336- Si pudieras volver a empezar, ¿cómo te gustaría que fuera tu vida? | KOH TAO, TAILANDIA

Si pudieras volver a empezar, ¿qué te gustaría hacer de tu vida?

Imagina que hoy, mientras estás trabajando, pasa un tiburón ballena por encima de tu cabeza. O una manta raya, un cardumen de miles de peces de colores o un grupo de delfines. ¿No sería un trabajo increíble?

Ahora imagina que además, mientras trabajas, tienes la sensación de estar volando. En realidad no es una sensación, es casi una realidad. Flotas, te mueves hacia arriba, hacia abajo, hacia adelante y hacia atrás. Puedes avanzar en cualquier dirección. A tus pies hay una alfombra de coral y anémonas, no un falso parquet o cemento o un suelo absurdo de cerámica.

Estás trabajando, y tu trabajo consiste en explorar, en guiar, en cuidar un mundo donde las reglas de la tierra no tienen sentido, porque estás en el mar. Bajo el agua.

¿Cuántas veces me pregunté cómo sería mi vida si pudiera empezar de nuevo? ¿Cómo sería si tuviera la información que tengo ahora, si tuviera la experiencia para tomar la decisión correcta a los veinte años sin miedo a equivocarme?

Por eso, cuando encuentro alguien que no está seguro qué camino tomar, le recuerdo que hay demasiados abogados y pocos exploradores. Que la vida es un milagro sin sentido, que debemos aprovechar el tiempo que tenemos, y que las dos terceras partes de la Tierra son agua. Que si pudiera empezar de nuevo hoy trabajaría bajo el mar, haciendo buceo.

No sé si llevaría gente a pasear por alguno de los miles de paraísos submarinos que hay en nuestro Planeta Azul, si buscaría barcos hundidos, repararía sus cascos bajo el agua, o exploraría cuevas sumergidas. No tengo idea. Sólo sé que hay mejores mapas de la Luna que del fondo del mar, y que alguien tendrá que hacerlos.

Hace unos días llegamos a la isla de Koh Tao, en Tailandia, con la idea de quedarnos un par de noches y seguir adelante. Hoy, cuando escribo esto, ya llevamos diez lunas en la isla. Yo le echo la culpa al mar y a una comunidad latina numerosa, abierta y espontánea. Chicas y chicos que llegaron a esta pequeña isla para buscar una nueva vida y se encontraron en una escuela y centro de buceo llamado Pura Vida Diving Koh Tao,

Soñadores que abandonaron un trabajo y encontraron una nueva manera de vivir. Muchos prueban aquí el buceo por primera vez y ya no lo pueden abandonar. Quedan tan enamorados que continúan haciendo cursos hasta que en unos seis meses se convierten en instructores. Y empiezan a trabajar alrededor del mundo, bajo el agua. En libertad. Exactamente lo que me gustaría hacer si pudiera comenzar de nuevo. Es lo que llamo la Universidad de Koh Tao.

Mucho mejor que ser abogado, director financiero, dentista o vendedor de lo que sea.

Si pudieras empezar de nuevo, ¿qué te gustaría hacer de tu vida?

Esta historia está dedicada a ellos. A todos los Santi, Javis, Jorges, Sonias, Carles, Alfonsos, Yolandas, Iagos, Óscar, Nahueles, Angelas y Lucías que están haciendo realidad un sueño a través del buceo. A veces hay que irse, salir y sumergirse para empezar a respirar.

‘No importaba llegar, sólo el camino. No importaba elegir el mejor, sólo uno. E importaba seguirlo ciega, febrilmente, contra males, hombres y bestias.’

El Carbonero, de Carlos Soto Femenía.

GALERÍA DE IMÁGENES

Gracias a Damián Almua por las fotografías submarinas y a Nahuel Martino por el vídeo alucinante del tiburón ballena!

INSPIRACIÓN. SÓLO HAZLO, LA PÁGINA DE PUBLICIDAD QUE ME INSPIRÓ A VIVIR COMO YO QUIERO.

VÍDEOS IMPERDIBLES. CONFERENCIA EN MADRID SOBRE LOS PRIMEROS 15 AÑOS DE VIDA EN LA RUTA

•••••

QUIÉNES SOMOS LOS VIAJEROS4X4X4.

Consigue los libros de Pablo con las historias de casi 20 años viviendo en la ruta, en las mejores librerías de viaje de España, en Amazon.com y en Kindle. O descarga las primeras historias en PDF!

Viaja con nosotros cada día en Instagram, Facebook, Twitter y YouTube @viajeros4x4x4

•••••

El 20 de junio del año 2000 partimos de Barcelona para dar la vuelta al mundo en 4 años en La Cucaracha, nuestra furgoneta 4×4. Desde entonces recorrimos el sur de Europa, Oriente Próximo, África de norte a sur y América desde Ushuaia hasta el Océano Ártico, en Alaska y Canadá. En el año 2008 descendimos un río del Amazonas en una balsa de troncos y en 2016 compramos una moto en Vietnam para recorrer el Sudeste Asiático.

