26- Documentos para viajar por Sudamérica (ACTUALIZADO 02/16)

Furgo para dar la vuelta al mundo

ATENCION: Lamentablemente los requisitos para viajar a cada país dependen del pasaporte con el que vayas a cruzar. Muchos países tienen acuerdos bilaterales que facilitan el cruce de la frontera, otros no. Nosotros sólo te podemos ofrecer la información básica sobre los papeles mínimos que te pedirán en las fronteras en Sudamérica. Todo lo que sabemos está aquí. Por eso, para información más detallada, recomendamos consultar a la página del Ministerio de Relaciones Exteriores del país que quieras visitar, o su consulado.

  • Pasaporte: nuevo, válido por varios años. Uno sabe cuando sale, pero no cuando vuelve. Si quieres saber si necesitas un visado para viajar a cualquier país del mundo, entra en la página Do you need visa (en inglés).
  • Documentos del vehículo: deben estar a tu nombre. Si no están a tu nombre debes llevar una autorización notarial firmada por el titular del vehículo y encomendarte a la suerte. Quizás te dejen pasar.
  • Carnet de conducir internacional: es recomendable, aunque por norma general es aceptado el carnet de conducir de tu país. El problema puede surgir si tienes un accidente, ya que el carnet de conducir de tu país no suele ser válido legalmente.
  • Cartilla de vacunación: no la suelen pedir, pero es recomendable estar vacunado contra la fiebre amarilla, tétanos y hepatitis A + B. Ver Vacunas
  • Carnet de Pasaje en Aduanas (Carnet de Passage en Douane): Simplifica el cruce de la frontera, aunque no es indispensable en ningún país de América. Por lo general en la frontera te dan un permiso de importación temporal válido por tres meses que, en algunos países, puede renovarse.
  • En casi todos los países de Sudamérica hay dos clases de seguros para vehículos: el habitual, donde puedes elegir la cobertura según lo que pagues (terceros, todo riesgo, lunas…) y el SOAT, que cubre los gastos médicos básicos de los accidentados. En Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Bolivia el único seguro obligatorio es el SOAT, que deja de servir cuando sales del país. En ese caso tienes que sacar uno nuevo. No suele ser caro (de 30 dólares al año para arriba) aunque siempre es más cómodo tener un seguro internacional. Por ejemplo, en Mapfre Chile venden un seguro válido para Argentina, Brasil, Uruguay, Bolivia, Paraguay y Perú con hasta un año de validez por el que pagamos unos 200 dólares (solo necesitas una dirección en Chile). El SOAT en Ecuador cuesta unos 18 dólares por tres meses en las Cooperativas de Ahorro. En Colombia cuesta 59 dólares por tres meses. En Chile, de 30 dólares para arriba al año. En Venezuela unos 160 dólares al año con Mapfre (la mitad si consigues cambiar dinero en el mercado negro). En Guyana, 15 dólares por un mes, comprado en Lethem (hotel Savanna Inn), frontera con Brasil. En Surinam, 15 dólares por un mes si lo compras en GTM, en Georgetown, Guyana. Nosotros recomendamos viajar siempre con seguro: sirven para arreglar problemas en caso de accidente y para no tener que pagar una coima envenenada a un policía corrupto.
  • Carnet de estudiante (auténtico o falso) para obtener descuentos en museos, sitios arqueológicos y transportes. Investiga en el ISIC de tu país.

PARA CRUZAR TU VEHÍCULO DE COLOMBIA A PANAMÁ

Desde el año 2014 hay una empresa que opera un ferry entre Cartagena y Colón. A veces funciona, a veces no funciona. Parece que es cuestión de suerte. Entra en De Colombia a Panama en un barco de carga

 

PARA CRUZAR TU VEHÍCULO DE PANAMÁ A COLOMBIA

Desde el año 2014 hay una empresa que opera un ferry entre Cartagena y Colón. A veces funciona, a veces no funciona. Es cuestión de tener suerte.

Otra opción es contactar con Tea, una argentina que vivió muchos años en Panama City y trabaja en el mundo de los contenedores. Se ofrecio a ayudar en lo posible a los viajeros a conseguir los mejores precios para cruzar tu vehiculo desde Panama a Colombia en barco. Pueden escribirle a [email protected] o [email protected]

También puedes buscar viajeros con quienes compartir contenedor entre Panamá y Colombia en ésta página de Drive the Americas.

