191- A través del Salar de Uyuni | BOLIVIA.

@viajeros4x4x4

El Salar de Uyuni es uno de los espacios abiertos más espectaculares del mundo. Es un sitio que provoca unos deseos irresistibles de perderse en cualquier dirección, lejos de cualquier camino transitado, hacia la libertad de los espacios vacíos.

Lo que no sabíamos, era que cuatro días más tarde se nos congelaría el motor a 4.500 metros de altura, en un sitio llamado Laguna Colorada.

Ahora, pide un deseo.

@viajeros4x4x4

Haz click en la fotografía para ampliarla. El texto es un extracto de ‘El Libro de la Independencia’, de la serie La Vuelta al Mundo en 10 Años, y dice:

Entonces recuerdas el inicio de la historia, un viaje a través de los caminos accidentados de Babel. El día que declaraste la independencia, la mañana que suicidaste la seguridad. El momento en que los continentes volvieron a unirse. Y recuerdas colores, cientos de acentos y voces distintas, todas las vidas del mundo, hablando cada una con sus propias palabras.

Para ver más fotografías dispara aquí.




116- Los caminos del Altiplano | BOLIVIA.

@viajeros4x4x4

Estuvimos más de una semana recorriendo en solitario los caminos más alejados del altiplano boliviano. Eso era vivir en la luna, vivir en el paraíso a pesar del cansancio repentino, el frío y los dolores de cabeza a 4.500 metros de altura. Todo fue bien hasta que una mañana, al intentar arrancar, descubrimos que el motor, el aceite, el agua, todo se había congelado…

@viajeros4x4x4

Haz click en la fotografía de las rutas del Altiplano boliviano para ampliarla. El texto es un extracto de ‘El Libro de la Independencia’, de la serie La Vuelta al Mundo en 10 Años, y dice:

En el mundo que conozco tenía un seguro para todo. Un seguro de vida, un seguro de hogar, un seguro para accidentes pagado por la empresa y uno de desempleo que me lo descontaban automáticamente del sueldo; un seguro a todo riesgo para el coche, un seguro médico para las vacaciones en el extranjero y otro que me protegía en casa. También había seguros para las tarjetas de crédito, para los dientes, para caballos, para mordeduras de perro y hasta para piernas de futbolista. En el mundo que conozco sólo los ataques provenientes de Marte podían dejarnos desamparados.

Para ver más fotografías dispara aquí.




36- ¡Gringo!

La Vuelta al Mundo en 10 Años - www.viajeros4x4x4.com
– ¡Señora! ¡Qué bien habla castellano su marido!

Anna mira a la mamita redonda que atiende el puesto de comidas al paso y observo una cierta tensión contenida en sus ojos azules. Parece estreñida pero no, creo que es indecisión. No sabe si reír porque alguien descubrió que hablo bien el castellano o cabrearse por llamarla señora y encima sugerir que soy su marido.

Es inevitable, tengo que aceptarlo a pesar de que se me retuerzan las tripas: mi aspecto sugiere gringo aunque sea del mismo continente. Piel blanca, pelo castaño claro tirando a rubio los días de sol y perilla larga y revuelta. En la franja de tierra que cubre de Bolivia a Ecuador los hombres morenos son imberbes, no tienen muchos pelos en los brazos ni en la cara, los afortunados son un mal negocio para los fabricantes de maquinitas de afeitar.

Para mí los gringos son los yanquis, y no hay nada más incorrecto a esta altura de la historia que haber nacido en Estados Unidos. Porque después de habernos hecho tragar tantos escabeches de carne disfrazados de vitaminas para mantener el equilibrio mundial, ¿quién le cree algo al país que reeligió a un tipo llamado George Bush?

Y digan lo que digan mis pasaportes, para los locales soy gringo, aunque sea tan Latinoamericano como ellos, con un toque de empecinamiento ibérico y un corazón de pa amb tomàquet. Explicar la diferencia a cien millones de quechuas y aymaras es un poco complicado.

Anna es la gringuiiiita, como le gritó una niña casi descalza cuando avanzábamos por un mal camino de tierra. Entonces nos detuvimos pero, ¿qué le íbamos a explicar? Solo quería caramelos.

Da igual, aunque le cuente esto a la mamita que trae el plato de sopa detrás del delantal blanco, nada va a cambiar. Es lo que hay. Ella está feliz porque hablo bien castellano. Y lo dice sin malicia, con la ingenuidad que perdimos cuando aprendimos a distinguir las verdades a medias de las auténticas verdades.

432-Peru-Cusco-Ruta-de-Calc




Lugares para conocer antes de morir: Salar de Uyuni, Bolivia.

www.viajeros4x4x4.com

Lo que hace del Salar de Uyuni una maravilla es su tamaño y su color. Es blanco puro, gigantesco, un desierto de sal. El lugar perfecto para que conduzca un ciego, sin obstáculos en muchos, muchos kilómetros a la redonda. La superficie del salar es tan plana que, cuando llueve, el mundo se inunda con 2 centímetros de agua que transforman el paisaje en un espejo sin fin.

Encuentra más historias sobre Bolivia

Y más información sobre Uyuni en Wikipedia