129- La corrupción de la policía en Nicaragua 2: encuentro con el Chapulín Colorado

Yader Gutiérrez, alias el Chapulín Colorado, placa de la policía nicaragüense número 0355. Al servicio de la comunidad. Nicaragua. Policía de Managua

Al servicio de la comunidad.

Cada cuerpo de policía tiene su propia frase, su propio lema, ese que representa alguno de los motivos que intenta dar sentido a la existencia de unas fuerzas uniformadas que caminan a tu lado por la calle. Frases que buscan bajar el calibre de esa tensión inevitable hasta hacerla invisible, hasta que sea normal. Hasta que sea bien recibida. Todo por la patria, frases construidas para pronunciar sacando pecho.

No sé cuál será el eslogan de la policía de Nicaragua, pero después de haber cruzado el país debe ser algo así Suelta la pasta.

Nunca, en los diez años que llevamos recorriendo las rutas del mundo, nos sentimos tan acosados ni tuvimos tantos encuentros cuerpo a cuerpo con la policía como en Nicaragua. Sí, tuvimos roces en Argentina, Perú, Venezuela, Zimbabue, Egipto, Tanzania y Guyana. Es inevitable, todas las profesiones tienen sus ovejas negras aunque, vamos, estos tipos van armados.

Esto ocurrió en Managua. Yo, por principios, estoy en contra de las coimas.

Ya llevábamos diez días dando vueltas por los alrededores de la ciudad mientras esperábamos que la imprenta nos entregara la cuarta edición del libro Historias en Asia y África. Por suerte teníamos amigos y los atardeceres se prolongaban con caipirinhas, pisco sour y charlas interminables en su jardín amurallado y asegurado con alarma y alambre de púas.

Durante el día intentábamos pasear, hacer algo en una ciudad donde no hay mucho que hacer. Y ese era el error, un vehículo extranjero es una carnada irresistible, un bombón tierno para un policía corrupto; un complemento salarial en un país donde los policías pueden ganar menos que un vendedor callejero de hamburguesas.

Pero nosotros insistíamos, salíamos cada día a la calle, aprovechábamos ese mientras tanto para arreglar algo de la furgo. Salíamos esperando el encuentro, el pitazo, el brazo azul rígido y forzado señalando el costado de la avenida. Había que entrenarse para el momento en que nos tocaran los auténticos polis malos, los más famosos de Latinoamérica: los policías del Distrito Federal de México.

Aunque esto todavía es Managua y estamos a instantes de separarnos de Réjean y su familia, los amigos canadienses, perdón, de Québec. Ç’est pas le même chose.

Entonces nos detenemos detrás de una fila de diez vehículos en la intersección con una avenida importante, a la altura donde los carriles ya quedan separados por una línea contínua. No hay carteles que indiquen a dónde se va por la derecha y a dónde se va por la izquierda, aunque el GPS implantado en mi cabeza identifica el cruce y saco el brazo por la ventana para avisar a Réjean que debe girar hacia la derecha. Su vehículo se sale de la fila, atraviesa la línea continua y cambia de carril.

A veinte metros hay un policía estratégicamente situado que los detiene. Yo paro la furgoneta en un sitio prohibido, atropello una aglomeración de líneas continuas amarillas, y me bajo a ver qué sucede. Me acerco. Hace un par de semanas Réjean pagó una coima de 10 dólares para que no le retuvieran el carnet de conducir por pisar una línea blanca cuando giraba en una rotonda.

Cuando llego, el policía ya tiene el carnet de conducir de Réjean en la mano. Y Réjean habla, explica con calma, sugiere, sonríe. Réjean es un tipo tranquilo. El policía escucha pero le da igual, no le hace caso. Tiene un rehén y no parece dispuesto a soltarlo. No puedes volver a tu país sin carnet de conducir, gringo.

En estas ocasiones no me puedo aguantar, me agarra una incontinencia verborrágica masiva, intensa, y me meto en la conversación.

– Este señor pisó la línea continua y eso es una infracción –dice el policía.

– Sí, entiendo, pero este señor es turista, no conoce la ciudad. Viene a visitar su país, se llevará una mala impresión. Giró con cuidado, no molestó al tráfico, no pasó nada. Además no hay carteles que indiquen que hacia la derecha se va a León y hacia la izquierda a Managua. Si los hubiera sería más fácil y mi amigo no hubiera tenido que pisar la línea continua, ¿no le parece?

