¿Cuándo te diste cuenta que viajar era lo tuyo?

www.viajeros4x4x4.com

Hace unos meses me plantearon una serie de preguntas desde la página web de viajes Viamedius. Aquí está todo, las preguntas, y las respuestas.

¿Cuándo te diste cuenta que viajar era lo tuyo?

Cuando atravesé el sur de la cordillera de los Andes con una mochila pesadísima y me di cuenta que no me importaba sentir las piernas destruidas ni soportar noches en blanco, empapado y con la tienda inundada tras una tormenta inesperada. Lo importante era estar allí, ver sitios nuevos, llegar más lejos, aprender de lo que sucedía a mi alrededor. No estaba bien preparado para ese viaje pero había sobrevivido y quería más, quería saber lo que había detrás de la ladera de aquella montaña, después de la siguiente curva del camino. Eso era lo importante.

¿Llevas la cuenta de los países visitados?

No. Sé que estuve en más de cincuenta países, pero no los colecciono.

¿Qué es lo que más te motiva de los viajes?

Aprender, sorprenderme, abandonar los caminos principales y llegar más lejos. A veces quiero mezclarme con la gente y a veces quiero perderme en el desierto más solitario del mundo. Lo que más me motiva es el camino que recorres hasta alcanzar esos lugares.

¿Cuál ha sido tu viaje más especial?

Mi primer gran viaje fue irme de Argentina para vivir en España. El segundo es este en el que estamos embarcados, La Vuelta al Mundo en 10 Años: Escritores en Ruta, de Barcelona a Barcelona a través de África, América, Asia y Europa en una furgoneta 4×4. Debían ser solo cuatro años, que ya es bastante, pero encontramos la forma de trabajar en el camino y nos dejamos seducir por la ruta. La consecuencia, hace unos años el viaje dejó de ser un viaje y se convirtió en la vida. Ahora no viajamos, vivimos en la ruta.

Un sitio al que no volverías…

Plantearía la pregunta al revés, ya que volvería a todos los sitios. Pero como no somos inmortales, preferiría volver a seguir huellas de elefantes en África con un 4×4 que también sea mi casa. Volvería a la Patagonia, volvería a Atacama, volvería a Japón, volvería a Mongolia…

Un viaje pendiente…

Hay varios, pero siempre soñé con llegar a la isla de los Estados, al sur de Argentina, donde Tierra del Fuego se hunde en el Atlántico sur…

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.