Desde el año 2007 compartimos datos e historias a través de la web VIAJEROS4X4X4.COM. Pablo escribió 3 libros de sus viajes alrededor del mundo: El Libro de la Independencia, Por el Mal Camino e Historias en Asia y África. Uno de ellos, El Libro de la Independencia, fue traducido al inglés: The Book of Independence. También escribe artículos para revistas como Overland Journal y OutdoorX4. Anna edita los libros, presenta vídeos y hasta aprendió mecánica!

Pablo y Anna sirven de inspiración para un cómic de viajes creado en Boston y acaban de reformar un Airstream (su primer vehículo para no viajar), con unos amigos en Baja California, México. Participaron de la Feria del Libro de Guadalajara (México), de la Feria del Libro de Guayaquil (Ecuador), de Sant Jordi en Barcelona, de la Overland Expo de Arizona (Estados Unidos) y dieron charlas y conferencias en muchísimos lugares, entre los que se encuentran el Club de Creativos de España, la Universidad Carlos III de Madrid y el Museo de Arte de Puerto Rico.

¿Cuándo terminará el viaje? El viaje no termina. El viaje es la vida.

www.viajeros4x4x4.com




299- Sólo hazlo. La publicidad que me inspiró a vivir como yo quiero.

www.viajeros4x4x4.com

Hoy quiero compartir algo muy especial. Este anuncio, esta publicidad de 1992 seguramente cambió mi vida.

Ese mismo año lo arranqué de una revista y lo coloqué junto a mis cosas más preciadas. Es probable que sus palabras tengan parte de culpa de este presente viajero y escritor. Yo lo releo cada tanto, para no olvidar lo importante: No hay que tener miedo.

La semana pasada compartimos en la web el video de la conferencia que dimos ante 500 publicitarios en Pamplona, durante el encuentro anual del Club de Creativos de España. Aquel día enseñé por primera vez este anuncio con la fotografía de un corredor llamado Barry Sanders. En aquel momento no miré su nombre, ni me importó demasiado que en realidad el texto quisiera venderme zapatillas. Me quedé con las palabras de este anuncio, publicidad, que cambió mi vida.

Gracias por volar con nosotros. [email protected] al año 16.

www.viajeros4x4x4.com

Demasiado a menudo tenemos miedo.

Miedo de lo que no seremos capaces de hacer.

Miedo de lo que la gente pueda pensar si lo intentamos.

Dejamos que nuestros miedos se pongan en el camino de nuestras esperanzas.

Decimos no cuando queremos decir sí.

Nos sentamos tranquilos cuando queremos gritar.

Y nos gritamos con los demás

Cuando deberíamos tener la boca cerrada.

Por qué?

Después de todo,

Solo vivimos una vez

No hay tiempo de tener miedo.

Entonces detente.

Intenta algo que nunca hayas intentado.

Arriésgate.

Apúntate a un triatlón.

Escribe una carta al periódico.

Pide un aumento.

Juega a ganar en la cancha más difícil.

Tira tu televisión.

Viaja en bicicleta alrededor del mundo.

Prueba el bobsledding

Intenta algo.

Habla en contra de lo que es correcto.

Viaja a un país donde no hables el lenguaje.

Patenta algo.

Llámale.

No tienes nada que perder.

Y todo, todo, todo que ganar.

Solo hazlo.

•••••

Consigue los libros de Pablo Rey sobre La Vuelta al Mundo en 10 Años en cualquier librería de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.




272- Conferencia sobre La Vuelta al Mundo en 10 Años en Madrid, España

Conferencia de Pablo Rey y Anna Callau en Madrid, Hosteworld

El 7 de mayo pasado presentamos la historia de La Vuelta al Mundo en 10 Años ante doscientas personas, durante las II Jornadas Hostelworld de los Grandes Viajes. No solo estuvo muy bien sino que, por primera vez, alguien grabó todo lo que dijimos….

Gracias a Iosu López de Mochileros TV por la edición espectacular del video, y en especial a Pablo Strubell e Itziar Marcotegui de Cómo Preparar un Gran Viaje, que han trabajado mucho para que la conferencia y estos encuentros de viajeros sean un éxito.

•••••

Consigue los libros de Pablo Rey sobre La Vuelta al Mundo en 10 Años en cualquier librería de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.




255- 2 millones de historias compartidas.

La Vuelta al Mundo en 10 Años

¿Quién habrá sido el lector 2.000.000 de ésta web? ¿Habrá sido una mujer? ¿Habrá sido un estudiante? ¿Alguien que soñaba despierto buscando las claves de cómo demonios hacíamos para vivir viajando? ¿O alguien que simplemente buscaba información para su próxima aventura en Alaska?

¿Buscaría datos para viajar barato por Cuba? ¿Tendría que hacer un trabajo sobre Perú, sobre el muralista mexicano Diego Rivera o sobre frutas raras de América? ¿Habrá sido alguien que buscaba una cura para esa insaciable comezón, culpa de ese maldito parásito llamado Larva Migrans Cutánea que se le había metido bajo la piel de la pierna? ¿Estaría en la oficina, en casa o en el autobús?