– Sí.

– Pero no hay.

– Yo lo vi que pisó la línea. Y eso es una infracción. Voy a tener que hacerle una multa… –y espera, puntos suspensivos.

El policía no hace la multa. Espera una sugerencia, espera una invitación, espera el tris-tras que hacen los billetes cuando se mueven dentro de un bolsillo, espera que Marte colisione con Júpiter, que Réjean sea Santa Claus disfrazado de persona normal, que le pague la parte del sueldo que debería abonarle el estado.

– Amigo, por favor, escuche un poquito. ¿Puede entender que no hay carteles indicativos, que por eso se cambió de carril?

– Sí, pero da igual. Yo me puse en un sitio desde donde veo perfectamente a todos los que pisan la línea blanca. Lo que pasa es que ustedes no contaban con mi astucia.

– No me diga que usted es el Chapulín Colorado. -lo suelto. O se me escapa.

Para quienes no lo sepan el Chapulín Colorado es uno de los mayores superhéroes que ha dado la televisión mexicana. Toda Latinoamérica creció siguiendo las aventuras de este personaje bonachón, algo corto y un poco tartamudo, vestido con una malla roja de cuerpo entero, un corazón amarillo en el pecho y dos antenas en la cabeza. Y el policía acaba de decir la frase histórica del Chapulín Colorado: no contaban con mi astucia.

El policía me mira confundido. Réjean me putea un poco en francés, se da cuenta que a esta altura va a ser más difícil coimear al policía y volver rápido a la ruta. Sus niñas vuelven a preguntarle a Nathalie, su compañera, por qué la policía detiene tanto a su padre en Nicaragua. ¿Papá es un delincuente?

– ¡Increíble! –digo en voz alta, haciendo partícipe de la conversación a un barrendero que se acerca sacudiendo la escoba como si no hubiera otros bordillos en el mundo. –¿Usted sabía que este hombre es el Chapulín Colorado disfrazado de policía?

La furgo sigue mal aparcada pero parece que el policía no se da cuenta. Le digo a Anna que estacione más adelante. Al otro lado de la avenida un guardia de seguridad le pregunta si está con el gringo que está discutiendo con el policía.

– Usted no puede ser el Chapulín Colorado –continúo –porque el Chapulín Colorado solo hace cosas buenas. Si usted fuera el Chapulín Colorado dejaría a mi amigo seguir adelante e iniciaría una cruzada en Managua para que pongan los carteles que faltan… ¿Usted es o no es el Chapulín Colorado?

– Deme la multa –dice Réjean. –Dónde hay un banco. Y no se vaya, que ahora vuelvo para que me devuelva mi carnet de conducir.

– No te preocupes, no dejaré que se vaya –le digo a Réjean. –¿Sabe?, lo voy a hacer famoso. Le voy a hacer unas fotos, las voy a colgar en internet con su número de placa y voy a contar cómo usted multó a un turista por estar perdido.

– Usted a mí no me saca fotos.

– Nicaragua es un país libre, ¿no? –y comienzo a sacarle fotos. –Debería darle vergüenza. Los policías de este país deberían tratar a los extranjeros como invitados, y no pararnos con cualquier tontería para intentar sacarnos dinero. Y encima después viene dice no contaban con mi astucia… Usted no es el auténtico Chapulín Colorado.

¿Con qué cara te levantas al día siguiente, te pones el uniforme, clavas tu placa sobre tu corazón, y te diriges a la misma esquina donde un extranjero, ayer mismo, te llamó Chapulín Colorado?

– ¿Me permite su identificación? –continúo.

– ¿Por qué? –responde el policía.

– Tengo derecho a pedírsela. A identificarle.

– No. No se la voy a mostrar. Mis datos están todos en la multa

Cuando vuelve Réjean apunto todos sus datos: policía Yader Gutiérrez, placa de la policía nicaragüense número 0355. Luego, Réjean recupera su permiso de conducir.

– Me debes 20 dólares –me dice.

– En realidad te debería 10, pero te daré los veinte cuando nos volvamos a encontrar en Québec. Será uno de esos billetes falsos que tengo por ahí, cabrón. Cuídate, y no pises las líneas blancas.

