35- Policías y ladrones | PERÚ

La Vuelta al Mundo en 10 Años - @viajeros4x4x4

A la entrada de Trujillo nos detenemos frente al negocio sencillo de un soldador, a unos metros de una rotonda. Queremos ir a Huanchaco, en la costa, pero los carteles sólo anuncian el camino al centro de la ciudad y a Chiclayo, a unos doscientos cincuenta kilómetros al norte. Demasiado lejos. El hombre deja de sacar chispas a un pedazo de fierro y nos indica el desvío de la izquierda con una sonrisa. Aquí cerca, después de Chan Chan, a unos cinco kilómetros. La gente del Perú suele ser terriblemente amable.

Vuelvo a arrancar, cubrimos los cuatro metros que nos separan de la esquina y escuchamos el sonido agudo de un silbato.

– ¿Y eso? –pregunta Anna.

– Ni idea. Esta vez no hicimos nada mal, ¿no? –pregunto recordando Puno mientras desacelero. A unos quince metros hay una camioneta con suficientes luces de colores como para ambientar una discoteca, pero no hay policías en la calle.

Na, ni bola –dice Anna. –Sigamos –y vuelvo a acelerar.

Entonces vuelvo a oír el silbato. Por la ventana de la camioneta sale un brazo azul indicando el lateral.

– ¡Qué huevos! –exclamo sorprendido. –¡Nos detiene sentado!

Veinte segundos después un policía aburrido abre la puerta, se pone en pie con cansancio, se ajusta el pantalón, se cala el sombrero y camina despacio hacia nosotros. Parece un pistolero de Bonanza. Cuando llega junto a la ventana observo que tiene el rostro cruzado por las marcas de la varicela y la nariz roja. Sus movimientos están sensiblemente ralentizados, quizás por el alcohol, quizás porque es mediodía o porque aún nos está calando.

– Documentos –pide brusco.

– ¿Cuáles quiere? –siempre pregunto lo mismo. Es una estrategia para acotar la búsqueda, cada policía tiene sus popias preferencias. ¿Querrá el el permiso de conducir, el seguro, carnet de vacunación o la tarjeta del Corte Inglés?

Anna odia esta estrategia.

– Papeles del vehículo y carnet de conducir.

Anna me alcanza el papel de importación temporal de la Mitsu y lo levanto frente a la ventana. El policía lo agarra, pero yo no lo suelto.

¿Recuerdan a los Hermanos Marx, a Laurel y Hardy y a los Tres Chiflados, forcejeando por un pedazo de papel? El policía tira el papel para su lado, yo tiro para el mío. El policía me observa y vuelve a tirar para su lado, esperando que lo suelte. Pero no.

– ¿Puede soltar el papel? –pregunta sorprendido.

– No –respondo seco.

Máscaras en Perú

Normalmente, los encuentros con la policía suelen ser un trámite. Decir ¿dónde van? ¿papeles? Y buen viaje es parte de su trabajo. No hay problema. Pero esta vez es distinto. La nariz roja, la actitud, el aire, su tono de voz… Los siete años de ruta han desarrollado un sexto sentido que capta pequeños gestos invisibles e involuntarios y los carga de sentido. Es en esos momentos cuando los encuentros con un policía sospechoso se convierten en un mano a mano de póker donde nos jugamos algo más que una coima.

Nunca, en los muchos años que llevamos de viaje, hemos cedido ante un policía corrupto. Nos han presionado en Argentina (ver El Policía Corrupto), Mozambique, Bolivia, Egipto y Tanzania. Y nunca, nunca, hemos sobornado a nadie para conseguir algo. Alguna vez algo puede salir mal.

– Mire –le digo. –Usted tiene derecho a detener el vehículo en la calle y a pedirme los documentos, pero no tiene derecho a exigirme que se los entregue. Lo dice la ley. Yo no tengo la obligación de dárselos, sólo tengo la obligación de enseñárselos.

– Yo soy policía y usted tiene que respetarme.

