57- Suicidio en Baños, Ecuador

Ecuador

Uno tiene que suicidarse alguna vez en la vida.

Hay que pegarle un tiro a una rutina, o matar una seguridad, un sueldo a fin de mes, un amor que no nos quiere tanto como debería, o un miedo. A veces hay que matar una angustia, muchas angustias. Matar años fumando nicotina, marihuana o lo que sea, matar los tragos que sobran, la esperanza de la ruleta, el orgullo del que no ve más allá de su nariz o una comodidad. Todos son asesinatos que duelen porque forman parte del piso, esa base tenebrosa, la red de circo que nos fabricamos cuando sacamos los pies de la cama.

Y para escapar de las trampas que pone nuestro enemigo más terrible, nosotros mismos, a veces hay que suicidarse.

Entonces, una vez que saltaste al vacío, te das cuenta que no era para tanto.

Anna salta de un puente.

Y yo le sigo

4 Comments on “57- Suicidio en Baños, Ecuador”

  1. Pingback: Visitando Baños « Aprendiendo a vivir de otra forma

  2. Es que ir a Baños y no lanzarse del péndulo es un viaje a medias.

    Tuve la oportunidad de hacer ese salto hace un año, y fue sin pensar, solo por acolitarle a mi novia que tambien lo hizo, al principio tuve un poco de miedo, pero luego del salto fue relajante disfrute mucho del vaiven mientres el viento soplaba en mi cara.

    Excelente experiencia!

  3. Vivo en Ecuador y me muero por saltar un puente pero no he tenido la oportunidad!! Mi mami me dice q me voy a matar y yo le digo q morire feliz jeje!!!! q envidia los invito a hacer parapentismo(cerro blanco guayaquil), ahi era hace unos años ya no se o wind surfing(Manta playa bonita mejor conocido como Santa Marianita) en este lindo Ecuador estoy segura q negociendo no se la dejan tan caro!!
    Si es que regresan claro!! jeje Suerte

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.