77- Los raros son ustedes | PERÚ

Noemí, niña alojada por la ONG Chaskawasy en Salvación, Madre de Dios, Amazonas, Perú

Todas las mañanas, en Salvación, las mariposas entran por las ventanas del cuarto de los niños y los arrastran fuera de la cama hacia la escuela. Salvación, bonito nombre para un pueblo de colonos al final del último camino de tierra en Madre de Dios, al fondo de Perú. Ni a la izquierda ni a la derecha, al fondo. Tiene sentido.

Noemí, salvaje de siete años, menuda, encantadora e hiperactiva, se balancea agarrada a la rama de un árbol. Hoy no tuvo tiempo, no tuvo clases, pasó toda la mañana incitando remolinos alrededor de la huerta, sonriendo al mundo con sus dientes desparejos de tanta selva. Cuando se cansa de revolotear se sienta a mi lado y se cepilla el cabello corto con un peine para piojos.

Ruego, imploro: no, otra vez no, piojos no. Me mira, busca animalitos atrapados entre los dientes del peine, me mira, vuelve a sonreír. ¿A quién le importa el resto del mundo?

Noemí puede trepar árboles y humanos por un lado y descender cabeza abajo por el otro, sin caerse. Es hija y nieta de chamanes, hija y nieta de la aldea de Shipitiari, selva adentro, después de un viaje en canoa y un buen rato caminando. Mama Lucha, cocinera de la casa elevada que da cobijo a los niños de la selva, cuenta que su padre continuó la tradición de su abuelo y de los anteriores: durante una ceremonia le dio a beber sangre de oso. Y que Noemí, que sigue riendo con la picardía de los que traman algo, heredó su fuerza, la fuerza del oso.

Ayer la encontramos saltando con Urpi, su mejor amiga, sobre el techo de la furgoneta. Treparon por la toma de aire. Son invencibles.

– Los niños de tu pueblo, ¿trepan bien? -me pregunta.

– Algunos. No hay muchos árboles en las ciudades.

– ¿Y por qué?

– No sé. Porque hay mucho cemento. Además, los árboles que hay allá no tienen ramas bajas para balancearse.

– ¿Son árboles de frutas?

– No, tampoco. Son árboles de hojas.

– ¿Y hay monos?

– Sí, pero están en el zoológico.

– ¿Por qué?

– Para que la gente los vea.

Entonces Noemí comienza a limpiarse un dedo sucio con la boca, con saliva, con la boca. No estoy tan seguro que eso de encerrar animales esté bien. Noemí se distrae con un guacamayo que cruza el cielo, me mira y vuelve a sonreír. Y de la sonrisa pasa a la risa traviesa, exhibiendo sin vergüenza sus dientes desparejos de tanta selva. Y sentencia.

– Ustedes si que son raros.




64- Cocina de Perú: Cuy chactado al estilo Moquegua

Fotografía de Intiways Travel

El cuy es uno de los platos nacionales de Perú. Y una de las mascotas más queridas en Estados Unidos. La cocina peruana es de las mejores que hemos probado en todo el viaje. No tienen milanesas ni vacas argentinas, pero lo juro, me olvidé de las terneras.

Aquí abajo están todas las instrucciones para cocinar un cuy. De la jaula a la mesa. Buen provecho.

Fotografía de Intiways Travel

CÓMO COCINAR CUY CHACTADO, AL ESTILO MOQUEGUA

Anna no quiere saber nada.

1- Cómo matarlo

(Este video fue eliminado por YouTube. Supongo que la carne que comemos no se mata, sino que viene ya envasada en pulcras bandejas blancas desde la fábrica)

2- Cómo limpiarlo

3- Cómo destriparlo

4- ¡A la sartén! (y aplastado con una vieja plancha de hierro)

5- La risa de la cocinera

6- ¡A comer!