– Por supuesto. Yo le respeto, pero no confío en usted. Usted estaba sentado en su camioneta, no estaba en la calle deteniendo vehículos para hacer su trabajo. Cuando nos detuvimos a preguntar direcciones vio que la furgoneta es extranjera. Por eso nos detuvo.

– Deme su permiso de conducir.

Le enseño el carnet español. Hace años que viajamos sin el permiso internacional de conducir. Sería recomendable, pero vencen al año y el nuestro venció en el 2001. Los gobiernos de Sudamérica, a diferencia de África, aceptan el carnet expedido en tu país de origen si estás de paso. Intenta tomarlo, pero tampoco lo dejo.

– ¿Puede soltarlo?

– No, ¿para qué lo quiere?

– Tengo que ir a mi camioneta a verificar en mi cuaderno si su vehículo está requerido.

– Traiga su cuaderno.

– No, deme su documento.

– Mire amigo –le digo –usted lo que quiere es otra cosa. Tenemos todo en regla, siempre tenemos todo en regla. Usted vio un vehículo extranjero y quiere dinero. Y no lo va a conseguir. ¿Cuál es su nombre? –continúo mientras observo su sorpresa. –¿Herrera, como dice su uniforme? Somos amigos del General Ruiz, jefe de la policía del departamento de Ancash. Nos pidió que si teníamos un problema, habláramos con él. Anna, apunta el nombre de este señor. Cuando entremos a la ciudad llamaremos al General Ruiz a Huaraz.

– Yo no les pedí ninguna coima.

– Pero va a hacerlo. ¿Por qué nos detuvo? Usted estaba dentro de su camioneta, no estaba controlando el tráfico.

– ¡Usted me está faltando el respeto! ¡Está faltando el respeto a la policía de Perú!

– Y usted no debería estar vistiendo ese uniforme. Usted le está faltando el respeto a la policía de su país.

– ¡Váyanse!

– El general se va a enterar de esto –asegura Anna pellizcándome el brazo.

Hasta ese momento no habíamos tenido problemas con la policía de Perú. Cinco meses atrás entramos al país con prejuicios hacia las piedras voladoras que se estrellan contra los parabrisas y hacia la corrupción oficial. Nos habíamos equivocado en las dos, aunque nuestros amigos peruanos aseguraban que todo el dinero que no les sacaban a los extranjeros, se lo sacaban a los locales.

–  Que heavy que vamos –dice Anna cuando arrancamos. –¿No deberíamos bajar el perfil? –pregunta con acento argentino mientras nos alejamos.

– Lo vi, Anna, lo vi. Te lo juro. Este tipo era un coimero y nos iba a inventar algo. Le ví la pluma…

Nacer en Argentina tenía que servir para algo…

 

Nota: Un amigo de un amigo nos había pasado el nombre del General Ruiz, a quien nunca llegamos a conocer.

17 Comments on “35- Policías y ladrones | PERÚ”

  1. Tienes razón, uno siempre tiene que respetar a la policía del país donde estés, sin duda. Siempre. Sobre todo porque hasta se juegan la vida. Pero también hay que mantenerse firme cuando se les empieza a ver de qué lado caminan…

  2. Me vas a decir quien es policia coimero en el Peru, pocos se salvan…

    Pero, tampoco hay derecho a sobrepasarse con los de verde

  3. Hola Francisco, me encanta Perú. Más allá de la policía coimera y los problemas sociales, me gustaría vivir en Perú.
    Ocurre que después de tantos años de viaje a veces vemos venir las jugadas, y me parece que el primer maleducado es el policía que ordena detener un vehículo sin siquiera ponerse de pie.
    ¿Estaba haciendo la digestión? ¿Tenía juanetes? ¿El buen hombre estaba cansado? ¿Nos detuvo solo porque éramos extranjeros?
    Misterios del planeta Tierra.
    Gracias por el comentario.

  4. Hey chicos, soy peruano y vivo en Barcelona, estuve en Lima hace dos semanas, la verdad ustedes se pasaron 5 pueblos, la policia en Peru esta en todo su deber de pedirle los doscumentos y luego verificarlos en su ordenador portatil, es un tramite normal. Entiendo que hay muchos coimeros en Peru, pero sinceramente ustdes se fueron al otro extremo, incluso lo acusaron de querer pedirles dinero cuando el policia apenas les pidio identificarse.

