15 años después todavía seguimos en la ruta.

, / 148 1

130- Cómo arreglar una caja de cambios sin todas las piezas originales

SHARE
Home Guías de Viaje Mecánica en Ruta 130- Cómo arreglar una caja de cambios sin todas las piezas originales

Si la furgo pudiera celebrar, ¿cómo sería su gran fiesta?

Hace unos días cumplimos 10 años viviendo en la ruta. Nosotros queríamos celebrarlo en una playa de agua tibia, la furgo quería celebrarlo en un mecánico de aceite espeso.

Ganamos, por algo tenemos las llaves, pero al día siguiente tuvimos que volver a Lázaro Cárdenas, el puerto principal de Michoacán, para ir al mecánico. Hacía unos días que la caja de cambios había comenzado a rascar. Nunca la habíamos abierto en todo el viaje, y había caducado.

El Chava Vital, gran jeepero mexicano y con contactos por todos los estados, sentenciaba desde Morelia que el problema estaba en uno de los bronces. Nuestro gurú Pipo coincidía desde Chile. “Desarmen la caja, arreglen bien lo que tengan que arreglar y de paso cambian el disco de embrague. Pero háganlo bien, ustedes no se pueden dar el lujo de arreglar las cosas a medias”.

Dicho y hecho, el Chava nos contactó con su hermano del alma Fabio, Fabio habló con Sergio (el mejor electricista de automóviles de Lázaro Cárdenas), y Sergio nos recomendó el taller García, el taller de Don Juve, especialista en cajas y transmisiones.

Conclusión una vez desarmada la caja: hay un aro de bronce roto y la flecha deslizable y la flecha de mando tienen juego, sus extremos están gastados. El de la flecha de mando se puede rellenar y pulir ya que no trabaja, sólo se apoya. La flecha deslizable hay que cambiarla, ya no sirve. Estem fotuts.

Solución 1: cambiar la caja. Pero Mitsubishi casi no existe en México. No hay vehículos chocados en los deshuesaderos (desarmaderos) y estamos junto a Estados Unidos, donde la mayoría de las cajas de cambio son automáticas. Conseguimos una caja de cambios de un Mitsubishi 4×2, que es casi exactamente igual que la 4×4, aunque la flecha deslizable, la que necesitamos, es más larga.

Solución 2: pedir la pieza a Estados Unidos. A través del Chava Vital puede tardar entre 8 y 15 días. Pero en 30 días tenemos que estar fuera de México, vence nuestro permiso de importación temporal por seis meses que te da aduanas de México.

Solución 3: cambiar el rodamiento de la flecha deslizable por otro más grande, puede funcionar. O no.

Solución 4: adaptar la flecha deslizable de la 4×2, que es más larga que la 4×4. Se puede hacer cortándola a la misma medida, torneando el extremo y endureciendo el metal; o cortando las dos flechas cerca del centro y uniéndo las partes buenas con una soldadura especial para que queden de la medida original.

Solución Es lo que hay:

Dado que las soluciones eran limitadas y no podíamos contar con una caja idéntica a la original, optamos por la segunda opción de la solución 4: cortar las dos flechas por una zona que no tenga que soportar grandes tensiones (así me lo explicaron) para hacer una flecha nueva entre las dos.

A la flecha corta (la 4×4) la cortaron aproximadamente por la mitad dejándole una espiga (una punta) de unos cinco centímetros de largo por un centímetro de diámetro (aparte de un par de centímetros con forma de punta de lápiz para apoyar la soldadura posterior) que entra a presión en el agujero torneado en la flecha corta (la 4×2). Luego se hizo una soldadura especial (con acero inoxidable dijeron) sobre la punta de lápiz donde se juntaban las dos flechas y Don Juve comenzó a montar la caja.

Estuvimos dos días completos en el taller. Y mientras tanto Don Juve me contaba de su vieja militancia política de izquierdas y de aquel día que fue a una charla que daba el Che Guevara en Uruapan, cuando acababa de abandonar Cuba de incógnito…

También cambiamos el embrague completo, se arreglaron algunas chanchadas que habían dejado otros mecánicos, y cruzamos los dedos, para que el arreglo nos sirva hasta Siberia.

Y después de Siberia también Don Juve, no joda, que no quiero que se rompa nada en Siberia…

Posdata: 1 semana más tarde, los cambios iban un poco duros y comenzamos a perder aceite por el bombín de embrague. Al revisarlo notamos que la goma que cubre su entrada a la caja no mantenía el pistoncito recto, estaba trabajando torcido. Buscamos la goma protectora original (gracias manía nuestra de guardarlo todo) y la instalamos con el nuevo bombín. Un mes más tarde, la caja parece funcionar bien. Amén.

One Comment

  • Réjuan says:

    Ay guey! pinches flechas de m… Falta saber si ya han podido sobrevivir a la depresión de su cucaracha… Me dió gusto ver las fotos en el taller de mitsu y sus órganos internos. Todavía no encontramos una casa pero no desesperamos… Los estrañamos mucho
    xxxx
    Réjean, Nathalie, Charlotte et Eve

Leave A Reply

Your email address will not be published.

Pin It on Pinterest

Share This

Te gustó?

Compártelo con tus amigos!