– Y tu cierra la boca.

La gente en Nicaragua es especialmente buena y amable. Sencilla. Amistosa. No entiendo cómo pudieron tener una guerra civil. Debieron estar realmente cansados. Pero sus policías son los más corruptos que encontramos en todo el viaje.

 

Lee ahora el capítulo anterior: La Corrupción de la Policía en Nicaragua




110- La corrupción de la policía en Nicaragua 1

La Vuelta al Mundo en 10 Años - @viajeros4x4x4

– Me parece que le voy a tener que hacer una multa.

(Usted me disculpará, pero es mi obligación, Dios me ha visto verle y los árboles y mis ojos y las moscas que zumban alrededor de mi cabeza también me han visto verle pisar la línea blanca en la curva. Y eso es ilegal, sabe, la vida es dura).

Durante nuestros primeros quince días en Nicaragua, la policía nos detuvo 10 veces para revisar nuestros documentos personales, permisos, seguros, triángulos y extintor. Y eso que no usamos la furgoneta todos los días.

Aclaro: esta es una historia sobre policía malos. Ya sabemos que los policías no son todos buenos, pero hay países en donde solo te encuentras con los malos. Hay que joderse…

Habíamos quedado para pasar el fin de año con Réjean, Nathalie y sus hijas, Charlotte y Eve, de nueve y seis años. Amigos de Québec, todavía Canadá, que llevaban unos cuantos meses de viaje por México. Nos habíamos encontrado por primera vez en Costa Rica, en la Playa de Sámara, donde compartimos 3 semanas de camping frente al mar. Espectacular.

Volvíamos de acampar en la playa de Las Peñitas y habíamos cumplido con todos los ritos que presagian un buen 2010. Hicimos un buen asado y quemamos un muñeco tamaño humano. No era una vena incendiaria escondida, sólo nos adaptábamos a las costumbres locales: a las 12 de la noche del 31 de diciembre, muchas familias de Nicaragua sacan muñecos de paja y ramas vestidos con ropa vieja a la calle, y los quema. El año ya pasó, murió. Adiós.

Ocurrió en la ruta, cerca de León Viejo, la capital colonial que sucumbió tras una erupción del Momotombo. (Ahora solo quedan las piedras grises de los cimientos de los edificios y los huecos vacíos de las tumbas descubiertas. ¿Adónde habrán ido a parar los huesos?). Vivíamos en la felicidad de la ruta cuando en un cruce de rutas desolado nos encontramos con una patrulla de policía. De policías aburridos mirando los papeles de un taxista. Por supuesto, ven un vehículo con un cartel grande que dice La Cucaracha, y sí, te paran.

La mitad de las veces, los encuentros son pequeñas partidas de póker. Si tienes todo en regla no tienen por qué entretenerte mucho, a no ser que quieran buscarte las cosquillas. Nosotros pasamos rápido, pero parecía que querían marear a los amigos canadienses.

– Me parece que le voy a tener que hacer una multa.

– ¿Y por qué? –pregunta Réjean.

– Su vehículo no lleva matrícula delante.

– En Canadá ningún vehículo lleva matrícula delante.

– Pero en Nicaragua todos los vehículos llevan matrículas delante y detrás. Voy a tener que hacerle una multa –dice el policía, media sonrisa, enseñando las fundas de plata de los dientes superiores.

– Disculpe –digo al policía metiéndome en la conversación. Es que no puedo evitarlo, soy así. –Si él está en Nicaragua con ese vehículo y una sola matricula es porque la policía que está en la frontera le autorizó a entrar con el vehículo en esas condiciones. Por si no sabía, en la frontera la policía revisa todos los vehículos.

– Usted manténgase aparte, estoy hablando con el señor.

– Perdone, pero si este es un país libre, yo puedo estar donde quiera. Ellos son mis amigos y voy a estar aquí, a su lado.

El policía me mira confundido. Un taxista que espera con su vehículo a un lado de la ruta sonríe descarado. Este no es el espectáculo habitual. El policía vuelve a mirar el frente del vehículo. Sí, lleva una placa con el dibujo de un caracol feliz y dice Camping Safari. Camina despacio hacia la parte trasera. Sus compañeros observan de lejos. Las niñas deben pensar que su papá es muy peligroso porque la policía lo controla todo el tiempo.

