123- Diego Rivera, ese rebelde gordo, chingón y con voz de pito | CULTURAS Y TRADICIONES

www.viajeros4x4x4.com

No podía ser. Dios había vuelto a perder una pieza del rompecabezas y había rellenado el ADN de ese tipo con lo que tenía a mano. Andá a saber qué caja habría revuelto, pero un hombre flaco y menudo quedaría mudo. Esa voz que explicaba la historia del mural ‘Carnaval de la Vida Mexicana’ en la audioguía del Palacio de Bellas Artes no podía salir de la boca de Diego Rivera.

Era imposible.

Diego Rivera era un elefante sobre dos patas que se había casado con la mujer más frágil del mundo, Frida Kahlo, y esa voz revolcona y aguda subía y bajaba como en las viejas películas de Pancho Villa. El tipo viajaba en el tiempo y aparecía en el año 2010 para meterse en mis oídos con un tono Chespirito que destruía la lógica. Contaba algo bien sencillo y humano: había pintado ese mural sobre varios bastidores porque sospechaba que no le iba a gustar al gran dueño del gran hotel que se lo había encargado.

Y tenía razón, había demasiada crítica social: un militar con cara de cerdo, una nueva bandera nazi-inglesa-norteamericana, un periodista con cara de burro, un obispo sonriente, un hombre de paja.

Yo pinto lo que quiero traduzco frente al cuadro mientras cambio la palabra pintar por la palabra escribir. Quizás por eso me guste tanto Diego Rivera, al final todo es una cuestión de actitud.

Lo único que Diego tenía claro era que no quería que volvieran a destruir su mural como había pasado en Nueva York, cuando mister Rockefeller había mandado demoler ‘El hombre en el cruce de caminos’ porque reproducía la imagen de Lenin. Demasiado comunismo en el corazón del capitalismo.

Diego Rivera, ese rebelde gordo, chingón y con voz de pito, se convirtió en el máximo exponente del movimiento pictórico más importante de México: el muralismo. Su objetivo era educar, llevar el arte a las masas, a la gente que camina por la calle. Que la pintura no fuera sólo una expresión artística de salón. Sus murales (y los de Orozco, Siqueiros y Rufino Tamayo) no están sólo en el ombligo de México, sino también en otras ciudades grandes y pequeñas del país.

No hay duda, Diego Rivera era un provocador. La pintura de Frida no está mal, ese dolor expresado en lienzos, su uniceja y esos bigotazos de mujer también eran una actitud política en una sociedad machista que no parece haber cambiado demasiado en los últimos 70 años.

Pero mientras Frida se ha revalorizado con la reafirmación de la mujer a fines del siglo veinte, Diego ha quedado donde estaba. Como sus murales, esparcidos por edificios públicos de todo México.

Y esa es una de las cosas que más me gustan: esos murales no se pueden vender, no pueden entrar en el circuito del comercio del arte. Están a la vista de todos, los marchantes deberían comprar el edificio entero. Y eso, eso ya no es negocio.

 

Algunos sitios donde ver murales de Diego Rivera en México DF:

  • Museo Mural Diego Rivera, en un extremo de la Alameda. Entrada 15 pesos, poco más de un dólar.
  • Palacio de Bellas Artes, al otro extremo de la Alameda. Entrada 35 pesos, poco menos de 3 dólares.
  • Palacio de Gobierno, plaza del Zócalo. Entrada gratuita.
  • SEP, Secretaría de Educación Pública, a 300 metros de la plaza del Zócalo. Hay más de 100 murales de Diego Rivera. Entrada gratuita.




Gracias México!

