Gracias Suiza

www.viajeros4x4x4.com
  • A Melodie Colette Lotte Le Blevennec, por dejarnos su habitación en Ginebra, conseguir las primeras cervezas gratis en el bar de su padre y llevarnos de aquí para allá en su 2 caballos. Por largarse a vivir a Mongolia y echarnos la culpa de ello.
  • A Martin Schmidt, por la fondue, la raclette y por dejar la puerta de su casa siempre abierta, aunque no haya nadie.
    A los padres de Martin, por dejarnos limpiarles un cerezo (excepto las ramas de abajo que pertenecen a la abuela).

003-catalunya-melodie-en-barcelona.jpg

Tu opinión importa. Si te gustó la historia, dejanos un comentario.