17- En las islas flotantes de los Uros, Lago Titicaca

Islas de los Uros, Lago Titicaca, Perú

Perú, kilómetro 155.758 de la vuelta al mundo

El camino hacia el cielo es penoso. La ruta de Moquegua hacia Puno está llena de agujeros y créanme, cuesta respirar. El paisaje te quita el aliento, las curvas suaves de las montañas que perdieron la aspereza casi recuerdan la piel, el agua es cristalina y por las noches se congela y suena cling, cling. El infierno puede ser el sitio más hermoso del mundo.

Pero te gusta buscar la desolación, esos lugares perdidos donde nadie puede rescatarte. Sólo tú. Sólo tú puedes salir de allí, entrar y salir del infierno, perderte con una furgoneta, con un 4×4 donde pocos han llegado y desaparecer. Nadie te ve durante una semana, nadie sabe donde estás, nadie te espera ni puede avisar que estás perdido. Un tic tac de alarma comienza a subir de volumen en tu cabeza.

A partir de los 3.200 metros de altura el cuerpo se vuelve pesado. Trescientos metros más arriba ir corriendo al baño puede ser peligroso, puedes marearte y perder el equilibrio y lo peor, cagarte encima. A 3.800 metros necesitas respirar conscientemente. Te duermes y tus pulmones se olvidan, también se duermen y con suerte te despiertas asfixiado. La conmoción es tan fuerte que no vuelves a cerrar los ojos. El problema es, la ruta continúa subiendo. Y la única solución al mal de altura es bajar.

Sí, porque el oxígeno que corre por tu sangre engorda y parece un planeta a punto de explotar, un globo que atraganta las cañerías rojas y entonces te preocupas. Si en este momento te cortaran en pedacitos descubrirían a tus células desesperadas implorando una vivisección.

Ni siquiera puedes poner música. A 4.000 metros el iPod no funciona y la radio está muda. Entonces, cuando estás a punto de tocar el cielo, cuando ya todo da igual y sólo quieres llegar o reventar, comienzas a bajar y encuentras un lago donde las islas flotan, libres de la tierra.

O estás loco, o estás muerto.

O estás en el lago Titicaca, en las islas de los Uros.

Llegada a las islas de los Uros, provincia de Puno, Perú

En el lago Titicaca nos cruzamos con un bote de totora

Bienvenido… Kamisaraki!!!

Historia actual de los Uros

¿Como se construye una isla flotante? 1

¿Cómo se construye una isla flotante? 2

Midiendo la profundidad bajo la isla, 20 metros

Paisaje en las islas flotantes de los Uros, Puno

Caminando sobre las islas flotantes de los Uros

Botes de totora con temas y diseños distintos en el Lago Titicaca

Despedida tradicional de la islas de los Uros

Extra, anciana moliendo granos con una piedra

10 Comments on “17- En las islas flotantes de los Uros, Lago Titicaca”

  1. ESTAS ISLAS FLOTANTES ATREVES DE LO QUE MUESTRAN ES ALGO ASOMBROSO ME GUSTARÍA HACER UN VIAJE A LA ISLA DE URO O FLOTANTE DESDE SALTA CUANTO ME SALDRÍA EL VIAJE??????

  2. DOY GRACIAS A LA AGENCIA DE VIAJES TITIKAKA ADVENTURES DE LA CIUDAD DE PUNO PERU.
    GRACIAS A SUS OFERTAR TUBE LA OPORTUNIDAD DE PODER DISFRUTAR UNA NUEVA MANERA EL LAGO TITIKAKA EN KAYAKS, LA VERDAD VIVI UNA AVENTURA INOLVIDABLE, SON MUY BUENO Y ATENTOS TODOS DE LA AGENCIA, PERSONALMENTE Y MI GRUPO LOS RECOMENDAMOS QUE SE CONTACTEN CON LA AGENCIA TITIKAKA ADVENTURES DE PUNO PERU, LOS DARA MUY BUENAS OFERTAS, ESPERO VERLOS PRONTO EN EL LAGO TITIKAKA EN LOS KAYAKS.

    PARA TODOS LOS QUE QUIEREN LA AVENTURA PUEDEN CONTACTARSE:

    manager: Hernan pilco

    titikaka_adventures@hotmail.com
    http://www.titikakaadventures.com
    PUNO LAGO TITIKAKA – PERU

  3. Amantaní

    Bailaba desde lo más alto de la isla. Bailaba y daba vueltas, su falda de colores giraba alegre, su sombrero se dejaba caer a su espalda para volver a levantar el vuelo, jugando con el rostro de la niña feliz.