La Vuelta al Mundo en 10 Años - www.viajeros4x4x4.com
  • Gracias a Iker Kutz y Martina Santillán, que nos esperaron 7 años desde nuestro encuentro en Ushuaia y nos recibieron en su casa del DF como si hubiera sido ayer. Esas charlas introductorias a México en la cocina fueron el inicio de nuestra educación mexicana.… ¡Qué país!
  • Gracias a Carlos Girault, primo de Iker, que sin conocernos nos estuvo guardando nuestra casa, la furgo, La Cucaracha, mientras viajábamos a Barcelona para editar El Libro de la Independencia. Asegura que se portó bien, que no montó ninguna fiesta y no atrajo plagas. Uff, menos mal.
  • Gracias a Luisito Bocco, amigo desde cuando todavía éramos niños buenos en Buenos Aires, por ese peazo de asado, por el pato lacado y por compartir su mirada sobre el clasismo de la sociedad mexicana. Todavía no puedo creer que aquí se venda crema blanqueante para la piel.
  • Gracias a Daniel Johnny Aldama y a Lili, seguidores de la vuelta al mundo, por llevarnos a descubrir los sitios turísticos del Distrito Federal. Plaza Garibaldi de noche parecía Fuerte Apache.
  • Gracias a la librería La Jícara de Oaxaca y El Conejo Blanco del Distrito Federal, que nos compraron libros y los pagaron en efectivo. Es el mejor sistema que nosotros, escritores y editores en ruta, encontramos para poder seguir adelante sin pensar en lo que va quedando atrás.
  • Vergüenza, por el trato que nos ofreció Samuel Guadarrama, responsable de Relaciones Públicas de Mitsubishi México. Quería exhibir nuestra casa en todas las concesionarias Mitsubishi del país y sólo nos ofrecía enviar un boletín de promoción a los medios para que vendiéramos libros. Ni un recambio, ni una revisión gratuita del servicio técnico. Y después nos preguntan porqué creemos en la gente y no creemos en las empresas.
  • Gracias al compadre Chava Vital, jeepero de Morelia, y a su mujer Trini, que hace años que nos vienen esperando por Michoacan. Gracias por su amistad, por acogernos en su casa y guiarnos por el intrincado y peligroso mundo de los talleres mecánicos. Gracias por apoyarnos con el arreglo del alternador y ese tapón del cárter rodado que nos hizo recorrer casi 10.000 kilómetros con el mismo aceite… eso ya era lodo.
  • Gracias a Rober Cornejo Salinas de Lonas Cornejo, en Morelia, Michoacán, por las calcomanías y los adhesivos con el logo de viajeros4x4x4 que renovaron las ventanas de la furgo.
  • Gracias a Abraham de Kang Racing en Guadalajara, Jalisco, por los adhesivos para las ventanas de la furgo.
  • Gracias a Isha Ibarguengoytia, que se entusiasmó con La vuelta al mundo en 10 años y nos llevó a Televisa, al programa de MoJoe… ay, ¿qué saldrá de eso?
  • Gracias a Fabián, jeepero de Morelia, alias Che Boludo (es un amigo redondo), por el aceite Caterpillar que corre por las venas de la furgo.
  • Gracias a Lorena Rodríguez Bojórquez-White, que nos compró un par de libros el fin de semana que estuvimos en las calles de Polanco, en el Distrito Federal, porque cuando se enteró que veníamos hacia Guadalajara llamó a su hermano Gustavo para que nos alojara. Y Gustavo llamó a sus padres, Gustavo y Cruz María porque tienen un estacionamiento para la furgo… Gracias a todos ellos y a Genaro y Ana por el entusiasmo y por hacernos un huequito en sus vidas.
  • Gracias a los jeeperos de los foros Adrenalina 4×4 y 28s 4×4 que se juntaron un lunes para hacer unas carnitas (asado) de bienvenida en Guadalajara. Algunos habían empezado el viernes, siguieron el sábado, el domingo y, viva el lunes! Me gusta México.
  • Gracias a Ricardo Osuna Guadarrama, de Visual Promocionales, que preparó un cartelón gigante que estaba colgado en la entrada del local cedido por el Vaquero05 (gracias también!). El cartelón decía BIENVENIDOS VIAJEROS4X4X4, PABLO Y ANNA. ADRENALINA 4X4 Y LOS 28’S 4X4. Cuando lo ví se me encogió el corazón.
  • Gracias a Sergio Mendez de Estación Bicicleta, en Guadalajara, por recibirnos e invitarnos a dar una charla en el Bosque de la Primavera… Gracias a su mujer Ruth y su hermano Agustín, por brindarnos un lugar donde guardar la furgo y una habitación donde descansar de unos días bien ajetreados…
  • Gracias a Bernny, jeepero panadero, que nos trajo una bandeja llena de pasteles y panes de su negocio.
  • Y sobretodo, cuates de Guadalajara, gracias a LA jeepera de México, Erika ‘Catrina’ Berenice Echauri por los abrazotes y por organizar todo. A partir de anoche tenemos 10 casas en Guadalajara! Y gracias al Guarapo por las camisetas jeeperas… serán lucidas con orgullo.
  • Gracias a toda la gente de España y México que se ha movido para guiarnos por el camino hacia la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Me sorprende y me gusta la cantidad de veces que lanzamos una botella con un mensaje en el medio del océano y vuelve con una respuesta, con un empujón, con una brújula.