Sin duda alguna, era alguien que tenía hambre. Que no estaba satisfecho con lo que le habían contado, con lo que había leído, con lo que sabía o le había tocado en el sorteo de la vida. Era alguien que muy probablemente tenía ganas de estar en otro lugar. En la ruta, haciendo el amor sobre la arena en una playa desierta, lanzándose a un río del Amazonas en una balsa de troncos, perdiéndose para encontrar una parte olvidada de su vida, atravesando los malos caminos del Sahara o confundiéndose en una nueva lengua extraña frente a tipos vestidos con taparrabos. En síntesis, era alguien que quería estar cruzando una nueva frontera.

Quizás, esa persona estaba empezando a rebelarse contra ese aparente futuro que todos llevamos escrito en la frente, que sufría comezón pero no en la pierna, sino en el corazón. Esa inquietud que te susurra ‘la vida puede ser mejor que esto, la vida debe ser mejor que esto. O, dicho de otra manera, ‘la vida debe ser algo más que esta comodidad que me ata a esta rutina, a este colectivo, autobús, guagua o coche que me lleva todos los días por el mismo camino. Maldita sea, otra vez estoy pensando en lo mismo.’

Hace quince años vivía en Barcelona. Tenía un trabajo bien pagado en publicidad que me ataba a una silla confortable, un apartamento bonito, dinero en la cuenta del banco y una chica que trabajaba en producción de conciertos de rock. Todas las semanas iba a ver, gratis, una o dos bandas que cantaban en español, inglés o francés. Llegaba tarde a la oficina, caminaba descalzo por sus pasillos y vestía con camisetas impresas con frases provocativas. Tenía dos horas para almorzar. De lunes a jueves me iba cuando terminaba mi trabajo, que podía ser a las 6 de la tarde o a las 2 de la madrugada. Los viernes casi siempre acababa al mediodía. A veces trabajaba en mi apartamento, a veces en un bar, a veces los sábados y a veces los domingos. Tenía un mes de vacaciones. Mis jefes solo me preguntaban ‘Pablo, ¿cuándo vas a empezar a vestirte bien?’

Hace quince años jamás hubiera sospechado que el futuro me depararía esta vida.

Visto desde esta playa, desde cualquier lugar del mundo, la vida que tenía antes del viaje (A.V.) era una buena vida. Era una vida intensa y estresante que, después de muchos años, ya no me hacía feliz. También es cierto que era un esclavo bien pagado, que es la forma que tiene el sistema de comprarte, de mantenerte dentro cuando tienes otras inquietudes. A diferencia de hoy, podía darme casi cualquier capricho material. Quiero, quiero, quiero… Igual, no gastaba mucho porque no necesitaba mucho. Ahorraba, cuidaba el dinero como todo buen catalán adoptado. Intuía que algún día intentaría comprar algo que no se consigue en un supermercado o en un centro comercial, algo que parece imposible para todo hijo de clase media educado en el trabajo hasta los 65 años: intentaría comprar mi libertad.

Sé que cruzarme en Sudáfrica con Martin, el suizo de las rastas que viajaba en un viejo Land Rover, fue el disparador, una forma de mostrarme el camino. Ese suizo todo despeinado, que se bañaba cuando podía, y que cada día decidía hacia dónde iría, fue el espejo donde mirarme. Por supuesto, a partir de ahí hubo que seguir peleando, adaptarse, ajustarse el cinturón e inventarnos varios trabajos cuando nos quedamos sin dinero en la ruta. Las cosas que realmente valen la pena no se consiguen en el almacén de la esquina. Ni en el centro comercial o el mall.

Hoy nosotros seremos el espejo, el disparador. Buena parte de esas dos millones de historias compartidas en la web de La vuelta al mundo en 10 años habrán despertado al Viajero Dormido que algunos llevan dentro. Te habrán hecho soñar, reír y plantearte cambios. Quizás te habrá hecho mirar el mundo de una manera más amable, olvidando el miedo y los prejuicios que corrompen todo. En realidad, el mundo es un gigantesco campo de aventuras. En pleno siglo XXI todavía es posible vivir historias que parecen sacadas de los libros de Julio Verne y El Corto Maltés.

Por eso, bienvenido, bienvenida a este viaje sin fin. Gracias por acompañarnos. Después de casi 14 años y más de 300.000 kilómetros de ruta sabemos que nada es imposible. Que el único límite que tenemos es el que está dentro de nosotros. Y también sabemos que cada vez somos más dentro de la furgo, dentro de esta maravillosa e insufrible, y pequeña, y cabrona y problemática malcriada, pero hogar al fin, esta furgo-casa que llamamos La Cucaracha.

El techo bajo el que pasé más noches en toda mi vida.

•••••

Consigue los libros de Pablo Rey sobre La Vuelta al Mundo en 10 Años en cualquier librería de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.

La Vuelta al Mundo en 10 Años