185- ALASKA | El final de la Ruta Panamericana

Cartel de carretera en la ruta Dalton, final de la ruta Panamericana en América del Norte

Llegar a Deadhorse en verano y conduciendo una furgoneta 4×4, es llegar al extremo geográfico de la última ruta en el norte de América. Pero no es el extremo de la aventura. Para vivir eso, hay que venir en invierno.

Y para venir en invierno hay que instalar un calentador de bloque de motor.

Ya me estoy tentando.

LA RUTA

De Fairbanks a Deadhorse/Prudhoe Bay hay casi 800 kilómetros, de los cuales el 90% (414 millas) pertenecen a la Dalton Highway, la carretera construida para conectar los pozos de petróleo del océano Ártico.

La ruta está en buen estado y se puede llegar en 15 horas o una semana. Depende de las ganas que tengas de perderte. Es mantenida permanentemente para que los camiones que transitan por ella durante todo el año puedan moverse a buena velocidad. Hay parte de tierra y parte cubierta con una capa de asfalto, que en algunas zonas se ha deformado a causa del permafrost dejando una secuencia de olas que te pueden hacer volar si vas demasiado rápido.

En las secciones de tierra es una buena idea bajar bastante la velocidad cuando te cruzas con otro vehículo/camión debido a las piedras voladoras, que suelen sentir una atracción especial por los parabrisas.

Si ha estado lloviendo habrá algo de barro. Si llevas los neumáticos adecuados no será peligroso, pero cambiará completamente el color de tu vehículo (incluído el techo) a algo entre gris si está seco o negro si está húmedo.

En caso de barro, si llevas neumáticos planos, de autopista o con poco relieve, conduce despacio: encontramos una camioneta destrozada al costado de la ruta.

NORMAS BÁSICAS DE LA RUTA (hay muchas, pero estas son indispensables)

Los camiones siempre tienen prioridad de paso. Es la ley.

Conduce siempre con las luces encendidas.

QUÉ LLEVAR EN EL VEHÍCULO

Las autoridades recomiendan llevar dos neumáticos de repuesto. Como dije, el camino está en buen estado, pero en algunas zonas puedes encontrarte con piedras afiladas capaces de hacer un tajo en el neumático. Nos pasó. Y no sirvió más.

Si decides llevar un solo neumático de repuesto (como hicimos nosotros) es muy recomendable llevar una cámara de repuesto y las herramientas necesarias para reparar el neumático en la ruta. Si vienes viajando seguro llevarás aceites de emergencia y algunas herramientas para reparaciones básicas.

De cualquier manera hay talleres que te pueden ayudar (y cobrar bastante caro) en el cruce del río Yukón, en Coldfoot, en Wiseman y en Deadhorse. En caso de emergencia, los camioneros y trabajadores de mantenimiento en la ruta en general son amables y pueden ser de mucha ayuda.

COMBUSTIBLE

Después de las últimas gasolineras a las afueras de Fairbanks solo puedes conseguir combustible en el cruce del río Yukón (caro), en Coldfoot (caro) y en Deadhorse (menos caro).

En Fairbanks, el combustible más barato se puede conseguir en la gasolinera del Safeway.

En Deadhorse hay dos gasolineras. Solo una, la Tesoro, está anunciada. La otra se llama Nana, tiene mejores precios y se encuentra casi frente a la entrada del aeropuerto. Hay que preguntar para encontrarla.

DÓNDE DORMIR

En la ruta Dalton puedes detenerte para dormir en cualquier parada de la ruta. No es obligatorio parar en un sitio establecido como camping.

Hay tres campings gratuitos de la BLM (Bureau of Land Management) de Alaska: Five Mile (milla 60, cerca del cruce del río Yukón), en el Círculo Polar Ártico (milla 115) y Galbraith Lake (milla 275). También hay un camping de pago que cuesta 8 dólares, el Marion Creek (milla 180).

Si prefieres dormir en hotel, o mejor dicho, en un contenedor hotel, los encontrarás en el cruce del río Yukón, en Coldfoot y en Deadhorse. Cuestan de 100 dólares para arriba la habitación doble y suelen incluir alguna comida en el precio. El típico hotel tradicional de cabaña de madera (esos que aparecen en las postales) solo lo encontrarás en Wiseman, en el desvío de la milla 189.

COMIDA Y AGUA

En el cruce del río Yukón, en Coldfoot, Wiseman y Deadhorse encontrarás por lo menos un restaurante.

Si prefieres cocinarte, carga todo lo que necesites desde Fairbanks. No hay almacenes en el camino y lo que encontrarás es caro y poco. En Deadhorse no hay almacenes ni supermercados, solo una tienda donde solo encontrarás galletas.

En bastantes laterales de la ruta puedes encontrar distintas variedades de frutas del bosque silvestres (berries), perfectas para mezclar con los cereales o comer. En los sitios de información suelen tener folletos sobre las que son comestibles y las que no.

Alaska y Yukón están llenos de setas, champiñones, muchos de los cuales se pueden comer. Hay que conseguir una guía, buscarlos, recoger, preguntar y comer.

Hay agua potable en los campings de la Five Mile (milla 60) y Marion Creek (milla 180). Si pides, seguro también te pueden dar en los sitios donde venden combustible.

ANIMALES

Esto no es un zoológico, así que la oportunidad de ver animales salvajes se reduce a dos factores: suerte y conducir despacio observando los laterales.

Nosotros vimos dos osos negros que escaparon rápido, un par de alces que también escaparon rápido y un lobo solitario que caminó durante un rato por la ruta hasta que descubrió una ardillita, la persiguió y se la comió.

Alaska es tierra de osos. Si te encuentras uno y estás caminando, nunca salgas corriendo. (Ver Cómo evitar que te coman los osos)

TIPS

Un motociclista australiano nos contó que entró en el Prudhoe Bay hotel como si fuera un cliente más. Tomó desayuno, lavó su ropa, tomó el almuerzo (siempre de un buffet) y se fue, sin haberse registrado. Y sin pagar nada, claro.

Para cazar y pescar necesitas comprar un permiso.

Alaska también es tierra de mosquitos. Nosotros llevamos manga larga casi todo el tiempo y repelente con un 40% de DEET que conseguimos en Walmart. No fueron tan molestos como se dice.

En las oficinas de información también tienen folletos sobre los ríos donde puedes buscar oro. No es que lo vayas a encontrar sin estar bien equipado, pero sigue ahí.

LIBROS

En Estados Unidos y Canadá hay tanta información disponible en revistas gratuitas y folletos que las guías de viaje no son indispensables.

También hay muchos libros en inglés con historias reales sobre supervivencia y la vida salvaje de Alaska. Si quieres sumergirte en la historia de la carrera por el oro te recomendamos leer alguno de Jack London, un clásico de principios del siglo veinte.

DOCUMENTOS

Ve directamente a este enlace y encontrarás toda la información que necesites: Documentos para viajar por Estados Unidos.

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.