[polldaddy poll=1191269]

Banner libro La Vuelta al Mundo en 10 Años: Africa




56- Carteles de Ruta raros: ¿dónde demonios estoy parado?

www.viajeros4x4x4.com

Esta historia comienza en la ciudad de Batman, Turquía, donde dos encapuchados condujeron su furgoneta hasta llegar al Puente Peor es Nada, levantado por un tipo optimista. Al otro lado esperaba el pueblo de Cajón de Ginebra Grande, donde la gente avanza rodando por el suelo y los policías hacen test de alcoholemia inverso. O sea, si no bebes, no conduces. Allí cerca descubrimos una playa llamada Bolivia Mar. Sin comentarios. Pasamos por Medio Mundo, ingresamos en Asia y entonces, justo antes de llegar al Fin del Mundo, nos encontramos con la Ciudad de Dios, que estaba en obras.

Ahora, la pregunta a los viajeros es: ¿quién puede decirnos dónde están todos estos lugares?

Batman, Peor es Nada, Cajón de Ginebra Grande, Bolivia Mar, Medio Mundo, Asia, Ciudad de Dios y Fin del Mundo son pueblos o lugares que realmente existen… ¿alguien puede decirme dónde demonios estoy parado?

PARTICIPA Y GANA UNA MARAVILLOSA PIEZA ROTA DE LA CUCARACHA!!!

Banner libro La Vuelta al Mundo en 10 Años: Africa




55- Música en las calles de Perú II

La Vuelta al Mundo en 10 Años - www.viajeros4x4x4.com

Banda de Músicos (incluyendo alguno con instrumentos invisibles) en Chachapoyas.

Violinista ciego en Lima.

Guitarrista ciego en las calles de Cusco.

¿Quién está más ciego? ¿El hombre que toca el violín? ¿El músico que toca la guitarra? ¿Los que caminan por la calle? ¿Es más ciego el que no ve o el que está acostumbrado?

Banner libro La Vuelta al Mundo en 10 Años: Africa




Pequeña Guía de Hostales con estacionamiento en PERÚ.

www.viajeros4x4x4.com

– Mi caaasa… mi caaasa…

El pequeño hombrecito con cabeza de tortuga señala hacia el cielo. Su dedo tiembla y se ilumina recordando el sitio cálido que dejó atrás para emprender un viaje. Su hogar entre las estrellas. Apuesto fuerte a que será un sitio bastante raro.

No es gallego, pero en la película el hombrecito tiene morriña. Apenas articula palabras, es otro extranjero incomunicado. Abre un poco más los ojos asombrados, desmesuradamente grandes (y, que raro, humanos), e inclina la cabeza en un gesto de ternura calculado. Eso siempre hace suspirar a las madres.

A las madres, que también suspiran por sus niños. A los niños, que son los que piden el muñeco del pequeño extraterrestre con cabeza de tortuga. A Spielberg, que recuerda cómo engordó su cuenta corriente haciendo muñequitos de un tipo feo y escuálido con cabeza de tortuga que extraña su casa.

¿Marco Polo? No. Tampoco es Livingstone o Shackleton. El viajero más grande de todos los tiempos es ET.

Entre nosotros hay muchos que queremos emular a ET. Nos subimos a nuestras naves, viejas Volkswagen camper, Mitsubishis L300, autobuses transformados, sufridos cuatros por cuatro, viejos cascajos interestelares, y partimos en viajes que pueden terminar en cualquier lado.

En planetas desconocidos que giran a pocos kilómetros de casa.

En agujeros negros de dónde ya no sabemos cómo volver.

En el camino puedes dormir en estaciones de servicio luminosas, puestos de peaje estratégicamente levantados en medio de la nada, playas saladas, parques públicos, iglesias cerradas y canteras abandonadas. Y hasta en hostales.

Esta es una lista de hostales en donde nos hemos detenido. Algunos son albergues transitorios de dueños gordos y empleados mal pagados que refunfuñan. De señoras de la limpieza que visten como si acabaran de cambiar de profesión.

La mayoría despiden una energía asombrosa.