    Se excedieron, y si el policia hubiera querido los hubiera podido detener por faltar el respeto a la autoridad, Peru no es Barcelona, y el policia a pesar de que no les gusto su cara solo cumplia su trabajo.

    Tambien he sufrido la corrupcion policial, pero en este caso se pasaron de mal educados uds dos.

  5. Hola Pablo:
    Siendo de Argentina eso ni te habrá sorprendido,
    eso es un mal endémico aquí…
    ¡pero que bronca da!…
    suerte que supiste manejarlo bien….
    ¿Cuándo vuelven a América de vuelta?..
    No me digan que no extrañan estar en el camino….
    Abrazos para ambos….

  6. Buen ojo Pablo, de hecho que quería una coima… y manejaste la situación bien….

    Saludos amigos

  7. sabian? que el slogan de la policia nacional del peru es: a la policia…se le respeta!!!!!
    aunque debo admitir que ultimamente la policia aqui ha cambiado, antes era peor, las ultimas veces que me pararon, fueron amables, y hasta dio oportunidad de intercambiar algunos comentarios con los tombos; antes, de frente te pedian para la gaseosa…
    la solucion esta en nosotros al parecer

    buen viaje amigos, y avisen cuando el libro llegue a peru

    ciao

  8. El otro día Mayten la chica que nos organizó la entrega de ayuda humanitaria en Chincha hizo una cena en su casa de Cusco y mostraba a los alli presentes las fotos del terremoto y habia poesia… y me dediqué a tomar vino de chincha y pisco y total que cogimos el coche para ir a una fiesta electrónica (hay una cada luna llena) en un cerro e iba con mis colegas Diego (abogado de CEAR y SOS Racismo) y Luisa de Colombia (tb. de CEAR) que habían venido de visita. Iba alegre pero para nada perjudicada y podía conducir perfectamente pero tuve una duda al salir de la desconocida ubanización, hice el típico requiebro y la policia me paró. Desde lejos ví que eran el poli bueno y el poli malo. -“documentació n srta”. les doy los papeles del coche y mi licencia y me dicen que la licencia española no sirve y que la SOAT ha vencido (seguro obligatorio de accidentes de tránsito) el 10 de octubre (el coche es de un colega y no me avía avisado) A todo esto me dice que me retienen el vehículo y que además he hecho una infracción y que voy tomadita. O sea..parecía imposible eludir cuatro cosas!!!! pues me bajé del coche y les dije que necesitabamos el auto para ir a la Mansión Montesinos a vender cerveza para recaudar fondos para los niños del hogar de las estrellas y me dijo cerveza a los niños!!!! y yo les dije que no era así que era vender cerveza en una fiesta electrónica y con las ganancias, comprar medicinas para esos niños abandonados y les hable del hogar y les enseñé el flyer de la fiesta y el boletin donde haciamos publicidad de la fiesta que por suerte en este numero salia una foto mia con gustavito y una entrevista a mi persona (pruebas documentales irrefutables) y les prometi pagar al dia siguiente la SOAT y cuando staba medio convencido el poli malo dijo que no que “en Epaña han maltratado a los inmigrantes peruanos y a una ecuatoriana y le digo “precisamente caballero nosotros trabajamos en SOS Racismo Madrid y en la Comisión española de ayuda al refugiado defendiendo los derechos de los peruanos y ayudándoles a conseguir mejores trabajos viviendas y llevo en el coche a uno de los abogados de derechos humanos mas importantes de España” . el poli malo me dijo que saliera del coche mi amigo total que Diego con su labia terminó de convencerles y como a raiz del maltrato en el metro a la ecuatoriana en España le entrevistaron en Lima como portavoz de SOS Racismo les dijimos que sintonizaran la tele el domingo que salia una entrevista a Diego y oye que nos fuimos de alli tan contentos… ……… jejejeje TODO ES POSIBLE EN ESTE PERU. OS IMAGINAIS EN ESPAÑA CON ESOS ARGUMENTOS?? ?
    Pablo y Ana espero noticias de Ecuador y ojalá que nos volvamos a encontrar pronto
    mil besos y estrellas
    chiqui