  • Gracias a Favio, compadre del Chava Vital, que nos fue a buscar en las calles de Lázaro Cárdenas cuando comenzó a rascar la caja de cambios, justo 3 días antes del 10º aniversario de La vuelta al mundo… Claro, nuestra celebración ideal es en una playita, la celebración ideal de la furgo es en un mecánico, la muy…. Gracias también a su mujer Dani, por atendernos en la casa…
  • Gracias a Raúl, alias Rulo, que trabaja en la refinería de Pemex en Salina Cruz, Oaxaca, que nos encontró en la ruta buscando un soldador decente y terminó invitando al arreglo y casi emborrachándonos junto a un par de compañeros de oficina en El Príncipe del Clamato… tremendo nombre. Nos había visto en el programa MoJoe de Televisa y se había quedado con la historia de La vuelta al mundo en 10 años y… aparecimos.
  • Gracias a Carlos Solís y Santos Pech de MexiDivers en Tulum, Quintana Roo, por el impresionante viaje de buceo por el interior del cenote Dos Ojos. Nos dieron un precio imbatible para que podamos descubrir y compartir el mundo que yace bajo el suelo de la península de Yucatán. La espeleología te lleva a un mundo distinto. El buceo en océano te lleva a otro mundo. Juntar las dos cosas, ya es de infarto. Sin duda, recomendamos los tours a los cenotes de MexiDivers.
  • Gracias a Freddy González Pico Carrillo de Michoacán, que vive en Cancún, por acogernos en su casa vacía, pero CASA, y por su ilusión y todas las carnitas y cervezas compartidas…
  • Gracias a Carlos León, de Cancún, por guardarnos la furgoneta durante el viaje relámpago a España y por ese lujo exótico de viaje en su lanchota-yate para hacer snorkel en Isla Mujeres. Por primera vez en mi vida comí un asadito en una parrilla que se movía un poco con las olas. Inolvidable la zambullida de Anna por la noche para mangar una botella de ron en una lancha vecina…  ¡A esa altura ya habíamos acabado con todas las provisiones!
  • Gracias a toda la gente de Puebla que nos recibió con ganas y entusiasmo. A Massimo y Laura de la pizzería Via Veneto por la pizza, al catalán Oscar Marín Santos por las margaritas,
  • Gracias a Javier Tlapapatl Ruiz, motero de Puebla por el Comal-ito con el que también vamos a cocinar y por el paseo por la ciudad y por llevarnos al programa de los moteros poblanos en radio Universal para que contemos nuestras aventuras y por las 20 latas de ensalada de atún… Pero sobretodo, gracias por organizar a los moteros con sus Harley y sus Honda para que nos escolten a la salida de Puebla. Fue emocionante, fue grande, fue impresionante.
  • Gracias a Joao, conductor del programa de radio de los moteros de Puebla (todos los viernes por la noche en Radio Universal) por invitarnos a su programa. Fue divertido, lo pasamos muy bien. Gracias también por el mole poblano (¡estaba riquísimo!) y por el plato de barro lleno de dulces típicos de Puebla…
  • Gracias a Pitu y Gina en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, por la amistad, el vino, las especias y las cenas ricas en su casa. Gracias Pitu por ser tan rebelde a los cincuenta y tantos, me gusta eso, y gracias por ser libre.
  • Gracias a Santiago Tablada, cubano recién llegado a otro mundo, del hostal Las Casas en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, por sus recomendaciones para mejorar la imagen del blog…
  • Gracias a Sergio Santillán de Zacatecas y al Capitán Carlos Carranza Alor de Lagos de Moreno, Jalisco, por cedernos un lugarcito durante la competencia del S4 en Morelia, Michoacán. No sólo pudimos compartir la vuelta al mundo con los espectadores, sino que sentimos el entusiasmo de los competidores de las categorías de jeeps normales, modificados, super modificados y arañas que trepaban las piedras y la furgo ahí, comiéndose las uñas de ganas de meterse a hacer el cabra…
  • Gracias a Miguel de Santiago de Eaton, por su entusiasmo por lo que estamos haciendo, y por las camisetas, y las sillas y las aguas… a ver si Eaton se entusiasma y quien sabe… algún diferencial de los que fabrican no nos vendría mal para aumentar la tracción del 4×4 de la furgo… ;). Sobre todo cuando empiece a verse Siberia en el horizonte…
  • Gracias a Juan Pablo Anaya Zermeño, director general de Productos Lácteos LDM, de Lagos de Moreno, Jalisco, por alimentar a la furgoneta con 100 litros de diesel y por el recorrido por la planta productora de quesos, suero, leche en polvo… Nunca pensé que se necesitaran tantos procesos y controles de calidad para hacer los quesos que compramos en el supermercado… Impresionado.
  • Gracias al Capitán Carlos Carranza Alor, director de Tránsito y Vialidad Municipal de Lagos de Moreno, Jalisco, por recibirnos con los brazos abiertos e invitarnos a un hotel… Estas noches la furgo dormirá sola…
  • Gracias al Hotel Colonial de Lagos de Moreno, donde dormimos esas noches y tuvimos… ¡televisión!
