La Vuelta al Mundo en 10 Años (suplemento dominical del diario Provincia, Michoacán, México)

www.viajeros4x4x4.com

(Entrevista publicada el domingo 31 de octubre de 2010 en el diario Provincia de Michoacán, México. Periodista: Marco Malvido. Fotos: Adid Jiménez Ontiveros.)

LA VUELTA AL MUNDO EN 10 AÑOS

Morelia. La obra inmortal de Julio Verne, La vuelta al mundo en 80 días, ha cobrado nuevas dimensiones y protagonistas. Pablo Rey (Buenos Aires, 1966) y Anna Callau (Cataluña, 1972) se conocieron hace 12 años en España y desde el 20 de junio del año 2000 comenzaron un viaje alrededor del mundo que aún no termina. Hoy PROVINCIA cuenta la increíble historia de esta pareja que, a bordo de una furgoneta, se lanzó a la conquista de un sueño.

“Hace unos 12 años, durante unas vacaciones por el sur de África, me crucé con un suizo que estaba viajando en un Land Rover viejo y destartalado y me di cuenta de que eso era lo que quería hacer; entonces, a la vuelta de esas vacaciones y al encontrarme con la que ahora es mi mujer, le dije: Oye, vámonos, es hora de recorrer el mundo”, así comienza la aventura de Pablo, bonaerense que en 1992 llegó a España como creativo publicitario, inmigrante ilegal y desenterrador de botellas antiguas en pueblos abandonados. Un aventurero nato, poseedor de un espíritu libre, sin miedo de vivir.

En 1996, Pablo adoptó Barcelona como sede para residir y ahí conoció a Anna Callau, promotora de conciertos de rock, su alma gemela que cuatro años después se convirtió en algo más que una compañera inseparable, su cómplice perfecta.

“Aprendimos a convivir en 4 metros cuadrados, las 24 horas del día, los siete días de la semana, los 30 días del mes, todos los días del año”, presume Pablo, observado por Anna en las afueras de La Cucaracha Libre, la furgoneta inquebrantable que los ha llevado por todo tipo de caminos en Europa, Asia, África y América. “Le pusimos La Cucaracha porque aguanta todo, porque la cucaracha es el ser más despreciable que existe y hay momentos en que odiamos realmente esta furgoneta, pero también porque las cucarachas supuestamente aguantarían una explosión atómica”, justifica Pablo.

REY Y CALLAU ¡A RECORRER EL MUNDO!

Rey  y Callau han viajado por el mundo acumulando miles de experiencias; ahora PROVINCIA trae para usted su historia, que aún no termina.

Pablo Rey y Anna Callau están en Morelia, ayer fueron invitados por Salvador Vital al evento de vehículos todo terreno que este fin de semana se desarrolla en Jesús del Monte. Ahí, entre jeeps, tierra y piedras, la pareja compartió algo de lo que han vivido durante su travesía. “Hace más de seis meses que estamos en México, es un país muy grande, muy interesante, donde hay muchísimas cosas para ver, muchas culturas regionales que vale la pena conocer y que muchas veces están olvidadas y nos sentimos muy a gusto en México, muy bien recibidos y queridos. Es impresionante la cantidad de amigos que vamos haciendo”.

EL INICIO DE LA EXPEDICIÓN

Antes de llegar a Barcelona Pablo había vivido ya en Argentina, Francia y España. A pesar de haber tenido siempre un trabajo estable, en sus venas corría sangre de nómada y luego de haber conocido al suizo del Land Rover y de convencer a Anna de acompañarlo en su aventura, comenzó la planificación del viaje, allá por 1999.

“La planificación total duró nueve meses, en realidad es menos, pero cuando nunca lo has hecho quieres que todo salga bien, dedicarle tiempo para que todo salga perfecto  aunque al final uno se da cuenta que es imposible salir con todo preparado”. Lo primero fue encontrar el vehículo que se convertiría en La Cucaracha. “Agarramos esta furgoneta Mitsubishi L300 4×4 para dormir dentro y poder salir rápido en caso que pasara algo malo por la noche y porque era 4×4, para viajar por cualquier terreno”.

El viaje comenzó en Barcelona el 20 de junio del 2000 y no había una ruta definida. “Fue prácticamente instintivo, era seguir por el sur de Europa, ir rodeando el Mediterráneo para cruzar a África y una vez en Egipto cruzar África de norte a sur; cuando llegamos al sur buscamos la forma de cruzar hasta Sudamérica y ahí empezó otra parte del viaje, que era recorrer todo el continente americano de sur a norte”.

Lejos de la comodidad de un hogar fijo, la pareja se dio cuenta de que comenzaba a vivir algo más que un viaje. “Los primeros días del viaje fueron muy duros porque estás acostumbrado a vivir en un apartamento, en un lugar más amplio que una furgoneta. A tener la ducha todos los días, a tener una cocina, a tener a los amigos cerca y claro, cuando te vas a un viaje que no tiene fecha firme de vuelta, como que más que un viaje eso se convierte en una mudanza permanente”.

“Cuando salimos pensamos que el viaje lo podríamos terminar en cuatro años, ahora que cumplimos 10 años de vivir viajando, de vivir en la ruta, ya  no nos ponemos fecha de vuelta.”