  9. Hola , Pablo y Ana, pues si desgraciadamente en toda latinoamerica la situacion economica y politica a sido semejante y a razon de esto exite mucha corrupcion en nuestros paises latinoamericanos y como dicen nada mas ven algo diferente y extranjero y quieren sacar plata hasta para los santo reyes, pero lo bueno que no paso a mayores cuidense y echenle ganas, por aca los esperamos en Mexico (MORELIA) saludos y abrazos su amigo Chava Vital

  10. pablo que pasada . cosas asi no deverian de pasar. anda quedaos en el sur con nosotros. aunque aqui la policia tambien tiene migas. suerte y espero leeros a los dos pronto
    magui. selecto club del palmar

  11. Qué buena, la historia de policías y ladrones, me recuerda a los años 80, cuando salía con mis amigos a la calle a dar vueltas en el coche de uno de ellos y la policía detenía gente, pero hay otra cosa, cuando quieren hacerse los formales, es decir, cuando no quieren demostrar que están coimeando te venden rifas, te dicen, es que estamos haciendo una rifa, una rifa que por lo demás se la han inventado ellos, entonces la coima, es menos vergonzosas, pero jode mucho, bueno, un abrazo, yo ya regresé a Barcelona. Soy de Lima. Que tengan buen viaje. Gracias.

    Cristian.

  12. La historia del policía me pone del tomate!!!!!! Yo nunca di una coima. Por el contrario les digo cumpla con su deber o cuál es su identificación, su número no su nombre. Todas estas frases suenan en sus pequeños cerebros. Alguien me enseñó algo muy piola: ellos no saben quién sos, ni con quién salis o si sos pariente de “alguien influyente”. Esa es nuestra ventaja. Como tienen incorporada la ley del gallinero (el que está arriba caga al de abajo) siempre temen mandarse la chanchada con algún “superior”. La otra ventaja es que son tan brutos!!! y así de peligrosos. Como mono con navaja.
    Haber vivido en la Argentina, en tiempos de la dictadura y habiendo tenido un marido funcionario del PC. te da una experiencia importante!!!.
    Bueno va una historia por otra. Espero que les divierta y los informe como a mi las de ustedes.
    Un gran cariño para ambos
    Rossana, la vete que sobrevivió a las fiestas!

  13. No falta un tombo coimero por ahi, uno que culpa tiene que su sueldo no les alcanze? y quieran sacarsela a los traseuntes, debieron pensar en eso, antes de ser Policias…

  14. Si Cristo sufrió en Jerusalen, nosotros sufrimos en Perusalen, son cosas que suele pasar aqui y como dice Rita este incidente no opacara las maravillas de un pais que sabe acoger a todos los que lo visitan, Que todo les vaya bonito amigos,
    Un Abrazo.

    Alex

  15. MIS QUERIDOS AMIGOS, FELIZMENTE EN LIMA LES ADVERTIMOS SOBRE ALGUNOS MALOS EJEMPLARES DE LA POLICIA DE MI PAIS, SE QUE ESTO NO VA A OPACAR LOS ENCANTADORES MOMENTOS QUE DISFRUTARON EN PERU Y SOBRETODO EN SU CASA DE LIMA CON SU FAMILIA PERUANA “RUBIÑOS ALBRIZZIO” (ASI PROTESTE JUAN, JAJAJA) .
    ME DA GUSTO TENER NOTICIAS SUYAS Y LES ENVIO UN BESO Y UN FUERTE ABRAZO,
    CON CARIÑO:
    RITA

  16. Increible la manera de resolver el problema, en serio que si que teneis caracter para hacerlo, creo que habeis hecho muy bien… felicitaciones…. Aqui en mi pais es la misma vaina, no se si al ver un policia sentirme seguro o ser victima del proximo asalto.

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.