•••••

SIGUE LEYENDO! CONSIGUE AHORA EL LIBRO POR EL MAL CAMINO EN LULU, AMAZONMERCADO LIBREKINDLE (LIBRO ELECTRÓNICO), Y EN LAS MEJORES LIBRERÍAS DE VIAJE DE ESPAÑA (ALTAÏR, POR EJEMPLO!). SI VIVÍS EN ARGENTINA, ESCRIBINOS A [email protected]

•••••

REQUISITOS ESPECIALES EN ALGUNAS FRONTERAS

  • A los vehículos matriculados en Perú que quieran ingresar en Bolivia se les exige un documento que se emite en el Touring Club de Perú.
  • Los vehículos de Venezuela que quieran entrar en Brasil tienen que estar conducidos por el titular. Si está a nombre de la empresa, la esposa o quien sea, aunque esté en el vehículo y por mas que seas el dueño de la compañía, necesitas una autorización notarial.
  • Es necesario un visado para entrar en Guyana y Surinam. Algunos pasaportes lo obtienen directamente en la frontera. La gran mayoría necesita hacer el trámite en el consulado o embajada en el país anterior, antes de llegar a la frontera. Encuentra aquí información sobre la visa para Guyana y para Surinam.
  • Los extranjeros que entran en Argentina con su propio vehículo pueden recibir un permiso de importación temporal de hasta 8 meses. Si sos argentino y entras con un vehículo extranjero, vas a tener problemas: pueden exigirte el pago del impuesto de importación. Para ello es conveniente viajar con un certificado reciente de residencia del país en donde estés viviendo, y entrar como turista con pasaporte de otro país.
  • En Ecuador puedes renovar tu visado y tu permiso de importación temporal del vehículo para disfrutar de hasta 6 meses sin salir del país. En Perú y Venezuela, tienes que salir obligatoriamente del país. En Brasil cambió la ley y ahora, con pasaporte europeo, solo puedes pasar 3 meses dentro del país. Para que te renueven o te den un nuevo visado tienes que pasar 3 meses fuera del país.

 

MÁS INFORMACIÓN

•••••

Consigue los libros de Pablo Rey con las historias de casi 20 años viviendo en la ruta, en cualquier librería de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.

Viaja con nosotros cada día en Instagram, Facebook, Twitter y YouTube @viajeros4x4x4

•••••

SUSCRÍBETE Y RECIBE EN TU CORREO LAS ACTUALIZACIONES DE LA VUELTA AL MUNDO EN 10 AÑOS.

¡MÁS DE 15 AÑOS TRABAJANDO DESDE LA RUTA Y VIAJANDO SIN PARAR ALREDEDOR DEL MUNDO EN FURGO 4X4 Y MOCHILA!




04- Ay, ay, karaoke en Paraguay

288-paraguay-ruta-transchaco-campamento-city-paradise-tuqui-en-el-karaoke.jpg

Bajo el mediodía paraguayo hace tanto calor que hasta los animales se esconden bajo las matas espesas que crecen a ambos lados del asfalto perfecto. El pretendido corredor entre el Atlántico y el Pacífico está vacío, ni un solo camión se atreve a calentar sus neumáticos bajo este sol, más digno de Mercurio que de la Tierra. Incluso orinar es un recuerdo. Los líquidos se eliminan por transpiración. En el hemisferio sur el verano es para recorrer la Patagonia, no el Chaco.

En medio de éste horno verde y salvaje, el cri cri de los insectos se superpone con el ronroneo del motor creando una sinfonía extraña. Saltamontes calibre magnum zumban junto a la furgoneta como proyectiles vivos que de tanto en tanto se estrellan contra la carrocería despertando sonidos metálicos. En las rectas interminables, alguna de hasta ciento veinte kilómetros, los conductores de autobús se entretienen atropellando pájaros. Cuando llegan a destino cuentan sus víctimas despegándolas del radiador.

A cincuenta kilómetros de la frontera con Bolivia aparecen dos camiones cruzados en la ruta. Nos detenemos y observamos. Cinco años atrás, la misma situación fue el anuncio de un asalto en Kenia. Hoy aparece un hombre sin prisa que anuncia que dormiremos aquí, junto al campamento City Paradise, en medio de la nada. El camino está cortado por las lluvias que cayeron durante la noche. Mañana, con sol y suerte, podremos seguir adelante, como los cuatro autobuses llenos de turistas aburridos que se acumulan más allá. Paciencia. Aquí no hay nada, sólo Chaco y mosquitos, paciencia.

Compramos algunas cervezas sorprendentemente frías, siempre algún negocio se organiza, y acampamos en el medio de la calzada. Al anochecer nos ganamos un recorrido turístico. La mascota del City Paradise es un pecarí llamado Tuki que se cree un perro y, apenas acaricio su pelo duro, continúa rascándose contra mi pantalón. Aquí todo es industrial, nada parece hecho para permanecer. En un año esto será otro terreno baldío y contaminado junto a la carretera.

