285- Seguridad en Ruta: Dónde Acampar

Gente mirando la furgoneta 4x4 de La Vuelta al Mundo en 10 Años en Etiopía

©Pablo Rey. Publicada en la revista Overland Journal, número de Invierno 2014.

•••••

Después de 15 años recorriendo el mundo en su furgoneta 4×4, Pablo Rey nos da unos cuantos consejos importantes para no terminar en calzoncillos en mitad de un viaje.

Una de las grandes diferencias que notamos a lo largo de nuestro viaje por el mundo, es la percepción del espacio vital, la distancia que mantiene la gente que no conoces mientras observa lo que haces. Ser objeto de la curiosidad suele ser incómodo, sobre todo al principio, cuando te toma desprevenido y se convierte en una costumbre molesta que se repite frontera tras frontera. En África, por ejemplo, muchas veces nos sentimos actores representando la obra teatral de su vida cotidiana. Nosotros habíamos llegado allí para descubrir la naturaleza, la cultura y la comida, pero al mismo tiempo nos estábamos convirtiendo en objeto de la curiosidad local. En un capítulo en vivo y en directo de National Geographic sobre las costumbres occidentales.

La mejor arma para desembarazarse de los curiosos, si ese día no quieres establecer contacto, suele ser el aburrimiento. Sacas una silla, te sientas y te pones a leer un libro. Suele funcionar muy bien: a los diez minutos vuelves a estar solo. Más de una vez amanecimos en alguna aldea perdida o en algún lugar que parecía desolado y, al mirar por las ventanas antes de salir de nuestra casa con ruedas, nos encontramos rodeados de veinte o treinta personas que habían llegado con sillas, gallinas y productos de la huerta a esperar el inicio del show de nuestra vida cotidiana. Y era horrible, porque nuestro primer acto de cada día suele ser buscar un baño.

La ruta está llena de oportunidades para acampar en lugares perdidos, desiertos abiertos o rincones escondidos. Puede ser una playa olvidada al final de un camino no señalizado, tras unos arbustos o dentro de un bosque, junto a un arroyo. A veces es complicado incluso encontrar áreas de acampada organizadas. Entonces, hay que volver al Plan B. En Estados Unidos nuestro camping de emergencia es el estacionamiento de algún Walmart. Están abiertos las 24 horas y casi te puedes dar una ducha completa en los baños familiares. En el resto del mundo el sitio habitual donde pasar la noche cuando no encuentras un lugar mejor son las estaciones de servicio. Buscas una con un área de estacionamiento para camiones, que suelen estar en la ruta o a las afueras de las grandes ciudades, y te acomodas en algún rincón. Si la estación es pequeña, lo correcto es hablar con alguno de los empleados para pedir permiso. Muy pocas veces nos han querido cobrar alguna propina, una Coca Cola o un tentempié sencillo para el sereno.

Estas son solo algunas de las cosas que hemos aprendido durante los últimos 14 años de viaje alrededor del mundo. Si me pidieras un consejo para viajar más seguro, uno solo, te diría: ‘Viaja preparado para que te ocurran cosas inesperadas y nunca enseñes tu miedo. Incluso los malos momentos pueden ser buenos al final. Porque no hay nada más aburrido que salir de viaje y que no te pase nada.’

•••••

Sigue leyendo. Consigue los libros de Pablo Rey sobre La Vuelta al Mundo en 10 Años en cualquier librería de España, en Amazon.com y en Kindle, o descarga las primeras historias en PDF.

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.