– Mire, voy a llamar a mi jefe, en la comisaría, para preguntarle si su amigo puede circular con una sola matrícula. Usted espere ahí.

Anna bufa. Nathalie le explica la situación a sus niñas. Réjean es un tipo tranquilo, no es peligroso. Varios kilómetros adelante nos detenemos y me cuenta que vio al policía por el espejo retrovisor haciendo gestos a su compañero. ¿Qué hacemos? Y que después se puso el teléfono en la oreja y habló solo. Y nos dejaron ir. Lo habían intentado, y no había funcionado.

077e-Nicaragua-Managua-Disc

Tenemos muchas historias parecidas, como en Perú, cuando nos detuvo un policía sentado, o cuando nos pidieron el permiso especial para llevar vidrios oscuros en las ventanas traseras. Incluso, en Argentina un policía se inventó un semáforo en rojo que el alcalde todavía no había puesto. La ruta es así.

Esta es solo una de las historias que tenemos con policías en Nicaragua. Habrá más.

Lo importante es no acobardarse con los malos policías. Mantenerse tranquilos, no acceder a ninguna rebaja de una multa inventada aunque pierdas algo de tiempo. Ellos suelen querer la coima rápido. Si te detienen por romper una regla que no conocías, apela a lo más lógico, repite conmigo: lo siento, soy extranjero, no lo sabía y no lo volveré a hacer. Y si igual quiere multarte, es un cabrón. Los buenos policías, previo acto de contrición, suelen ser comprensivos.

(Continúa en La Corrupción de la Policía en Nicaragua 2: Encuentro con el Chapulín Colorado)




109- Documentos para viajar por Centroamérica (ACTUALIZADO 10/15)

Pasaporte con sellos de centroamérica

ATENCIÓN: Lamentablemente los requisitos para viajar a cada país dependen del pasaporte con el que vayas a cruzar. Muchos países tienen acuerdos bilaterales que facilitan el cruce de la frontera, otros no. Nosotros sólo te podemos ofrecer la información básica sobre los papeles mínimos que te pedirán en las fronteras entre México y Panamá. Todo lo que sabemos está aquí. Por eso, para información más detallada, recomendamos consultar a la página del Ministerio de Relaciones Exteriores del país que quieras visitar, o su consulado.

 

DOCUMENTOS

  • Pasaporte con un mínimo de 12 meses de validez (en algunos casos piden sólo 6 meses). Si quieres saber si necesitas un visado para viajar a cualquier país del mundo, entra en la página Do you need visa (en inglés).
  • Carnet de vacunación contra la fiebre amarilla (no lo piden pero es mejor tenerlo)
  • Si viajas con un vehículo los papeles deben estar a tu nombre (o llevar un poder notarial con la autorización si el titular es otra persona) y carnet de conducir vigente. Si hay más de un conductor para el mismo vehículo conviene que el conductor autorizado figure en el Permiso de Importación Temporal.

Recomendamos hacer copias exactas de tu permiso de conducir (haces un buen escaneo de ambas caras, las recortas, las pegas con cariño y lo plastificas) ya que en algunos países la policía puede ser bastante corrupta (Nicaragua, por ejemplo) y a veces inventan infracciones. Y si no les pagas una coima te retienen el carnet de conducir. Que los coleccionen.

A continuación están todas las tasas de entrada, salida, visas, uso de rutas, fumigación e impuestos varios que te pueden cobrar cuando atravieses los países de Centroamérica mochileando o en tu vehículo. También hay enlaces a webs que registran el estado de los pasos fronterizos, el tipo de cambio actualizado y a más historias sobre cada uno de los países. En casi todas las fronteras encontrarás intermediarios que te pueden ayudar a hacer los trámites de entrada, pero no son necesarios. Preguntando se llega a Prudhoe Bay. A Vladivostok. A Samarkanda. A Finisterre. A Ushuaia.

 

CAMBIO DE DINERO

Nunca recomendamos cambiar dinero en los aeropuertos ya que el tipo de cambio no suele ser bueno. Siempre es preferible cambiar dinero antes de partir, en la primera ciudad de destino e incluso a través de agencias de cambio por internet con servicio a domicilio.