Unos cuantos tienen habitaciones de estilo cutrelux, con baño privado, televisión por cable, tabiques delgados, manchas antiguas en las paredes y colchones forrados. A veces en tela gruesa y absorbente. A veces en su funda original de plástico. Lo más común, en un forro lavable y deslizante de cuero falso.

A veces es difícil encontrar un hostal confiable donde aparcar si estás de viaje. Aquí hay una lista de sitios en donde hemos parado. Casi todos tienen un aparcamiento donde dejar tu coche, furgo, autocaravana, 4×4, moto, camioneta o caballo.

Que les sirva.


Arequipa:
Hostal El Alamo, Ayacucho 217 (Cercado), Tel(054)286592- preguntar por Ñaño. Bueno, bonito, barato, limpio, buena gente. Aparcamiento para 3 o 4 vehículos. Seguro. Habitación doble con baño privado y tele aprox 15 dólares. Descuento si te quedas varios días.

Arequipa, Puerto Inka: es una playa practicamente privada cerca de Chala, increiblemente tranquila y muy bonita. Se puede acampar frente al mar por 5 dolares por persona. Dormir en habitación privada cuesta aproximadamente 10 veces más por persona. Tienen servicio de restaurante, bar, ping pong, billar, salón de fiestas, kayaks… solo faltan los viajeros para tener la sensación de haber vuelto a algún camping africano. Preguntar por Daniel o Renato.

Ica, Huacachina: El oasis de Huacachina es un sitio pequeño, con no más de tres manzanas en total, así que todos se conocen. Hay muchos hostales y hoteles, aunque un sólo camping que, además, es pequeño. El camping Bananas tiene pocos espacios, un bonito jardín con mesas, una piscina y un servicio de viajes en buggy por el desierto, probablemente el más barato de la región. Son buena gente y dispuestos a ayudar en caso de problemas. Acampar cuesta unos 3 dolares por persona. Preguntar por Antonio o Amalia

Cusco, Cusco: Hostal Kantu, Av. Garcilaso 110 casi esquina Sol- preguntar por Jesús. No es el mejor del mundo, pero la habitación doble con tele, baño privado (sin tabla en el inodoro porque se las roban) y aparcamiento por 10 dólares. Más barato si estás muchos días.

Tumbes, Máncora: Hostal Peka’s, frente a la playa del centro del pueblo- preguntar por José o Ivonne. Los precios varían mucho, las habitaciones terminadas están buenas y es seguro. El único problema puede ser la música alta. Pero si te gusta la playa es lo más barato de Máncora: aprox. 10 dólares la habitación doble.

La Libertad, Chiclayo, Pimentel: Hostal Garuda, Quiñones 109, Tel.  (074)452964 , preguntar por Daniel (danielbriceñ[email protected]). Limpio, habitaciones nuevas con baño y algunas habitaciones oscuras, uso cocina, licuadora. Tranquilo y con aparcamiento muy grande. A cincuenta metros de la playa. Habitación doble con tele y baño privado unos 10 dólares.

Amazonas, Chachapoyas: Hostal Kuelap, Jr. Amazonas 1057, Tel.  041 477136 , email [email protected], www.kuelaphotel.com. Hostal con un buen aparcamiento de tierra, cerrado, y habitaciones dobles desde 5 a 14 dolares. Con baño privado y compatido, con tv cable y sin, con luz natural y sin luz natural. La habitación 207 tiene la mejor ducha de agua caliente de Perú, aunque pueda caerse el tubo de plástico de la ducha.

Cajamarca, Cajamarca: Hotel Portal del Marqués, Jr. del Comercio 644, Tel.  076 343339 , email [email protected], www.portaldelmarques.com. Entre la Señora Edith y Julio, propietario del Hotel, se las ingeniaron para que lo pasáramos muy bien y muy cómodos. El Hotel es precioso, con patios internos, bien decorado, restaurant, bar, aparcamiento e internet wifi y cuesta aproximadamente unos 50 dólares la habitación doble. Nosotros llegamos invitados primero por la Revista Viajeros de Perú y luego por el mismo Julio, que se entusiasmó con la Vuelta al Mundo.