    Era la hija de la señora Teodora, la señora que nos ofreció su casa como lugar de reposo en la apartada isla de Amantaní, en las inmediaciones de un lago Titikaka convertido en mar. El rostro de la fanciulla, de sonrisa incansable, mostraba la magia del juego que no cesa, de la vida convertida en un entretenimiento pasajero, que lo hacía todo sencillo, mucho más simple de lo que suponemos los extraños que acá llegamos. Los señores de sombreros de copa y chaquetilla ceñida al cuerpo, y las mamitas de faldas y chalinas de mil colores nos saludaban con su mirada limpia y amable y a continuación continuaban, sentados en círculos, con sus conversaciones aparentemente amenas, tranquilas..

    Desde arriba la vista se perdía en todas direcciones. Desde la cima de esta isla que se recostaba sobre el mar dulce de las alturas, estando por encima del pico más elevado que se pueda encontrar en la tierra de la que provengo, se podían ver las aves jugar con el viento, la lluvia caer por distintas partes del panorama vestido de azul… y entretanto un granizo intenso, de bolas de duro hielo como canicas, empezó a caer, y más que buscar cobijo dejé que los proyectiles que caían del cielo impactaran contra mi chubasquero convertido en chaleco antibalas e hicieran un clap-clap-clap violento y amable al unísono. Desde esta tierra, dejándome llevar bajo el granizo, jugando a no ser nada más que un cuerpo entre bolitas de hielo que caían, sentía el sosiego del alma, que sigue siendo mi búsqueda tranquila.

  4. Estuve allí tan sólo un par de semanas después que vosotros!!! Yo hice el circuito por el sur de Perú durante dos semanas, y en los Uros estuve sobre el 22 de julio, o por ahí.. Bueno, ya sabeis lo que es.. Sencillamente increible, me encantó, aunque claro, de hecho me encanta viajar.. Y lo que decís de las alturas totalmente cierto, aunque yo lo pasé peor en Arequipa (2400msnm) que en el punto más alto de la “carretera” que une Arequipa y Chivay, en Colca (4910msnm). Y es que el famoso “soroche”, o “sorojche” es horroroso..
    Bueno, nada más que decir.. que me parece increible vuestra aventura, digna de admirar. Espero que os vaya genial, hasta Alaska…, y que vayais posteando cada un tanto, que pueda ir leyendo como os va..
    Recibid los saludos de un natural de vuestro punto de partida, Barcelona.

  5. Ayer en el avión ( por trabajo! ) ,en una de aquellas revistas de líneas aéreas , he leído un articulo que hablaba de vosotros y hoy al llegar a casa he buscado en internet vuestra pagina web y me ha encantado poder leerla, pero me ha sabido a poco… me he quedado con una gran gana de saber mas cosas y de poder hacerlo de aquella forma tan simpática que tenéis de escribirlo.
    Me gustaría vivir en un país lejano para poderos decir “no paséis por allí sin parar por mi casa “, pero por mala suerte solo soy una suiza que vive en Barcelona .
    Por favor si os acordareis, no dejad de avisarme cuando salga vuestro libro : lo compraré y leeré con mucha ilusión.
    Que tengáis mucha suerte y que os lo paséis muy bien donde sea que estéis ahora .
    Siempre he pensado que al llegar a los ochenta años y al mirar atrás, hay que tener muchas experiencias que recordar y creo que vosotros lo vais a conseguir.
    Adelante!

  6. Pablo,Anna…
    Supe de esas tremendas alturas al ir a los géyseres del Tatio,a las lagunas altiplánicas en Chile….nunca antes había sentido mis pasos tan pesados….nunca una caminata de unos pocos cientos de metros me había parecido tan larga…
    ¡Que esfuerzo respirar!Ni cuando fui hace años al Tren de las Nubes me había sentido así….
    Pero valió la pena,valió la pena sentir que mi corazón palpitaba como para salírseme
    para ver esos lugares…para estar allí…
    Vi los videos..están increíbles esas islas”artificiales”pero en armonía con la naturaleza…había oído de ellas…pero es gracias al video de uds.que las pude ver…
    Sigan disfrutando de su viaje….cuídense…..
    Un abrazo….

  7. que lindo hernos pablito y ana, q siga fluyendo con llenas de energia y sea cumplido sus deseos de la suerte, conoser y discubrir mas historias antiguas y presentes de cada pais. entonces hermano pablo cuando una vez que acaves todo, te voy a pedirte un libro de anivel de tus viajes, okee gracias ., espero que segamos en contacto para comonicarnos. pues amigos les deseo mucha suerte y que siga tus deseos con mucha energias y siempre con los apus y pachamama y que las cuide nuestro padre eterno y la virgencita que los cuide que los guie en todo sus caminos

    chaooo hasta pronto amigos., julio.

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.