16 años después todavía seguimos en la ruta.

ÚLTIMAS HISTORIAS

Yo viajo para sorprenderme. Por eso, cuando encuentro alguna comida que no conozco intento probarla. Como estas frutas raras, de formas caprichosas, sabores intensos o espinas capaces de pincharte un neumático. ¿Las conoces?

Si en Bangkok me sentí parte de un futuro de plástico y oriental, apenas cruzamos la frontera de Tailandia hacia Myanmar por el paso Mae Sai-Tachileik, sentí que estaba haciendo un viaje al pasado.

6 días, 85 kilómetros a pie por el corazón del Pirineo y que siga la aventura.

Estábamos con nuestras mochilas de 5 kilos en uno de aquellos rincones olvidados de un país que lentamente se abría al turismo.

SUDESTE ASIÁTICO

‘Flesh eating bacteria’, la bacteria comedora de carne. Abrí los ojos un poco más, como si un terror diminuto e invisible se hubiera apoderado de mi destino.

Viajar más de un mes por Tailandia y no pisar la playa es una declaración de rebeldía. Esta es la primera entrada con los mejores datos para viajar por Tailandia, lejos del mar, gastando poco dinero. Hay desde habitaciones dobles con baño privado por 4 dólares a lugares donde jugar con los monos. Info fresca, para que llegues más lejos.

RUTAS

Todos los caminos del mundo comienzan en la puerta de tu casa.

Hostales confiables donde aparcar tu coche, furgo, autocaravana, 4×4, moto, camioneta o caballo. La Vuelta al Mundo en 10 Años – Siguenos @viajeros4x4x4

Uno de nuestros lugares para conocer antes de morir. A pesar de la cantidad de gente, siempre vale la pena.

Deadhorse, al final de la ruta que llega desde Ushuaia, es la meta de la última gran aventura americana…

Por fin!!! Después de 11 años y 1 mes llegamos a Deadhorse, extremo norte de América!!!

HISTORIAS DEL PLANETA TIERRA

Hace años que comenzamos a jugar con la idea de casarnos en Las Vegas. Eso tenía que ser divertido….

Hay que romper los planes y dejar un espacio libre a la espontaneidad, a la sorpresa. Tirar los dados, que el caos encuentre un orden, y caer de pie, otra vez, como un gato viejo que ya perdió la cuenta de las veces que salvó su vida.

Yo, cuando sea grande, quiero ser como José Antonio.

A un lado de la ruta desierta había un ciclista flaco revolviendo entre sus morrales. No, no era flaco, era un puñado de huesos atados por la fibra de la ruta. Era el viajero en bicicleta más flaco que había conocido en la ruta.

La Cucaracha, posiblemente la furgo más viajera del mundo, salió a la ruta sin muchas de las cosas que creemos necesarias para viajar. Hoy, con el apoyo de cientos de amigos que conocimos en la ruta, se convirtió en una casa que tiene hasta… ducha!

Pin It on Pinterest

Share This

Los libros y las buenas historias se comparten con l@s amig@s.