 

PANAMÁ

  • Seguro obligatorio para vehículos: cuando entras al país desde Costa Rica debes comprar un seguro que cuesta 15 dólares al mes con la compañía APSA. No se exige cuando entras en barco desde Colombia.
  • Fumigación de tu vehículo en el puerto de Colón: 6 dólares
  • Tasa de salida del país: 1 dólar por persona en la frontera con Costa Rica, que se aplica sólo a los extranjeros.
  • Tipo de cambio dólar-euro-pesos a Balboa Panameño.
  • Situación actualizada de los pasos fronterizos.
  • PARA CRUZAR TU VEHÍCULO ENTRE COLOMBIA Y PANAMÁ: Tea es una argentina que vivió muchos años en Panama City y trabajó en el mundo de los contenedores. Se ofreció a ayudar en lo posible a los viajeros a conseguir los mejores precios para cruzar tu vehiculo desde Panamá a Colombia en barco y lo sigue haciendo. Pueden escribirle a [email protected] o [email protected]
  • También puedes buscar viajeros con quienes compartir contenedor entre Panamá y Colombia en ésta página de Drive the Americas.
  • Más datos sobre Panamá en Historias para viajar por Costa Rica y Panamá

 

COSTA RICA

  • Seguro obligatorio para vehículos: 12 dólares por tres meses, se vende en la frontera.
  • Fumigación de tu vehículo en la frontera (atención, posible timo): se acercó un chico que dijo que debíamos desinfectar obligatoriamente la furgo antes de pasar por aduanas para que nos dieran el permiso de importación temporal. No le hicimos caso, no se ofendió, y en aduanas no exigieron nada.
  • Tipo de cambio dólar-euro-pesos a Colón Costarricense.
  • Situación actualizada de los pasos fronterizos.
  • EL DATO: algunos viajeros están pasando en barco con sus vehículos desde un puerto del pacífico costarricense hacia Buenaventura, en Colombia. Es todo lo que sé. Si alguien averigua más, por favor, que lo comparta.
  • NO HAY EJÉRCITO: Costa Rica es un país sin ejército, por lo que la policía puede tomar actitudes agresivas en la búsqueda de drogas en vehículos particulares. Nos ocurrió, y casi terminamos mal. Pon límites, pide que te traten con educación y corrección.
  • Más datos sobre Costa Rica en Historias para viajar por Costa Rica y Panamá.

•••••

SIGUE LEYENDO! CONSIGUE AHORA EL LIBRO POR EL MAL CAMINO EN LULUAMAZON, MERCADO LIBRE, KINDLE (LIBRO ELECTRÓNICO), Y EN LAS MEJORES LIBRERÍAS DE VIAJE DE ESPAÑA (ALTAÏR, POR EJEMPLO!). SI VIVÍS EN ARGENTINA, ESCRIBINOS A [email protected]

•••••

NICARAGUA

  • Existe un espacio común de tránsito de personas entre Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala para el que te dan un visado total de 90 días.
  • Situación actualizada de los pasos fronterizos.
  • Migración: 2 dólares más 5 dólares de impuesto turístico por persona.
  • Seguro obligatorio para vehículos: 12 dólares por un mes.
  • Impuesto turístico para vehículos: 5 dólares.
  • Fumigación de tu vehículo en la frontera: 3,75 dólares.
  • Tipo de cambio dólar-euro-pesos a Córdoba Nicaragüense.
  • En el mismo portón de salida de la zona de frontera una persona no identificada quiso cobrarnos un impuesto local de 1 dólar por persona. Es posible que se trate de otro impuesto local al tránsito de extranjeros. Nos pareció otro timo, seguimos de largo.
  • Tasa de salida del país: 2 dólares por persona.
  • CORRUPCIÓN: la policía nicaragüense busca completar sus ingresos con coimas producto de aplicar la ley de tránsito con rigurosidad extrema. Ocurre principalmente en Managua y vimos algo similar en León. Nunca pises las rayas continuas, ni siquiera las roces; les da igual que no conozcas la ciudad, que estés perdido o que el sitio no esté bien señalizado. La multa por lo general es baja, 20 dólares, así que, por favor, no impulsen la corrupción ofreciendo un arreglo.
  • SOLUCIONES A LAS MULTAS DE TRÁNSITO EN NICARAGUA: viaja con una o varias copias de tu carnet de conducir. Cuando te hacen una multa te retienen el carnet de conducir. Si les das una copia, se la dejas de recuerdo y sigues viaje.
  • Más datos sobre Nicaragua en Historias para viajar por Nicaragua