Tras la última puerta se escucha el ritmo pegajoso de una canción romántica interpretada con un teclado eléctrico. La abrimos y una avalancha de aire distinto me provoca algo tan olvidado como un escalofrío. ¡Aire acondicionado!

Detrás de un escritorio, dos hombres de unos cincuenta años cantan a su manera. Leen con más o menos fortuna las palabras que van tiñéndose de rojo en la pantalla de un ordenador. A un lado de la sala pequeña, otro hombre que me recuerda a un antiguo suegro bebe alcohol de caña nacional. Puro ron de campo paraguayo. Se llama Felipe y su media sonrisa permanente bajo sus ojos saltones ayudan a entrar en confianza. Sólo le falta mover la cabeza al ritmo de la canción y, sí, ahí comienza el balanceo.

         ¡A cantar! ¡A cantar! –afirma ofreciéndome su vaso cuando el dúo Juan y Juan termina su interpretación.

         ¡Puuuhhh! ¡Esto es dinamita! ¡Un par de tragos más y me atrevo con Chiquitita! –le grito.

Tomamos un primer contacto con el ordenador, buscamos en la selección de música internacional (¿quién elige lo que se incluye en un karaoke? ¿Habrá algo de Sepultura o Megadeth?) y retorno intimidado por mi educación a buscar otro trago de ron.

Me siento y observo a los trabajadores que abren la puerta y pasan, está corriendo la voz, dos gringos cantan esta noche en exclusiva. Todos cuchichean entre sí, alguno da un paso al frente y se anima a una canción popular paraguaya siguiendo el ritmo insoportablemente eléctrico que huye por los altavoces.

Otra gente llega, alguna se va, tomo otro trago del ron de Felipe, esto pega, y cuando termina la canción agarro a Anna de la mano y la arrastro al escenario improvisado. Esto es historia. Buscamos las canciones de la vuelta al mundo. ‘De Dieguitos y Mafaldas’ no está. ¿Y Ketama?

–      Noes tamos loookos, que sabemos lo que kereeeemos, viiive la viiiida igual que-si-fuera-un-sueño!!!

Perdón, no debería estar ofendiendo a los Carmona de esta manera, aunque seguro lo entenderían si estuvieran bloqueados por las lluvias una noche de verano, en el centro del llano, húmedo y deshabitado Chaco paraguayo. Los restos curtidos de estos hombres solos sonríen sin maldad, un pellizco de picardía aparece por el rabillo de los jóvenes que darían demasiado por probar algo distinto. Una rubia de ojos claros cae como una bomba exótica en un campamento de hombres que sólo ven mujeres cada veintiséis días. Demasiado tiempo.

             Voooolaaaré oh-oh! Cantaré, oh-oh-oh-oh!

Mientras canto, o chillo, o algo así, un hombre parecido a Don Johnson pero con ocho dientes menos saca a bailar a Anna.

Somos las nuevas estrellas del karaoke, desentonando canciones sin vergüenza ni pudor para sorpresa no sólo de los trabajadores paraguayos. Total, ¿quién nos conoce en el Chaco?

273-paraguay-ruta-transchaco-detenidos-por-las-lluvias-en-campamento-city-paradise.JPG0bolivia-ruta-angosta-villamontes-tarija.JPGPablo cantandoAnna bailando

         Tú queeres tan guaaapa y tan liiiinda, tú quete mereeces un príncipe un dentista, túuuu… te quedas a mi laaado y el mundo me parece más amable, más humano menos maaalo…

La vida es rara, sobre todo cuando te enseña que la felicidad puede ser cantar karaoke con una pandilla de obreros en el medio de otro fin del mundo, en el medio de la nada, en el medio del Chaco.




Gracias Paraguay

www.viajeros4x4x4.com
  • A María Angeles, Oscar, Esteban y Rocío, del Centre Catalá de Asunción, por la invitación a cenar y la buena charla sobre la vida en Paraguay.
  • A todos los trabajadores del City Paradise, un campamento vial en medio del Chaco, en medio de la nada, donde nos tuvimos que detener porque la ruta estaba cortada por las lluvias. Por convertirnos en los reyes del karaoke por una noche.

199-paraguay-asuncion-con-oscar-maria-angeles-esteban-y-rocio.jpg

286-paraguay-ruta-transchaco-campamento-city-paradise-karaoke.jpg

281-paraguay-ruta-transchaco-campamento-city-paradise-retrato-de-felipe.jpg