¿Cuánto cuesta cambiar de vida? (Revista Ling, España)

www.viajeros4x4x4.com

Publicado en el número de julio de 2008 la revista Ling, entregada en los vuelos de la aerolínea española Vueling.

—–

Anna Callau y Pablo Rey dejaron casa, trabajo, familia y amigos para dar la vuelta al mundo. En un principio pensaron que lo conseguirían en cuatro años, pero han pasado siete desde que salieron de Barcelona y aún no han completado su recorrido. Lo único que tienen claro es cuánto les ha costado el viaje hasta ahora: 700 euros mensuales.

El oficio de Pablo Rey era vender ideas. Es creativo publicitario, llegó a fundar su propia agencia y antes de cumplir los 33 años había ganado premios y el dinero suficiente para comprar un piso en Barcelona. Pero dice que la mejor idea de su vida se le ocurrió junto a Anna Callau, su novia: cambiar de vida, dejar lo que tenían hasta ese momento y dar la vuelta al mundo. “No tiene que ser costoso”, pensaron, y después de hacer algunos cálculos dieron con una cifra austera y bastante aproximada que, siete años después, ya saben que necesitan de media para recorrer el planeta: 700€ cada mes.

Cuando salieron de casa, en el año 2000, estaban convencidos de estar dejando atrás también sus rutinas laborales, la vida sedentaria, el estrés urbano. Anna había estudiado empresariales y siempre había tenido una vida tranquila, muy casera, casi sin moverse de Barcelona. En cuanto a Pablo, a pesar de haber venido de Argentina, también se sentía perfectamente instalado y cómodo en su ciudad adoptiva. “Pero ya me veía: publicista con un cierto éxito, gordo y creído… yo no quería eso. Yo quería conocer el mundo. Es así: cuando vas detrás de tu sueño, luego viene lo demás.”

El piso en Barcelona lo tienen alquilado: hay que seguir pagando la hipoteca. Por eso cuando vuelven a Barcelona no tienen donde dormir. Esta vez no ha sido distinto. Ambos me reciben en casa de la madre de Anna, un quinto piso en el barrio de Sagrera que hace las veces de lugar de descanso, búnker para planear el próximo trayecto y almacén de recuerdos, pues allí también guardan todas las cosas que han comprado o sencillamente les han regalado desde que iniciaron el viaje. En cajas de cartón tienen tapices, botas usadas de Panama Jack, piezas de la furgoneta y una colección de 1.400 botellas antiguas y serigrafiadas. “¡Son su tesoro!”, exclama Anna como una advertencia ante cualquier comentario sobre Pablo y su cargamento de botellas.

Cuando comenzaron, pensaban completar el recorrido en cuatro años. Pero a los cuatro meses se dieron cuenta de que eso sería totalmente imposible. “Nos encariñábamos con la gente, y así nos fuimos retrasando”, cuenta Anna. Desde entonces han transcurrido siete años, y esperan no pasar de diez (“aunque nunca se sabe…”).

Lo único que tienen claro es que lo que les falta lo recorrerán con otra idea, y extraen un libro que piensan intercambiar y vender en el camino. Se titula La vuelta al mundo en 10 años: AFRICA y son sus memorias de viaje, historias de aventuras y peligro, algunas de las cuales aparecen en su web (www.viajeros4x4x4.com) y que esperan publicar en otro volumen de mayor formato.

“Por ahora somos ricos en tiempo para cumplir nuestro sueño, y eso, por el momento, es suficiente”.

5 Comments on “¿Cuánto cuesta cambiar de vida? (Revista Ling, España)”

  1. Hola !!! soy una chica de malaga, mi sueño es dar la vuelta al mundo, no sé si algun dia lo lograre, pero cuando leo vuestro casos me crea una ilusion muy grande y alegria por vosotros.

    Un saludo a todos lola

  2. la verdad es ke es muy romantico…pero hay familias enteras en francia ke si ke han dado a vuelta al mundo con sus hijos
    bueno, animo!!!!!!!!!!!!!
    que lo consigais!!!!!!!!!!

  3. AHHHH….todo esto es muy bonito cuando no se tiene hijos…! lo demás es cuento. Teniendo hijos el deber llama a educarlos, y no se podra aventurar. De todos modos suerte y cuidado pués en ISRAEL, no es recomendable ya que los Judíos son guíados por EL TALMUD, el odio a los humanos y el pleno derecho a matar NO JUDÍOS.

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.