Anna Callau, viajera

LA NECESIDAD DE COMPARTIR

Con el paso de los años, Pablo encontró la necesidad de compartir sus experiencias y convertir su viaje en una forma de demostrar que los sueños se pueden cumplir; entonces empezó a escribir sus historias, que luego se convirtieron en sus libros. “Al principio fue básicamente aprender, disfrutar, recorrer y saber que te vas a meter en problemas y encontrar la manera de salir de éstos, pero ya con el tiempo, cuando esas ansias de viajar se van calmando, te das cuenta de que esta vida en movimiento tiene que servir para algo más, y no necesariamente para uno. Fue ahí cuando empecé a escribir historias, a compartirlas primero con los amigos y luego con el resto de la gente. Con el tiempo fue algo natural editar el primer libro (dos han sido editados y el tercero está en proceso), y dedicarme a escribir historias, a estar en las escuelas, en centros comerciales y parques, en distintos lugares de América para decir que se puede vivir de otra manera, que es difícil, pero que se puede y que si uno pone todos los huevos ahí se consiguen esas cosas”.

UNA VIDA DE ODISEA

A lo largo de 10 años viajando por el mundo han tenido experiencias de todo tipo, momentos de peligro real, como si se tratase del guión de una película. “La gente en general te recibe muy bien, a veces con escepticismo porque te ve raro, te ve distinto y lo más lógico es decir: ¿qué hace éste en mi tierra?, se perdió, ¿cómo llegó hasta acá, cuáles son sus intenciones? Por ejemplo, en Bolivia nos veían y decían: éstos son de la CIA; en Siria, pensaban que éramos espías de Israel y uno tiene que decir: no, yo vengo por mi cuenta, quiero conocer tu país, quiero saber cómo viven, aprender de ustedes y después tratar de compartirlo.

“A la larga las experiencias buenas son más que las malas, sin duda, y vaya que malas ha habido bastantes, hemos tenido robos, asaltos, situaciones de crisis. En Brasil una noche me pusieron un cuchillo en el cuello y terminamos peleando; en Trinidad y Tobago nos asaltaron a golpes de puño, terminamos también saliendo sin perder nada; en África se nos rompió dos veces el motor en medio de la nada, una de ellas en Sudán, en medio del Sáhara, tuvimos que rescatar la furgoneta y rehacer el motor entero, y la otra, en el norte de Kenia, tuvimos que hacer 800 km para buscar un mecánico y 800 km para volver con las piezas; nos persiguieron elefantes y tuvimos que salir con la furgoneta en marcha atrás a toda velocidad; en el altiplano boliviano se nos congeló el motor a 4.500 metros de altura. Historias hay muchas, éstas son las malas y uno las puede contar por suerte, pero son tantas las cosas que pasan en el camino que dan no sólo para dos, sino para un montón de libros, libros donde contar cómo vive la gente en otros lugares y cómo se pueden empezar realmente aventuras de este tipo”.

TRAVESÍA SIN FINAL

Originalmente, la pareja tenía planeado terminar el viaje en cuatro años. ¡Bah! Nada más absurdo que pensar que eso fuese cierto. “Cuando salimos pensamos que el viaje lo podríamos terminar en cuatro años haciendo un año por continente, unas vacaciones de cuatro años geniales y después volver a la vida que teníamos. Pero cuando cumplimos cuatro años dijimos: bueno, serán siete. Y cuando cumplimos los siete dijimos: bueno, serán 10. Y ahora que cumplimos 10 años de vivir viajando, vivir en la ruta, ya no nos ponemos fecha de vuelta”.

La próxima escala será Estados Unidos, después Canadá, Alaska y de ahí a Rusia. El viaje seguirá hasta donde el destino quiera, pero a 10 años de haber comenzado la travesía, hay un legado que se va escribiendo y ése es el de vivir en un mundo sin fronteras. “Ese sería un buen mundo, un mundo más feliz. No es tan fácil como nos gustaría, existen las fronteras y las banderas, cosas impuestas por el ser humano que más que unirnos nos separan aunque todos formemos parte de una misma familia, más allá del color, del idioma, de las pequeñas diferencias culturales que nos separan”.

“La planificación total duró nueve meses. En realidad es menos, pero cuando nunca lo has hecho quieres que todo salga bien, dedicarle tiempo para que todo salga perfecto. Y nunca sale todo perfecto.”

Pablo Rey, escritor y viajero

PARA SABER:

Pablo Rey ha editado ya dos libros de su viaje. El más reciente salió en España y lleva el título La Vuelta al Mundo en 10 Años: El Libro de la Independencia.

Actualmente tienen más de mil visitas diarias en su blog de internet, www.viajeros4x4x4.com donde comparten historias de su aventura y dan consejos a todos aquellos que quieran comenzar una aventura como la suya.

La pareja fue invitada a la Feria Internacional del Libro 2010 en Guadalajara, donde tendrán conferencias y ofrecerán sus libros a la venta.

2 Comments on “La Vuelta al Mundo en 10 Años (suplemento dominical del diario Provincia, Michoacán, México)”

  1. Hola Xose!
    Bienvenido a la vuelta al mundo en 10 años! Ya somos miles viajando en la furgo… y todavía hay lugar… Estos días comenzamos a hacer recuento de los libros vendidos de La vuelta al mundo en 10 años: El libro de la independencia en los últimos 8 meses y… ¡ya va más de la mitad de los 2100 libros editados! Estamos muy contentos.
    2 abrazos desde la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México!!!

  2. Hola chicos! Sólo quería desearos suerte en vuestro viaje de parte del que desde hoy es seguidor de vuestras aventuras. Acabo de comprar el libro en la casa del libro de Goya (Madrid) sin problema. Estoy deseando leerlo! Saludos!!!

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.