 

HONDURAS

  • Existe un espacio común de tránsito de personas entre Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala para el que te dan un visado total de 90 días. Al entrar a Honduras sólo nos sellaron el pasaporte porque lo solicitamos. Migración: 3 dólares.
  • En aduanas te cobran tres tasas distintas. Inspección vehicular: 1,50 dólares; tasa de vías públicas: 20 dólares; forma 9A-1 para aduanas: 135 lempiras. Si no tienes lempiras es muy probable que redondeen el precio de todas las tasas y te cobren entre 30 y 50 dólares, depende de tu cara.
  • Situación actualizada de los pasos fronterizos.
  • Tipo de cambio dólar-euro-pesos a Lempiras Hondureñas.

 

EL SALVADOR

 

GUATEMALA

  • Existe un espacio común de tránsito de personas entre Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala para el que te dan un visado total de 90 días. Migración: 10 quetzales.
  • Situación actualizada de los pasos fronterizos.
  • Fumigación del vehículo en la frontera: 42 quetzales. Nosotros entramos por el paso de La Hachadura y no nos fumigaron ni nos cobraron.
  • Gastos de aduana por importación de vehículo: 40 quetzales. (Aparentemente el precio se ha cuatriplicado y ahora cuesta 161 quetzales).
  • Tipo de cambio dólar-euro-pesos a Quetzal Guatemalteco.
  • ATENCIÓN: Hay dos pasos fronterizos entre México y Guatemala junto al Pacífico. El correspondiente a Talismán-El Carmen es utilizado para la importación de vehículos usados en Guatemala y está lleno de coyotes que intentan detenerte para hacerte trámites innecesarios durante el paso de la frontera. Sugerencia: no hagas caso cuando alguien sin uniforme intente detener tu vehículo en la frontera. Saluda y sigue adelante.
  • Más datos sobre Guatemala en Historias para viajar por Guatemala y Belice

 

BELICE

 

MÁS INFORMACIÓN

•••••

Consigue los libros de Pablo Rey con las historias de más de 15 años viviendo en la ruta, en cualquier librería de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.

Viaja con nosotros cada día en Instagram, Facebook, Twitter y YouTube @viajeros4x4x4

•••••

SUSCRÍBETE Y RECIBE EN TU CORREO LAS ACTUALIZACIONES DE LA VUELTA AL MUNDO EN 10 AÑOS.

¡MÁS DE 15 AÑOS TRABAJANDO DESDE LA RUTA Y VIAJANDO SIN PARAR ALREDEDOR DEL MUNDO EN FURGO 4X4 Y MOCHILA!




Gracias Nicaragua!

www.viajeros4x4x4.com
  • Gracias a Juan Carlos ‘el pollo’ Lazo y a su mujeraza Carolina Labarthe, por acogernos en su casa durante unos cuantos días en Managua, por compartir risas, pisco sour, la nevera y, sobre todo, su amistad. Son una fotografía de nuestros buenos recuerdos del Perú y los peruanos…
  • Gracias a Rubén y Mercedes, españoles viajeros de Murcia, que conocieron la historia de la Vuelta al Mundo en internet y nos escribieron para coincidir durante sus vacaciones en Nicaragua, ¡gracias! ¡gracias! ¡gracias! por los embutidos que nos trajeron desde España. ¡Gracias por el jamón! ¡Gracias por el chorizo! ¡Gracias por el fuet! ¡Olé! Cuando abrí el paquete casi lloro de emoción…
  • Gracias a Chester Noguera, jefazo del taller Noguera, por la alineación profunda y gratuita que le hicieron a la furgo. Harry Samorio lo hizo con cariño, a ver si esta vez funciona… Queda en el kilómetro 2 y medio de la carretera norte en Managua.
  • Gracias a la policía de Nicaragua, tremendamente corrupta, por hacernos apreciar a las policías levemente corruptas de otros países del mundo. Creo que en ningún otro sitio nos hemos sentido tan acosados. Que pena, la gente es tremendamente buena, son panes con piernas, pero da ganas de estar en otro lugar…

Banner libro La Vuelta al Mundo en 10 Años: Africa