  • Gracias a Onofre García Guzmán, de La Casa de los Hules en Morelia, Michoacán, por su ilusión cuando vió la furgoneta frente a su negocio y por los tornillos de plástico y pedacitos de caucho que faltaban y nos regaló para aplicar a la furgo.
  • Gracias a los profesores de las escuelas preparatorias de Autlán, Casimiro Castillo y Cihuatlán, por recibirnos tan bien los días que fuimos a sus pueblos para dar unas conferencias a los alumnos, dentro del programa Ecos de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Jalisco.
  • Muchísimas gracias a Laura Niembro, de la organización de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, por su apoyo para que consiguiéramos un stand sin cargo donde poder contar la historia de La vuelta al mundo en 10 años: escritores en ruta. Honestamente, es un honor y un orgullo tremendo haber conseguido participar como escritores okupas en la fiesta más grande del mundo de los libros en castellano. De corazón, muchas gracias Laura.
  • Gracias a Joaquín y a Manuel Soto Chin, del taller mecánico Motrix, por sus consejos mecánicos y por cedernos un espacio para dormir en Culiacán, Sinaloa. Gracias especialmente a Joaquín por invitarnos a volar en su ultraligero. Inolvidable, no hay paracaídas ni carrocería que te proteja mientras estás ahí arriba, a cuatrocientos metros del suelo…
  • Gracias a Jesús Echevarría, gerente de la empresa Baja Ferries en Topolobampo, por el 50% de descuento en los pasajes para llegar hasta La Paz, en Baja California. Gracias también a Ulises de la Peña Ramos, capitán de uno de sus ferries, por el contacto.
  • Gracias al Dr. Rodolfo González Zárate, dentista de Tijuana, por atendernos sin cargo durante nuestra segunda visita a la ciudad. Gracias por el almuerzo en el famoso restaurante Caesar’s, cuna de la ensalda César en el mundo, y por el contacto con la periodista de Tijuana que nos entrevistó… Fue una buena tarde…
  • Gracias a Alejandra Choy, dentista de Tijuana, por el servicio completo a la boca de Anna. No nos conocía y no solo no nos cobró, sino que nos recibió como si lleváramos dando vueltas alrededor de su mundo toda la vida… Gracias por recibirnos también la segunda vez que nos aparecimos por su ciudad…. Qué nochecita…
  • Gracias a Isabella Soltani, también de Tijuana, que nos escribió diciendo que quería conocernos y claro, nos pasamos por su casa antes de cruzar la frontera hacia Estados Unidos. Ella nos hizo el contacto con Alejandra y nos prestó un sitio para estacionar la furgo y la ducha. Fue un rato largo, una posta en la carrera lenta de la vuelta al mundo, el último día en México, el último día en Latinoamérica después de casi ocho años recorriendo nuestras tierras. Fue una buena despedida.
  • Gracias a Jaime Prats, del restaurante La Cabaña en Creel, cabecera de las Barrancas del Cobre, Chihuahua, por su amistad y por invitarnos a desayunar, comer, cenar y lo que haga falta. La crema catalana está espectacular!
  • Gracias a Sergio Méndez Santiago de Guadalajara, Jalisco, a Ruth Gallardo y a su hermano Agustín, por recibirnos en su casa e invitarnos a dar una charla en Estación Bicicleta. Un sitio en medio del bosque solo para ciclistas!
  • Gracias a Mauro Zunino por ser puente para contar historias y exponer la furgo en el Tianguis (mercado) de la Explanada del Templo Expiatorio en Guadalajara. Fue lindo volver a vernos después de tantos años desde el viaje en balsa por el río Alto Madre de Dios en el Amazonas peruano!
  • Gracias a Miguel Villarreal de Santiago 4×4 en Monterrey, Nuevo León, por ese enorme recibimiento en las tierras del norte. Nos preparó con sus propias manos una lona nueva para el portaequipajes de la Cucaracha, nos imprimió varios carteles en lonas en su negocio, nos llevó de paseo por una ruta increíble por las montañas que se levantan junto a la ciudad, organizó un buen asado y, finalmente, nos regaló una cámara de video Muvi HD con la que ya empezamos a jugar. Muchísimo. Genial. Un tipazo.
  • Gracias a Alejandro Kampakos y su mujer Ana, también de Monterrey, Nuevo León, por ponerse a nuestra disposición para alojarnos en su casa y ayudarnos en todo lo que fuera posible mientras nos preparábamos para participar del Festival Olé 2013. Muy buena gente.
  • Gracias a José María Benarroch por invitarnos a participar del Festival Olé 2013, en Monterrey, Nuevo León. Fue un encuentro mexicano-español y un reencuentro con buenas paellas depués de meses de comidas americanas. A pesar de la lluvia, nos fue muy pero muy bien!
  • Esta lista la dejé de seguir completando alrededor de 2013. Eran tantos los amigos mexicanos que espontáneamente nos invitaban a algo, ofrecían su ayuda o su amistad! GRACIAS A [email protected]!

La Vuelta al Mundo en 10 Años - www.viajeros4x4x4.com