Mundo en 10 Años - www.viajeros4x4x4.com

Pero la gente que conocemos en la ruta habla de otro país, también llamado Colombia, pero radicalmente distinto. Un país de montañas y gente amable que responde ¡a la orden! cuando entras en un comercio. Gente de todos los colores que en las fiestas baila pegadita. Nada de rocanrol, nada de blues, solo vallenato y salsa en la patria de las mujeres impulsivas, de las novelas de amor roto y desgarrado para después del mediodía.

¿Debíamos visitar Colombia? murmuro después de cuatro controles militares en los primeros veinte kilómetros, usted quien es, que lleva detrás, de dónde viene, adonde va, preguntas demasiado personales, demasiado existenciales, demasiado repetidas. Entonces, dos figuras solitarias en uniforme de camuflaje surgen de los arbustos y levantan la mano para detenernos.

A veces uno no sigue caminos, sigue corazonadas.

(continuará)

Banner libro La Vuelta al Mundo en 10 Años: Africa